EXPERIMENTO “UNIVERSO 25”. LA FATÍDICA SOCIEDAD UTÓPICA

Experimento Universo 25
5
(11)

A pesar del abismo infranqueable que separa al ser Humano del resto de seres con los que comparte su naturaleza animal, en ciertas ocasiones se recurre a los estudios sobre animales para intentar comprender mejor a la sociedad Humana. Es el caso del experimento “Universo 25” que hoy tratamos. Este tipo de analogías no son una herramienta reciente. Se han utilizado desde la antigüedad, de hecho, son recomendadas incluso por el paciente y santo Job, según relata el milenario libro bíblico que lleva su nombre:

-…Y ahora pregunta a las bestias, y que ellas te instruyan…-.

Estamos convencidos de la importancia de este tipo de análisis y analogías, siempre que se tengan presentes las reservas necesarias.

Somos el animal social por excelencia. Cuando se realiza un experimento social con animales, más tarde pueden extrapolarse los datos para tratar de llegar a conclusiones en la sociedad Humana. Etólogos, psicólogos, biólogos e incluso antropólogos se sirven de los resultados de los estudios para hacer predicciones del comportamiento humano.

Un importante experimento social, llevado a cabo en la década de los 60, conocido como experimento “Universo 25”, puso de manifiesto cómo una sociedad utópica puede ser el germen de su propia destrucción. La conducta de roedores en una perfecta sociedad dejó al mundo sin palabras. Los resultados fueron algo más que inesperados… O no.

EL ORIGEN DEL EXPERIMENTO “UNIVERSO 25

JOHN B. CALHOUN

Pongámosle en antecedentes. El etólogo de USA, John B. Calhoun (1917-1995) fue un investigador del comportamiento animal, centrado en estudios sobre la densidad de población y sus efectos en el comportamiento. Llegó a afirmar que los perjudiciales efectos de la sobrepoblación observados en una sociedad de roedores podrían ser un modelo extrapolable al futuro del ser Humano.

Después de dar a conocer su trabajo en conferencias por todo el mundo, obtuvo reconocimiento internacional. La importancia de sus investigaciones es innegable, hasta el punto de que la NASA solicitó su opinión experta. Es más, sus estudios sobre roedores fueron usados por el antropólogo de USA, Edward T. Hall (1914-2009), como base para el desarrollo de las teorías proxémicas (1966).

John B. Calhoun, experimento Universo 25

John B. Calhoun en un descanso en su laboratorio de la granja Casey de Rockville – Maryland (1961).

LOS COMIENZOS DE CALHOUN

Calhoun estudió y se doctoró en biología con un estudio sobre el ritmo circadiano de las ratas noruegas. En el inicio de su carrera se le encargó investigar el comportamiento de estas ratas. La razón del estudio fue el importante problema de salud pública con los roedores, que presentaba Baltimore desde mediados del siglo XX.

En 1946 trabajó en el “Proyecto de Ecología de Roedores” de la Johns Hopkins” University.  Y en 1947 comenzó un estudio de algo más de dos años con una colonia de ratas noruegas en un corral al aire libre de unos 1000 m2. Era un experimento social sencillo, consistente en reunir un elevado número de roedores en un hábitat artificial provisto de recursos ilimitados para que se reprodujeran. Un mundo perfecto para roedores, sin depredadores, en condiciones ambientales ideales (temperatura, humedad, etc.) y recursos hídricos y alimenticios ilimitados.

Se introdujeron unas pocas parejas de ratas en este impecable complejo residencial y se calculó un crecimiento de población de hasta 5.000 ratas. Pero nada de eso ocurrió, no llegando a superarse los 150 habitantes. Con el transcurso del tiempo, éstas llegaron a comportarse de una forma muy extraña.

Los resultados hicieron reflexionar a Calhoun, así que durante años se dedicó a realizar estudios de excesos de población mediante experimentos con ratas noruegas y ratones. 

TRABAJO MULTIDISCIPLINAR

Un importante dato para comprender la importancia de sus trabajos es que Calhoun no sólo trabajó para la Universidad, sino que también lo hizo para el “Walter Reed” National Military Medical Center en la división de neuropsiquiatría (1951). Y en 1954 obtuvo su puesto en la Sección de Sistemas de Comportamiento, Laboratorio de Evolución y Comportamiento Cerebral del NIMH (Instituto Nacional de Salud Mental) donde llevó a cabo su labor durante los siguientes 33 años. 

