LOS ANUNNAKI (PARTE II)

5
(7)

Los Annunaki son, probablemente, la tribu que más ha interaccionado e interacciona con el ser Humano. Vimos en el artículo inicial de esta saga, que son una raza de terrestres no-humanos que busca el dominio sobre nosotros. Su objetivo es el control absoluto de esta MetaMatrix, pero no precisamente por el bien de la Humanidad.

Vamos a adentrarnos en el conocimiento de la primera de las doce tribus y para que se ponga en situación, le recomendamos que lea nuestro primer artículo:

UN POCO DE HISTORIA ANNUNAKI

Hay que empezar intentando comprender las más de 20.000 tablillas de escritura cuneiforme encontradas hace poco más de un siglo en Irak/Iraq (fundamentalmente). Sólo unas dos centenas de estudiosos podían leer e interpretar dichos caracteres sumerios. Entre ellos, teníamos como dijimos a Zecharia Sitchin, que dedicó casi toda su vida a esta labor.

Según Zecharia, una poderosa raza de seres avanzados diseñaron la Humanidad cientos de miles de años atrás. Antes del gran panteón de divinidades griegas y egipcias, estaban los antiguos dioses mesopotámicos, en lo que actualmente es Irak/Iraq e Irán, y en algunos textos de estas civilizaciones se mencionan a los Anunnaki, también llamados Anunna o Ananaki.

Los Anunnaki fueron los principales dioses para sumerios, acadios, asirios y babilonios, pero variaban tanto las descripciones, como el número de ellos y, sobre todo, la importancia de cada uno y el papel que representaba. 

Tablilla sumeria de influencia anunnaki

Tablilla sumeria de influencia Anunnaki

INFLUENCIA ANNUNAKI SOBRE LA TIERRA

La raza extraterrestre muy avanzada denominada Anunnaki, llegó al planeta Tierra con el objetivo de formar nuevas colonias. Necesitaban para ello extraer minerales como el oro, lapislázuli, cobre, dioritas y plata, que eran muy abundantes aquí en la Tierra en aquel entonces.

El rey Anu designó a sus hijos como los encargados de supervisar las labores y la expansión de las colonias. El primogénito Enlil se encargó de la Tierra y otro de sus hijos, Enki, supervisó todo lo que sucediese en las aguas y mares. La Tierra en aquel entonces no tenía las mismas condiciones ambientales y topográficas que ahora, por lo que los proyectos Anunnaki tuvieron muchos inconvenientes y dificultades.

Por esta razón se armó un consejo entre los líderes de Nibiru para desligar a los Anunnaki de los arduos trabajos que, por otra parte, ellos mismos se negaban a continuar. La decisión final fue traer desde Nibiru a una raza llamada Igigu para así continuar con los proyectos. Según se indica, los Igigu (Igigi, según las traducciones de Sitchin) son un tipo de raza inferior que estaba sometida a los Anunnaki en Nibiru. Aquellos fueron obligados a continuar con los trabajos.

LOS ANUNNAKI ESCLAVIZAN A LOS IGIGU

Los Igigu trabajaron durante casi tres milenios en la extracción de minerales, pero no solo eso, también se encargaron de construir bases, colonias y puertos espaciales. Para ello tuvieron que modificar la topografía del lugar y, sobre todo, abastecer las nuevas metrópolis de tierras fértiles. Así que trabajaron en la desviación de las corrientes de los ríos Tigris y Éufrates, con tal de conducir el agua hacia las nuevas colonias Anunnaki alrededor de toda Mesopotamia.

Esto significó años de esclavitud y sometimiento. Como resultado, los Igigu, ya cansados, decidieron rebelarse en contra de los Anunnaki. Se organizaron, paralizaron sus labores y destruyeron sus herramientas y máquinas de trabajo. Se armaron y se dirigieron hacia el palacio de Enlil, el E-Kur. Enlil estaba a cargo de supervisar y comandar todo lo que sucedía en la Tierra, incluyendo los trabajos de los Igigu. Por esta razón éstos se acercaron a su palacio con tal de asesinar a Enlil y crear una revolución.

Los guardias del E-Kur lo alertaron sobre lo que sucedía puertas afuera del palacio y Enlil encolerizado llamó a sus hombres para combatir a los rebeldes. Sin embargo, su sirvienta Nuska lo convenció para crear una asamblea diplomática con el fin de encontrar una solución pacífica.

Los Igigu escogieron a sus representantes para asistir a la asamblea, en la cual estuvieron presentes algunos líderes Anunnaki, como Anu, Enki, Ninhursag y Enlil. Cuando los Igigu terminaron de quejarse sobre la esclavitud a la que estaban siendo sometidos, Enki tomó posición a favor de los Igigu comprendiendo que los Anunnaki habían tenido una actitud muy opresora en contra de esta raza inferior.

Reproducción moderna (2.300 a.C.) del Dios sumerio Anunnaki Enki

Reproducción moderna (2.300 a.C.) del Dios sumerio Anunnaki Enki

... HASTA QUE CREAN AL HOMO SAPIENS

Enki convenció a los líderes Anunnaki de liberar a los Igigu y buscar otra alternativa para continuar con los trabajos en el planeta Tierra. La decisión fue crear una nueva raza esclava e inferior en todo sentido, que fuera inteligente y que tuviera la capacidad de continuar los trabajos en la Tierra y al mismo tiempo servir a los dioses. Los líderes Anunnaki designaron a Ninhursag, experta en ingeniería genética, para el desarrollo de esta tarea. Ella y Enki se encargaron de realizar esta labor en el laboratorio de Nippur, al cual los antiguos llamaron -…fábrica de carne…-

En este lugar, Enki y Ninhursag extrajeron su DNA y analizaron toda su cadena genómica con el fin de que pudiese ser ensamblado en el DNA de otra raza. Pretendían crear seres híbridos físicamente inferiores, pero inteligentes y aptos. Es así como Enki y Ninhursag tomaron al primitivo ser que vagaba durante aquellos años, describiéndolo como -… seres desnudos que no conocían el pan ni la ropa…- : el Homo Erectus. Con ellos experimentaron la hibridación de esta nueva raza.

LOS ANUNNAKI YA USABAN INGENIERÍA GENÉTICA

Fue un trabajo muy complicado que llevó tiempo. Los primeros resultados fueron seres deformes que no tenían las capacidades adecuadas para trabajar y pensar, con problemas en las articulaciones y con dificultades para caminar. Hasta que llegó el día en que ensamblaron correctamente el DNA de ambas razas, uniendo artificialmente los cromosomas 2 y 3 del Homo Erectus. Redujeron los pares cromosómicos de 24 a 23, y lo mezclaron en la arcilla o útero de aquellas Anunnaki que estaban encargadas de gestarlos.

La palabra arcilla es un término que hace referencia al útero de las matrices Anunnaki que darían a luz, es decir, el reactante que llevaba consigo la fusión genética del Homo Erectus y de los Anunnaki. Se puede decir que estamos hablando de la descripción de una inseminación artificial en toda regla, a la cual nuestros antepasados interpretaron como -… mezclar la arcilla…-. Llegado el mes adecuado se realizó una cesárea, ya que los textos describen que -… Ninhursag desenvainó un filo con el cual abrió las matrices…- de las hembras Anunnaki. Posteriormente cortó los cordones umbilicales y vio que su experimento de hibridación había sido por fin un éxito.

Esta nueva raza resultó ser de color negro, razón por la cual fueron llamados Saĝ-gi-ga, traducido como cabezas negras. Incluso los dioses se referían a ellos simplemente como negros. El resultado del proyecto fue presentado ante Enlil y éste lo aprobó: ya tenía a sus esclavos.

Ninhursag, hija de Anu, se convirtió en la madre de la primera generación de Anunnaki nacida en la Tierra, junto a Enlil, Utu, Enki e Isumud.

Ninhursag, hija de Anu, se convirtió en la madre de la primera generación de Anunnaki nacida en la Tierra, junto a Enlil, Utu, Enki e Isumud.

LA HIBRIDACIÓN ANNUNAKI vs TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN DEL MASÓN DARWIN

Las escalas temporales de los textos sumerios y mesopotámicos en general datan el proceso de intervención genética hace unos 350.000 años atrás. Los Anunnaki al llegar a la Tierra por primera vez conocieron la existencia de un ser primitivo: el Homo Erectus. Este homínido fue intervenido genéticamente para dar origen al Homo sapiens.

El ser Humano actual nació, por tanto, sin ningún precursor evolutivo ni la presencia de un eslabón intermedio. Es más, posee alteraciones biológicas que indican una concepción nacida a base de un salto evolutivo enorme. Esto se debe, como dijimos, a la intervención de ingeniería genética de Enki y Ninhursag. Tomaron al Homo Erectus y mediante un proceso de modificación genética ensamblaron los cromosomas 2 y 3 a través de una fusión telómero-telómero, lo que es completamente anti-natural.

NUESTRO DNA NOS SEPARA DE LOS HOMÍNIDOS

Somos la única raza en el planeta Tierra que presenta esta complejísima fusión. Además, somos los únicos homínidos que poseemos 23 pares de cromosomas en lugar de los 24 pares que presentan los homínidos actuales y otras razas ancestrales. Las miles de enfermedades genéticas que se transmiten mediante la reproducción sexual son un grave vestigio de que nuestra evolución fue manipulada de forma inescrupulosa y a la vez muy rápida.

La evolución natural no permitiría que a través de la reproducción sexual se heredasen tantas enfermedades. Nuestro genoma y nuestro DNA no es perfecto, ni mucho menos se encuentra en buen estado debido a las modificaciones y alteraciones que sufrimos tiempo atrás. Los textos antiguos no narraron la creación del hombre a partir de la nada, siempre se destacó un tipo de procedimiento inicial cuyo resultado se mezclaba con la arcilla (útero) de las matrices. Son decenas de culturas antiguas que narran el origen del ser humano a partir del barro gracias a dos dioses creadores, que aportaron con su propio DNA y lo mezclaron en la arcilla.

LA CIENCIA TAMBIÉN CONFIRMA QUE LOS PRIMEROS SERES HUMANOS FUERON NEGROS

Lo que nuestros ancestros escribieron en lenguaje arcaico no es más que la descripción de un procedimiento genético elaborado por los dioses Anunnaki con el objetivo de crear una raza esclava. Los dioses bautizaron a esta raza como Saĝ gig-ga, o cabezas negras, haciendo referencia también a que los primeros Homo sapiens eran negros, como lo indica nuestra ciencia moderna. Para que los Humanos no descubriéramos nuestra verdadera identidad, los illuminati manipularon la ciencia e inventaron la teoría de la evolución de la mano del masón Darwin. Entre muchas cosas, dijeron que los Humanos somos el producto de la evolución del mono y que somos la única raza inteligente sobre la Tierra.

Panteón sumerio de los dioses Anunnaki

Panteón sumerio de los dioses Anunnaki

SEGUIMOS SIN SABER NADA DE NUESTRO ORIGEN ANUNNAKI

El resto de los científicos e historiadores investigan el pasado siguiendo como base esta teoría, por lo cual nunca sabremos nuestro verdadero pasado y lo que realmente sucedió. Es por esto que hay tantos saltos evolutivos y sucesos inexplicables que la ciencia oficial simplemente ignora. Hablamos, por ejemplo, de la fusión de los cromosomas 2 y 3, la ausencia de un eslabón (perdido) entre los restos Humanos en América y Australia fuera de lugar y sobre todo las ruinas de civilizaciones perdidas.

¿Cómo se pueden explicar las megalíticas estructuras y construcciones en avanzadas metrópolis alrededor de todo el mundo datadas sobre el año 10.000 a.C.? ¿No se supone que el Humano de entonces ni siquiera dominaba la agricultura ni las herramientas simples?¿Cómo llegó el Humano a América?¿Qué explica que existan vestigios y herramientas de Homo sapiens cuya datación es de 130.000 años? ¿Cómo migraron esos primeros Humanos desde África a América alrededor del 9.000 a.C., según la ciencia oficial?

 

(...) Ya estamos aquí, entre vosotros. Algunos de nosotros siempre hemos estado aquí, con ustedes, observándolos, y ocasionalmente guiándolos cuando surge la oportunidad (...) - Alexander Blade (pseudónimo) Clic para tuitear

 

C O N T I N U A R Á . . .

 

MÜLLER&P´REZ

Si le ha gustado el artículo Los Annunaki (parte II), compártalo en redes sociales. También puede suscribirse al blog para recibir por correo notificación de las nuevas entradas y recibir el “Compendio de Terapias Naturales” gratuitamente.

¿Le fue útil este artículo?

Pulse una estrella para calificar

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos 7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *