Echinacea purpurea, un antivírico potente

ECHINACEA PURPUREA: UN ANTIVÍRICO POTENTE

4.7
(41)

Los acontecimientos de las últimas semanas, en relación con la pandemia por coronavirus (SARS-CoV2 o COVID-19), han puesto al mundo patas arribas. La gente se encuentra absorta y alarmada con el avance de los contagios. Por parte de las autoridades sanitarias se han recomendado diversas medidas para esquivar al coronavirus (protección contra el contagio), pero nada para combatirlo de frente. De hecho, se están ensayando fármacos antivirales y buscando una vacuna. Sin embargo, la naturaleza nos ofrece remedios maravillosos, de los que no se habla, entre los que destaca (porque son muchos): la Echinacea purpurea (EP).

En este post tratamos fundamentalmente de su utilidad en las infecciones por virus respiratorios. También sobrevolamos su actividad inmunomoduladora y otras de sus propiedades antimicrobianas. Por último, consideramos la posibilidad de usar preparados de Echinacea purpurea para la prevención y tratamiento de la infección por el nuevo coronavirus. 

ECHINACEA PURPUREA

La Echinacea es un género de plantas herbáceas, que incluye 10 especies distintas, entre las que destacan por su uso medicinal la Echinacea pallida, Echinacea angustifolia y Echinacea purpurea.

Todas las especies de echinacea han sido utilizadas durante siglos por las poblaciones nativas de Norteamérica para el tratamiento de las infecciones y las heridas.

Recientemente, la variedad púrpura (purple-coneflower, como se la conoce en Estados Unidos) ha adquirido mayor renombre. Sus usos tradicionales comprenden las infecciones respiratorias (resfriado común, faringitis, bronquitis, gripe, etc.), las infecciones urinarias y los trastornos de la piel (infecciones, heridas, úlceras, quemaduras, picaduras, etc.).

INFECCIONES POR VIRUS RESPIRATORIOS

Generalmente, las infecciones respiratorias en los seres humanos tienen su origen en uno o más de un grupo de virus:

  • Rinovirus.
  • Virus Influenza A, B, C.
  • Virus Parainfluenza.
  • Coronavirus.
  • Virus respiratorio sincitial.
  • Ciertos adenovirus.

Los síntomas de las infecciones respiratorias causadas por virus incluyen estornudos, congestión nasal, producción excesiva de moco, dolor de garganta, tos, fiebre y malestar generalizado.

La mayoría de estos síntomas no son consecuencia de la replicación y actividad citolítica (destructora de células) de los virus, sino de la respuesta inflamatoria de los tejidos humanos inducida por los virus. Cuando el rinovirus, por ejemplo, alcanza los tejidos epiteliales, se activa la respuesta inmune innata, consistente en la secreción de citocinas proinflamatorias por parte de las células epiteliales (y ocasionalmente, por células inmunes, como los macrófagos). Estas citocinas están involucradas en muchos de los síntomas comunes de las infecciones respiratorias.

En otras palabras, para que se entienda mejor. En muchos casos la capacidad de replicación (multiplicación) del virus en los tejidos respiratorios es mínima. Entonces, ¿por qué aparecen síntomas tan molestos? Porque los virus estimulan la secreción de citocinas proinflamatorias. Esta producción de mediadores trae consigo la inflamación de varios tejidos respiratorios y, por tanto, la aparición de síntomas.  

Coronavirus implicado en infección respiratoria

EVOLUCIÓN Y COMPLICACIONES DE LAS INFECCIONES RESPIRATORIAS

En la mayoría de los casos las infecciones se resuelven espontáneamente. Sin embargo, se ha observado, especialmente durante las pandemias, casos graves en personas sanas, como consecuencia de una respuesta inmune exagerada y la liberación peligrosa de citocinas (tormenta de citocinas). 

En personas con un sistema inmunitario debilitado pueden aparecer complicaciones, que incluyen bronquitis, exacerbación del asma, neumonía y enfermedad obstructiva crónica (EPOC).

Las complicaciones pueden deberse, en algunos casos, a una sobreinfección bacteriana o infección bacteriana concurrente. Esto es debido a que las infecciones víricas crean condiciones ideales para la sobreinfección por bacterias. Por un lado, algunos virus respiratorios inducen una mayor adhesión de bacterias en los tejidos y, por otro lado, la inflamación secundaria altera la barrera física de defensa. Todo ello facilita la colonización bacteriana.

2 TIPOS DE VIRUS PANDÉMICOS: INFLUENZA A Y SARS-CoV

Antes de continuar, vamos a citar dos casos de pandemia ocurridos en este siglo y originados por virus implicados en infecciones respiratorias. Creemos que es necesario para que comprenda mejor la gran utilidad de la planta que hoy le presentamos, la Echinacea purpurea.

SARS-CoV

A finales del año 2002, se originó en China un brote epidémico de Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS), causado por un coronavirus (SARS-CoV). En pocos meses se extendió a numerosos países, adquiriendo el estatus de pandemia, la primera del siglo XXI.

Una de las características más notables de esta variante de coronavirus, al igual que otros virus respiratorios, es su capacidad de sobreestimular la secreción de citocinas proinflamatorias involucradas en la sintomatología de la enfermedad.

INFLUENZA A

Existen varios tipos del virus Influenza (virus de la gripe). Los tipos B y C afectan principalmente a seres humanos y causan afecciones estacionales relativamente leves. Sin embargo, el tipo A se ha relacionado con varias pandemias en el siglo XX. En el año 2009 tuvo lugar una pandemia, que todos recordaremos, causada por el subtipo H1N1 del virus Influenza A.

Debe destacarse que durante las pandemias se produjeron casos graves entre individuos sanos. La causa fue una reacción exagerada de la respuesta inmune, con la consiguiente liberación excesiva de mediadores proinflamatorios.

EN BUSCA DEL REMEDIO ANTIVÍRICO EFICAZ

Teniendo en cuenta lo anteriormente descrito, un agente preventivo y terapéutico ideal contra las infecciones víricas debería ser capaz de:

  • Aniquilar los virus, así como reducir su replicación y propagación.
  • Contrarrestar la secreción excesiva de mediadores proinflamatorios y
  • Prevenir la sobreinfección bacteriana.

Existen fármacos, como el Tamiflu, que bloquean la entrada del virus a la célula, evitando así su replicación y propagación. Pero no resultan efectivos contra el nuevo coronavirus (SARS CoV2), además de presentar efectos secundarios importantes. En la actualidad, los laboratorios se encuentran enfrascados como locos en el diseño de un fármaco antivírico y una vacuna para el nuevo tipo de coronavirus, que tanto pavor está acusando.

Pues bien, el maravilloso laboratorio de la naturaleza diseñó para nosotros hace millones de años un agente que cumple con las citadas características del antivírico eficaz. Estamos convencidos de que sería muy útil en la contención de la pandemia por coronavirus. Pero, es evidente, por razones que no vienen al caso, que a las multinacionales farmacéuticas no les interesa. Se trata de la Echinacea purpurea.

Echinacea purpurea

Por cierto, fíjese en el parecido entre la flor y algunos virus con membrana, como el coronavirus. Según la doctrina de las signaturas, la semejanza nos indicaría su utilidad.

ACTIVIDAD ANTIVÍRICA O ANTIVIRAL DE LA ECHINACEA PURPUREA

En diferentes estudios se ha demostrado que las preparaciones con extracto de etanol muestran una potente actividad antivírica (o antiviral, por derivación de la terminología inglesa), especialmente contra virus con membrana. Son susceptibles al tratamiento con Echinacea purpurea el virus del herpes simple 1, el virus sincitial respiratorio, el coronavirus, el virus de la Influenza A y B y los rinovirus.

Otros estudios han demostrado que la Echinacea purpurea interfiere la entrada del virus dentro de las células al inhibir la actividad de las neuraminidasas. Como resultado, también bloquea la replicación y propagación vírica.

Estudios posteriores han puesto de relieve que la Echinacea purpurea no resulta tan efectiva contra el virus intracelular, es decir, cuando ya se ha introducido e infectado la célula humana.  Esto quiere decir que la Echinacea purpurea actúa eficazmente:

  • Durante el contacto inicial con el virus y al inicio de la infección.
  • Durante la trasmisión del virus desde las células infectadas.

Expliquemos un poco mejor esto. Para poder multiplicarse, los virus necesitan hospedarse en el interior de una célula. Mientras se encuentra en al ambiente intracelular son refractarios al tratamiento con Echinacea purpurea. Ahora bien, una vez se han replicado y multiplicado, los nuevos virus salen fuera de la célula con capacidad para volver a infectar. En ese momento les está esperando la Echinacea purpurea para destruirlos por contacto directo. En consecuencia, los virus son susceptibles a la planta antes de entrar en la célula y al salir de ella. Dicho con otras palabras, los virus se encuentran atrapados y sin salida 🙂 .

Ciclo viral

ACTIVIDAD ANTIINFLAMATORIA DE LA ECHINACEA PURPUREA

Hemos hecho referencia a que los virus respiratorios estimulan la secreción de citocinas proinflamatorias, involucradas en la mayoría de los síntomas y responsables en parte de las complicaciones. Pues bien, la Echinacea purpurea es capaz de revertir total o parcialmente esta inducción vírica y, por tanto, la liberación de citocinas.

De ahí que la Echinacea purpurea sea un antiinflamatorio general con capacidad para mejorar la sintomatología de las infecciones respiratorias y prevenir las complicaciones.

REDUCCIÓN DE RECURRENCIAS Y COMPLICACIONES. SOBREINFECCIÓN BACTERIANA

Algunos estudios han demostrado que la Echinacea purpurea reduce la adhesión de las bacterias (como Haemophilus influenzae y Staphilococus aureus) a las células epiteliales bronquiales inducida por los virus respiratorios. Al mismo tiempo revierte la secreción de citocinas inflamatorias.

Como consecuencia, la EP posee la capacidad de reducir las complicaciones por sobreinfección bacteriana al evitar la adhesión bacteriana, por un lado, e inhibir la sobreproducción de citocinas de la inflamación, por otro lado. 

Un metaanálisis ha demostrado que la Echinacea purpurea reduce a la mitad el riesgo de infecciones víricas recurrentes y las complicaciones por sobreinfección bacteriana como la amigdalitis, bronquitis y neumonía. El efecto fue mayor en el caso de la neumonía, con una reducción del 68%.

ACTIVIDAD ANTIOXIDANTE

Durante las infecciones víricas se altera el estado redox, así que no podemos pasar por alto el potencial antioxidante de la Echinacea purpurea. Se ha demostrado que la suplementación con EF proporciona protección adicional durante la infección al restaurar el estado redox normal.

EFECTOS ANTIBACTERIANOS DE LA ECHINACEA PURPUREA

Los efectos antibacterianos de la Echinacea purpurea no se limitan a inhibir la adhesión de las bacterias a los tejidos e impedir su colonización. También exhibe una importante actividad bactericida.

Son sensibles a la planta bacterias como:

  • Haemophilus influenzae. Una de las bacterias que puede proliferar durante las infecciones virales causando complicaciones como la neumonía.
  • Staphilococcus aureus. Causante de complicaciones, como la neumonía, en pacientes ancianos.
  • Otras bacterias: Legionella pneumophila, Klebsiella pneumoniae, Streptococcus pyogenes y el Clostridium dificile.

Además, todas las bacterias, tal como sucede con los virus, cuando proliferan y se propagan inducen la liberación excesiva de citocinas proinflamatorias. Pues bien, la Echinacea purpurea revierte esa sobreproducción de mediadores de la inflamación.

Haemophilus influenzae

Haemophilus influenzae.

ACTIVIDAD ANTIPARASITARIA

Aunque la actividad antiparasitaria de la Echinacea purpurea no es el tema del presente post, no podemos terminar sin hacer una breve referencia.

El amplio espectro de actividad de la Echinacea purpurea incluye también a algunos protozoos parásitos, como las Leishmanias y los Trypanosomas, causantes de las leismaniasis y las tripanosomiasis (la africana o enfermedad del sueño y la americana o enfermedad de Chagas).

Ambos parásitos causan cientos de miles de casos nuevos de enfermedad al año y los fármacos que se usan en su tratamiento presentan con frecuencia serios efectos secundarios.

Algunos estudios han demostrado que ciertas preparaciones de Echinacea purpurea presentan actividad antileishmania y tripanocida, que permiten controlar el crecimiento de estos parásitos e inhibir la respuesta inflamatoria inducida por ellos.  

EFECTO SOBRE EL SISTEMA INMUNE.

Tradicionalmente se ha considerado que la Echinacea purpurea actúa como un inmunoestimulante general. Con base en los estudios científicos, siempre pensamos que los preparados de EP estimulaban la fagocitosis y la secreción de citocinas en los macrófagos.

Sin embargo, estudios más recientes han revelado una actividad dual de la planta. La Echinacea purpurea exhibe una acción estimulante o inhibidora de ciertas funciones de las células inmunes. Las células fagocíticas pueden ser influenciadas de modo diferencial por la Echinacea purpurea: según las circunstancias, pueden ser estimuladas o inhibidas.

En consecuencia, no se trata de un estimulante del sistema inmune, sino de un modulador de las funciones inmunitarias. Expresado de otro modo, la EP constituye un restaurador de la función inmune normal.

Flores de echinacea purpurea

Los preparados de echinacea purpurea más eficaces contienen principalmente las partes aéreas de la planta, es decir, esas preciosas flores. 

RECOMENDACIONES Y CONCLUSIONES FINALES

Los estudios han demostrado que no todas las preparaciones de Echinacea purpurea son igualmente eficaces. Los extractos de etanol, por ejemplo, presentan mayor actividad antivírica que los extractos acuosos.

Asimismo, la inadecuada estandarización también es responsable de que algunos preparados sean poco activos. Por tanto, debe adquirir el extracto de Echinacea purpurea de un laboratorio reputado. Nosotros recomendamos el extracto estandarizado EchinaforceR (en su versión Forte), del laboratorio Vogel, sobre el que se han realizado varios estudios, que han demostrado su potente actividad viricida.

Echinaforce Forte, uno de los mejores extractos de Echinacea purpurea

Por cierto, no existe por nuestra parte ningún interés en promocionar la marca. Le aseguramos que el laboratorio Vogel no sabe quienes son P´rez&Müller. Nuestras recomendaciones se basan en los estudios científicos realizados sobre diferentes preparaciones y en nuestra experiencia personal y profesional. 

En conclusión, las preparaciones de Echinacea purpurea presentan:

  • Actividad antivírica o antiviral contra numerosos virus respiratorios.
  • Acción bactericida contra ciertas bacterias implicadas en infecciones respiratorias.
  • Actividad contra otros microorganismos patógenos.
  • Inversión de la respuesta inflamatoria de los tejidos inducida por virus, bacterias y otros patógenos microbianos.
  • Capacidad inmunomoduladora.

Según el estudio de Hudson y Vimalanathan, citado en las referencias científicas, la combinación de las actividades biológicas de la Echinacea “podría reducir la cantidad de virus viable prevalente y su transmisión, y también conducir a la mejora de los síntomas inducidos por el virus.

En nuestra opinión, adquirir un extracto estandarizado de Echinacea purpurea (Echinaforce forte) resulta una de las medidas más eficaces para la prevención y tratamiento de la infección por el nuevo coronavirus. No presenta efectos secundarios ni riesgos para la salud y puede tomarse durante periodos largos de hasta 4 meses. 

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

Otros remedios antivíricos, y microbicidas en general, que nos ofrece la naturaleza son el Astragalus membranaceus (astragalo) y el Allium sativum (ajo). 

Puede que le interese también nuestros artículos:

Cómo fortalecer el sistema inmunológico en 9+1 pasos.

Vitamina C y sistema inmunológico.

REFERENCIAS CIENTÍFICAS

Aplicaciones de la Echinacea purpurea en enfermedades infecciosas.

Terapia antigripal de alta potencia mediante una combinación de Echinacea purpurea , tinturas frescas de hierbas y raíces.

Seguridad y eficacia de la Echninacea purpurea en la prevención del resfriado común. 

Equinácea: una fuente de potentes antivirales para las infecciones del virus respiratorio.

Inducción de múltiples citocinas proinflamatorias por virus respiratorios y reversión por Echinacea estandarizada.

Reduce el riesgo de infecciones y complicaciones.

Actividad inmunomoduladora (estimulante o inhibidora, según la situación). 

Agente inmunomodulador

P´REZ&MÜLLER

Si le ha gustado el artículo sobre la Echinacea purpurea, un antivírico potente, compártalo en redes sociales. También puede suscribirse al blog para recibir por correo notificación de las nuevas entradas y recibir el Compendio de Terapias Naturales gratuitamente.

¿Le fue útil este artículo?

Pulse una estrella para calificar

Puntuación media 4.7 / 5. Recuento de votos 41

Comments

    1. Author

      Hola, Miguel. En España pueden adquirirse los preparados en los herbolarios y en las farmacias. De hecho, nosotros hemos comprado recientemente el producto que recomendamos en la farmacia local. Un saludo.

  1. Yo la he usado durante años cuando me resfriaba. Acorta la duración de los resfriados y disminuye mucho los síntomas. Ahora la tomo cada invierno para prevenir la gripe y funciona muy bien. Muchas gracias por tan buena información.

    1. Author

      Efectivamente, María. La echinacea purpurea es un agente preventivo y terapéutico muy eficaz, no sólo para el resfriado común, sino para la gripe y otras infecciones respiratorias. Un saludo y gracias.

  2. Hola buenas tardes agradecería que me informarán a dónde puedo conseguir la echinea purporea aquí en Colombia que sea original de un laboratorio confiable yo resido en yopak Casanare agradezco la información….

    1. Author

      Hola, Paula. Los preparados de Echinacea purpurea suelen venderse en herbolarios, herboristerías y tiendas de herbodietética. Aquí en España, se pueden conseguir incluso en las farmacias. El producto que nosotros recomendamos es Echinaforce Forte, del laboratorio Vogel, que suministra a todo el mundo, así que no creo que haya problemas para conseguirlo en Colombia. En caso de que las tiendas especializadas de su lugar de residencia no dispongan del producto, también puede adquirirlo por intenet. Un saludo cordial.

Leave a Comment