En 1958 comenzó una investigación en un laboratorio instalado en el segundo piso del enorme granero de la granja Casey, a las afueras de Rockville (Maryland). Duró hasta 1962 y en ese tiempo estudió el comportamiento de ratas noruegas domesticadas sometidas a un hábitat con sobrepoblación. Tras esta investigación, Calhoun fue invitado a pasar un año en el CASBS (Centro de Estudios Avanzados en Ciencias del Comportamiento), de la prestigiosa Stanford University (California).

PRIMERAS CONCLUSIONES DEL EXPERIMENTO SOCIAL

El experimento fue publicado en la revista Scientific American (1962) con el título Population density and social pathology (Densidad de población y patología social). Calhoun describió el comportamiento de las ratas de la siguiente manera:

-… Muchas de las ratas hembra fueron incapaces de llegar a culminar un embarazo, en otros casos cuando tenían una camada rápidamente las abandonaban. Un número aún mayor, después de dar a luz con éxito, no tenían ningún tipo de función materna. En los varones existían grandes alteraciones desde la conducta sexual hasta el canibalismo o la hiperactividad frenética. En los experimentos en los que se desarrolló esta parte de las pruebas la mortalidad infantil fue del 96% entre los grupos más desorientados en la población… –

La publicación de este trabajo le otorgó renombre mundial, dada la posible relación con la conducta social de la Humanidad. Aunque sus estudios mostraban el colapso de una sociedad en un modelo animal, implicaban un toque de atención a los modelos sociológicos y de sociedades Humanas urbanas.

El siguiente paso se convirtió en el experimento “Universo 25”.

John Calhoun y el Papa

Encuentro con el Papa Pablo VI (27 de septiembre de 1973).

EL EXPERIMENTO “UNIVERSO 25”

En 1968, John B. Calhoun dirigió el más famoso experimento social de los efectuados por él. Usando una propiedad del NIMH (Instituto Nacional de Salud Mental) construyó unas instalaciones que albergaron el conocido experimento “Universo 25“.

En 1972, después de varias pruebas, introdujo cuatro parejas de ratones en perfecto estado de salud en un paraíso ratonil, su universo perfecto. Constaba de un espacio cuadrado de metal de 2,7 m. por lado y paredes verticales de 1,4 m. Cada lado tenía pasadizos verticales de malla de alambre que daban acceso a nidos, dispensadores de agua y comida. Los roedores contaban con las condiciones perfectas, sin escasez de comida, agua ni de material para anidar. No había depredadores y la única adversidad era el límite del espacio.

La Tª era de 20º C y la limpieza se realizaba frecuentemente. Se pretendía que los roedores tuvieran todo lo necesario para aumentar su población. Se creó una infraestructura para que casi 10.000 ratas pudieran comer a la vez.

Inicialmente, la población creció rápidamente, duplicándose cada 55 días. La población llegó a 620 individuos en el día 315. Pero curiosamente, el previsible crecimiento exponencial disminuyó notablemente a partir de entonces, duplicándose sólo cada 145 días. El último nacimiento sobreviviente tuvo lugar en el día 600, llevando la población total a sólo 2.200 ratones, aunque la configuración del experimento permitió hasta 3.840 ratones en términos de espacio para anidación.

En el período comprendido entre el día 315 y el día 600 se produjo una ruptura en la estructura social y en el comportamiento normal. Entre las anormalidades en el comportamiento social de los roedores se observaron:

  • La expulsión de las crías antes de que el destete finalizara.
  • Comportamiento agresivo de las hembras.
  • Heridas en las crías.
  • Incapacidad de los machos dominantes para mantener la defensa de su territorio y de las hembras.
  • Pasividad de los machos no dominantes con aumento de los ataques entre ellos que no se defendían.
  • Aumento del comportamiento homosexual.
  • Clara disminución de la tasa reproductiva.
  • Canibalismo.

EL FATÍDICO DÍA 600 DEL EXPERIMENTO “UNIVERSO 25”

Después del día 600, la población se redujo dramáticamente hasta el colapso final de la sociedad ratonil y su desaparición total.

Durante este período las hembras dejaron de reproducirse, no hubo más cría y los patrones de comportamiento cambiaron permanentemente. Los roedores que habían perdido toda actividad social (sobre todo los machos jóvenes no dominantes), se reunían en un espacio apartado: eran los – parias -. Simplemente dejaban pasar el tiempo mientras comían y dormían.

Y otro grupo de machos se alejaron de las hembras sin entablar cortejo o una pelea para ganarse su favor. Comían, bebían, dormían, se aseaban a sí mismos, es decir, hacían todas las actividades de forma solitaria. El pelaje era abundante y sano, tenían un aspecto saludable y no presentaban cicatrices. Estas características sirvieron para denominar a estos machos como los – guapos – y así designar a aquellos individuos pasivos que no participaban de la interacción social.

Experimento social "Universo 25"

Experimento social “Universo 25”.

CATASTRÓFICAS CONSECUENCIAS

El experimento se publicó en el Journal of the Royal Society of Medicine bajo el título “Death squared: The Explosive Growth and Demise of a Mouse Population” (“Muerte al cuadrado: El crecimiento explosivo y la desaparición de una población de ratones”). Los resultados observados del experimento “Universo 25” fueron aterradores. Cuando todo el espacio físico disponible fue tomado y los roles sociales fueron cumplidos, la competencia y el estrés experimentados por los individuos resultó en una ruptura total de los comportamientos sociales complejos, resultando finalmente en la desaparición de la población.

Calhoun vio el destino de la población de ratones como una metáfora del destino potencial de la Humanidad. Caracterizó el colapso social como una – segunda muerte – con referencia a la segunda muerte mencionada en el “Libro de las Revelaciones”. Afirmó que -… en cierto modo, las criaturas habían dejado de ser ratones mucho antes de su muerte, una “primera muerte” que arruinó el espíritu y a la propia sociedad de manera tan profunda como lo haría la “segunda muerte” del cuerpo físico…-

El que tenga oído, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias. El que venciere, no recibirá daño de la segunda muerte - Apocalipsis 2:11 Clic para tuitear

Su estudio ha sido citado por escritores como Bill Perkins cuando advierte de los peligros de los vivos -…en un mundo cada vez más atestado e impersonal… –

UN UNIVERSO PARALELO

Antes del colapso total de la sociedad de ratones, Calhoun diseñó otro experimento colateral. Extrajo varias hembras y algunos de estos – guapos – del infierno sobrepoblado y los introdujo en otra instalación con condiciones ideales. Sin embargo, a pesar de contar con el espacio y los recursos necesarios, los roedores no cambiaron su comportamiento, se negaron a aparearse y a realizar funciones sociales relacionadas con la reproducción. Como resultado, no hubo nuevos embarazos y los ratones murieron de viejos entre condiciones perfectas.

Habían sido irreversiblemente marcados a fuego por el experimento social previo. Su espíritu había muerto.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL EXPERIMENTO SOCIAL “UNIVERSO 25”?

El Dr. Calhoun repitió la experiencia veinticinco (25) veces y en las veinticinco ocasiones el resultado fue el mismo: la total extinción. Cuando se alcanzaba el pico de habitantes, cada rata estaba permanentemente en compañía de otros cientos. Se reunían en el centro del recinto sólo para ser alimentadas. En esos momentos todo se convertía en caos, violencia, porque el gran espacio inicial se había transformado en claustrofóbico.

Los machos, cada vez más estresados, dejaron de procrear, lo que Calhoun atribuyó a una falta de atractivo percibido por las propias hembras. Éstas quedaban embarazadas cada vez en menor número. Las pocas que lo hacían se olvidaban de sus crías. Al final, sólo persistieron unas pocas ratas, ninguna joven, ninguna embarazada y sin posibilidad de reproducirse al haber perdido todo rastro de relación social. Era la total aniquilación del espíritu social.

El Dr. Calhoun creía que su investigación proporcionaría pistas sobre el futuro de la Humanidad, así como formas de evitar un desastre inminente. Durante la década de 1960, junto con el Dr. Leaonard Duhl, formaron un grupo informal, los – Cadetes del Espacio –, que se reunían para discutir los usos sociales del espacio. Los miembros de este grupo provenían de disciplinas tan diversas como arquitectura, planificación urbana, física o la psiquiatría.

Debemos buscar diligentemente esos desvíos creativos de los que, por sí solos, traerán la conceptualización de un evolucionado proceso de diseño. Esto puede asegurarnos un futuro abierto en cuya realización podamos participar - John B. Calhoun Clic para tuitear

LA INTELIGENCIA NATURAL DE LOS CAZADORES-RECOLECTORES

Los riesgos asociados con una alta densidad de población son conocidos por los cazadores-recolectores del presente etnográfico. Y, como no, de tiempos remotos. Como hemos defendido en este blog desde su fundación, éstos no se trataban ni se tratan de seres toscos carentes de razón. Por el contrario, eran y son más inteligentes que nosotros ,entendiéndose por inteligencia como la capacidad general para resolver problemas. Y decimos general, puesto que se sabe que no existe un único tipo de inteligencia, sino más bien un conjunto de capacidades o inteligencias, analítica, verbal, espacial, fotográfica, matemática, musical, emocional…

Estas sociedades se organizan políticamente en grupos locales de reducido tamaño, conocidos como – bandas –. Pueden ser de pequeño tamaño (10 individuos), mediano tamaño (25) y los de tamaño mayor (300 individuos). Estos últimos menos frecuentes.

La mayor parte del año las bandas viven dispersas, cada una en su campamento y se mueven libremente por el territorio. Con frecuencia, dentro de la misma banda las familias se encuentran dispersas. Conocen los conflictos sociales ocasionados por una reunión excesiva de semejantes. Rara vez se congregan con motivos rituales y lo hacen durante un corto periodo de tiempo.

Eso sí, cuando se acerca la estación rigurosa, en la que los recursos alimentarios y/o el agua escasean, las bandas se agregan para compartir los riesgos de la subsistencia. Anteponen la supervivencia a los posibles peligros asociados con una mayor densidad de población. En cuanto la disponibilidad de recursos aumenta y se reduce el riesgo para la subsistencia, vuelven a dispersarse. Y vuelta a empezar.

A este ciclo anual, tan característico de las sociedades de economía cazadora-recolectora, se conoce como – ciclo de agregación-dispersión -. Gracias a esta movilidad se consiguen minimizar los riesgos de conflicto social y subsistencia.

Si le interesa la nutrición y alimentación, puede leer nuestro artículo sobre la dieta paleolítica y el mito de los cazadores-recolectores. Encontrará información interesante de cómo se desenvuelven estas increíbles gentes.

LA MUERTE DEL ESPÍRITU SOCIAL ES EL FIN DE LA HUMANIDAD

No es difícil darse cuenta de que el experimento “Universo 25” estaba anunciando lo que actualmente está sucediendo en la Humanidad. Durante décadas, poco a poco, gradualmente (de forma premeditada), los cánones de la sociedad han sido cambiados. Se ha llevado a cabo un claro plan desestabilizador de la sociedad, vinculado a una intensa degradación de los valores sociales, éticos, morales y religiosos, con el fin de minar el espíritu del ser Humano.

-… Pero ésa es otra historia y deberá ser contada en otra ocasión…– y la desarrollaremos en un futuro artículo de nuestra categoría sobre la teoría conspirativa

Si frente al amanecer de un nnuevo día usted se estremece, puede que haya un atisbo de esperanza para la Humanidad (foto cedida por M. Holguín Mohedas)

Si usted se estremece al contemplar el despertar de un nuevo amanecer, puede que aún haya un atisbo de esperanza para la Humanidad (foto cedida por M. Holguín Mohedas)

 

MÜLLER&P´REZ

Si le ha gustado el artículo “EL EXPERIMENTO SOCIAL – UNIVERSO 25 -“, compártalo. También puede suscribirse al blog para recibir por correo las notificaciones de las nuevas entradas y noticias. ¡Ah! y recibirá gratuitamente el Compendio de Terapias Naturales” .

¿Le fue útil este artículo?

Pulse una estrella para calificar

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos 11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *