Desintoxicar el organismo

CÓMO DESINTOXICAR EL CUERPO PARA RECOBRAR SU SALUD

El hígado y los riñones se encargan de depurar y eliminar los productos de degradación de los procesos metabólicos. Sin embargo, en la actualidad es muy habitual que las toxinas se acumulen e interfieran con el normal funcionamiento orgánico. Pueden producir desde trastornos leves y llevaderos hasta enfermedades más severas. De ahí que desintoxicar el organismo sea una prioridad para mantener una vida saludable. 

Usted puede reconocer que comienza a acumular un exceso de toxinas y debe desintoxicar el organismo porque:

  • Se siente más cansado que de costumbre.
  • Le falta energía y vitalidad.
  • No consigue concentrarse en la realización de sus actividades cotidianas. 
  • Su boca y cuerpo huelen mal.
  • Presenta dolores de cabeza más frecuentes, etc.
  • Se encuentra más nervioso y le cuesta conciliar el sueño.
  • Está aumentando de peso.

TEORÍA DE LA TOXEMIA

La naturopatía y más recientemente la homotoxicología del Dr. Reckeweg, consideran la toxemia como el verdadero origen de las enfermedades. Sin embargo, si usted le pregunta a su médico por las toxinas y la desintoxicación, probablemente ponga cara de póker. La medicina académica hace siglos que olvidó la teoría de la toxemia que, a día de hoy, aún se mantiene en vigor dentro de las terapias naturales.

Esta teoría viene de muy antiguo. Ya Hipócrates, médico griego que vivió entre los años 460 a.C – 377 a.C, la empleó para dar explicación a los procesos de la enfermedad. Sus postulados siguen vigentes, como hemos citado, en la naturopatía moderna.

Hipócrates, padre de la medicina

Según dicha teoría, las toxinas se generan durante los procesos metabólicos humanos y son eliminadas por los órganos de desintoxicación. Estos son los que Hipócrates denominó como emuntorios (colon, hígado, riñón, pulmón y piel). Sin embargo, las toxinas pueden acumularse en el cuerpo por un estilo de vida contrario al orden natural.

De hecho, los signos y síntomas de la enfermedad no son más que expresiones de la lucha orgánica por eliminar las toxinas que se han acumulado por encima de un umbral de tolerancia. En palabras literales de Reckeweg, fundador de la medicina antihomotóxica (u homotoxicología):

…todos aquellos procesos, síndromes y manifestaciones que conocemos como enfermedades son la expresión de la lucha del organismo contra las toxinas y de su intención de neutralizarlas y excretarlas. El organismo ganará o perderá esta lucha. Esos procesos que denominamos enfermedades son siempre procesos biológicos, es decir, procesos teleológicos naturales, que sirven para la defensa contra las toxinas y la desintoxicación…- 

En otras palabras, la enfermedad es una crisis de toxemia, es decir, el esfuerzo del cuerpo para la eliminación de las toxinas que se han acumulado y sobrepasado el punto de tolerancia.

¿CÓMO SE PRODUCEN LAS TOXINAS?

El normal metabolismo humano genera toxinas que son eliminadas con facilidad por los emuntorios naturales. No obstante, las toxinas pueden producirse en exceso dentro del organismo (origen endógeno) como consecuencia de:

  • Reducción de la energía vital.
  • Disminución funcional de los emuntorios.
  • Sedentarismo.
  • Carencias nutricionales (vitaminas, minerales,…).
  • Excesos y desequilibrios alimenticios.
  • Influencias psicológicas (emociones y sentimientos perturbadores).
Si quiere desintoxicar el organismo, huya del sedentarismo

Si quiere desintoxicar el organismo, huya del sedentarismo

Las toxinas pueden proceder del exterior (origen exógeno). Léase – La sopa química en la que vivimos:

  • Desequilibrios en la microbiota (flora intestinal).
  • Tóxicos alimentarios.
  • Tóxicos industriales (plaguicidas, herbicidas, medicamentos, etc).
  • Polución electromagnética.

¿DÓNDE SE ACUMULAN LAS TOXINAS?

El organismo cuenta con los sistemas de desintoxicación necesarios y suficientes para que las toxinas no se acumulen en exceso. Sin embargo, en ocasiones, como ya hemos citado, las toxinas se acumulan más de la cuenta. Cuando se excede el límite de tolerancia, el organismo también dispone de las herramientas depurativas necesarias: las crisis de toxemia (o crisis curativas). El problema es que la medicina académica confunde estas crisis curativas y las trata con medicamentos que, si bien ocultan los síntomas, impiden la eliminación de toxinas. La sucesión de este tipo de actuaciones “terapéuticas” intoxica progresivamente el organismo.

Al principio, las toxinas saturan la sangre, la linfa y el espacio extracelular. Más tarde, si el cuerpo no consigue encontrarles salida (como ocurre cuando son tratados los síntomas con medicaciones), se depositan en cualquier tejido, pero principalmente en el adiposo (grasa). El interior de las células es su lugar de almacenamiento final y donde más daños y perjuicios ocasionan.

SIGNOS Y SÍNTOMAS MÁS AVANZADOS DE SOBRECARGA TOXÍNICA

El exceso de toxinas crea un caldo de cultivo orgánico que predispone al desarrollo de infecciones. Bien sean bacterianas, víricas, parasitarias o debidas a hongos. Por otra parte, la sobrecarga toxínica produce en la piel:

  • Eccemas.
  • Forúnculos.
  • Dermatitis.
  • Seborrea.
Forúnculos y toxinas. Debe desintoxicar el organismo.

Desintoxicar el organismo podría ser de gran ayuda

En las mucosas:

  • Inflamaciones.
  • Conjuntivitis.
  • Cistitis.
  • Anginas.

En las vías respiratorias:

  • Resfriados.
  • Bronquitis.
  • Sinusitis.
  • Asma.

En las articulaciones:

  • Dolores inespecíficos.
  • Artritis.
  • Reumatismos.

En los tejidos:

  • Cálcificaciones (renales, prostáticas, etc).
  • Lipomas.
  • Quistes.

Si no se toman las medidas necesarias para evitar el exceso de toxinas y para su correcta desintoxicación, pueden aparecer con el tiempo enfermedades crónico-degenerativas, autoinmunes y neoplásicas.

Y AHORA TOCA LA PRÁCTICA: CÓMO DESINTOXICAR EL ORGANISMO

En este apartado usted aprenderá a desintoxicar el organismo; sin embargo, debería proponerse como primera medida dejar de intoxicarlo. No deje de leer La sopa química en la que vivimos. Además, debería cambiar su estilo de vida y modificar hábitos como: abandonar el sedentarismo, combatir el estrés y trazar las líneas generales de una dieta saludable. En fin,… vamos al grano.

RÉGIMEN DIETÉTICO DESINTOXICANTE

El mejor régimen para desintoxicar el organismo de las toxinas que lo invaden es el ayuno. Aunque este tema requiere un post completo, daremos algunas pinceladas. El ayuno ocasiona una autofagia que es una poderosa herramienta para desintoxicar el organismo. Consiste en abstenerse de comer alimentos sólidos durante un tiempo determinado. Existen diferentes tipos de ayuno en función de su duración. Por supuesto que el más eficaz es el ayuno de larga duración (más de 48 h), aunque requiere de cierto conocimiento previo antes de lanzarse a llevarlo a cabo.  

Ayuno, la gran herramienta para desintoxicar el organismo

Ayuno, la gran herramienta para desintoxicar el organismo

El ayuno intermitente es el más célebre en la actualidad. No requiere de mucho esfuerzo, por lo que es útil para quienes no poseen aún la virtud de la fortaleza. Además, no necesitará usted de ninguna instrucción preliminar para llevarlo a cabo. Es sencillo, consiste en incrementar el periodo de tiempo diario en que no se consumen alimentos. Puede saltarse la cena o bien el desayuno, de manera que permanezca al menos 12-18 horas sin abrir la boca para masticar. Léase Los beneficios del Ayuno Intermitente. 

Si no quiere dejar de comer, debe diseñar una dieta que incluya una proporción muy elevada de alimentos frescos de origen vegetal y minimice los procedentes de fuentes animales, como la carne, el pescado, los huevos, los lácteos, etc. Entre los vegetales debe dar prioridad a las hortalizas, verduras y frutas. Deberá seguirla durante el tiempo que dure la cura de desintoxicación, que no será inferior a las 4 semanas. Ni que decir tiene que tendrá que excluir completamente alimentos procesados, envasados, en conserva, azúcares, bebidas refrescantes, etc.

DESINTOXICAR EL ORGANISMO A TRAVÉS DE LOS EMUNTORIOS NATURALES

Los órganos de desintoxicación deben funcionar a pleno rendimiento para eliminar la mayor cantidad de toxinas posible. Esto puede llevarse a cabo de varias formas, entre las que cabe destacar las curas hídricas, los ejercicios respiratorios, la transpiración (sudor), las plantas depurativas y otros remedios alternativos. A estas dos últimas medidas prestaremos atención en este post.

Desintoxicación del colon

La hidroterapia de colon y los enemas son herramientas eficaces para este objetivo. Es una medida muy eficaz pero que no a todo el mundo agrada. Para ese tipo de persona proponemos otra medida más suave, muy efectiva y de mayor alcance, porque incluye también al intestino delgado.

El peróxido de magnesio es una sal que aligera el tránsito intestinal, limpia a fondo el colon y libera oxígeno. Este último efecto es fundamental. Al liberar oxígeno en el intestino destruye la microbiota (flora intestinal), que casi en su totalidad es anaerobia (vive sin oxígeno). ¡No se asuste! Un desequilibrio de la microbiota es tan sumamente perjudicial para su salud, que destruirla con la intención de volver a poblar el intestino con una saludable, es una opción maravillosa. Por lo tanto, deberá usar el peróxido de magnesio durante una semana y más tarde tomar probióticos (bacterias intestinales). Para que colonicen el intestino con facilidad, puede acompañar la ingesta de probióticos con infusiones de manzanilla.

Intestino grueso, el gran órgano de desintoxicación

Intestino grueso, el gran órgano de desintoxicación

Estimulación del hígado

Junto con el colon, el hígado es el órgano desintoxicante de mayor importancia. Para estimular su función puede utilizarse el jugo fresco de limón por las mañanas en ayunas durante un tiempo prolongado. Si durante una semana, antes de consumir el zumo de limón, toma una cucharada de aceite de oliva virgen extra, el efecto depurativo hepático se multiplica. Al mismo tiempo, pueden usarse infusiones de plantas como (también existen preparaciones en cápsulas, gotas, ampollas bebibles,…):

  • Alcachofa.
  • Diente de león.
  • Boldo.
  • Cardo mariano: Esta planta no sólo estimula al hígado en su función depuradora, sino que es capaz de regenerar el tejido hepático.

La homeopatía también posee remedios para la estimulación hepática y de la vesícula biliar: Nux vómica, Carduus Marianus, Chelidonium, Taraxacum, etc.

Cynara scolymus o alcachofa, una de las mejores plantas depurativas para el hígado.

Cynara scolymus o alcachofa, una de las mejores plantas depurativas para el hígado.

Estimulación del riñón

El riñón está constantemente filtrando la sangre y eliminando toxinas. De ahí que su estimulación sea esencial en una cura para desintoxicar el organismo. Ni que decir tiene que lo principal en una cura destinada a este órgano emuntorio es la ingesta suficiente de agua. Debe beber un mínimo de 2 litros de agua diarios y en verano, cuando el calor aprieta, incrementar la cantidad.

Existen plantas específicas para estimular el riñón, que podrá consumir a modo de infusión o en cualquier otra preparación existente en el mercado.

  • Cola de caballo: Por su contenido en sílice es buena para fortalecer el tejido conjuntivo (piel, pelo y uñas). Para las arrugas es excepcional.
  • Diente de león: Posee doble función: estimula el hígado y el riñón.
  • Vara de oro.
  • Hierba rompepiedras: Diversas especies son denominadas con este nombre. En América del sur es muy conocida la chanca piedra o Phyllanthus Niruri. En España se conoce como hierba rompepiedras al Lepidium Latifolium. Ambas son muy útiles para estimular el riñón y limpiarlo de arenillas y cálculos.

El apio, el perejil o el cilantro son verduras que usadas en la confección de las comidas, en batidos o en decocciones, sirven para el fin de limpiar la sangre a través del riñón. ¡Ah! Atención hombres: según estudios recientes, el apio aumenta el atractivo, jajaja.

La homeopatía también posee sus remedios drenantes renales: el Berberis y el Solidago.

Cola de caballo, excelente para depurar el riñón y las vías urinarias

Cola de caballo, excelente para depurar el riñón y las vías urinarias

Estimulación y desintoxicación del pulmón

Los pulmones eliminan toxinas volátiles a través de la respiración. Además se ensucian por la exposición a contaminantes atmosféricos, tóxicos industriales presentes en nuestros hogares, micotoxinas de casas con humedad, tabaco, etc. Es importante tenerlos limpios. Los ejercicios respiratorios son una herramienta maravillosa, pero los trataremos más adelante en otro post. Y por supuesto, la actividad y el ejercicio físico no pueden faltar para todo aquel que desee potenciar la función depurativa de sus pulmones.

Las infusiones de plantas como el tomillo, eucalipto, romero y orégano serán de gran ayuda. En nuestra experiencia, el jengibre es el remedio desintoxicante pulmonar por excelencia. Puede consumirlo crudo, en decocción o bien usar cualquier preparado comercial que haya en el mercado.

La homeopatía también puede ayudar a estimular y limpiar los pulmones con remedios como el Kali Bichromicum, TusilagoSambucus.

No hace falta decir que la piel se estimula sudando, bien a través del ejercicio físico o bien a través de las curas termales (sauna, por ejemplo). La homeopatía posee remedios para la piel como la Caléndula y la Fumaria.

Jengibre, uno de los más preciados remedios para limpiar los pulmones.

Jengibre, uno de los más preciados remedios para limpiar los pulmones. En decocción está riquísimo

DESINTOXICAR EL ORGANISMO DE METALES PESADOS

Metales pesados son el mercurio, el cadmio, el arsénico, el aluminio y el plomo. Otros metales considerados pesados y también muy tóxicos, aunque  su peso atómico sea más reducido son el hierro, el vanadio, el tungsteno y el berilio. Ingresan en nuestro organismo a través de:

  • La alimentación (aditivos, algunos alimentos procesados, etc).
  • Abonos sintéticos, pesticidas y herbicidas.
  • Amalgamas dentales metálicas.
  • Químicos industriales presentes en la atmósfera.
  • Químicos que contaminan el aire de nuestros hogares.
  • Cosméticos y productos de higiene.
  • Algunos medicamentos.

Uno de sus efectos nocivos sobre la salud es la oxidación general del organismo. Los metales pesados son fuente de radicales libres que oxidan la membrana plasmática, lo cual se traduce en interferencias en el intercambio celular (ingreso de nutrientes y excreción de desechos). También producen bloqueos enzimáticos, en la absorción de minerales y en la síntesis proteica. Todo lo citado supone un perjuicio para la salud enorme y a la larga puede traer como consecuencia serias enfermedades.

Los metales pesados son liposolubles, razón por la que no pueden ser metabolizados y eliminados con facilidad del organismo. Las medidas de desintoxicación descritas anteriormente obtienen resultados muy limitados, si no se acompañan de mecanismos que conviertan los metales liposolubles en hidrosolubles. Afortunadamente, disponemos de una herramienta eficaz para desintoxicar el organismo de metales pesados: el glutatión.

Mercurio, la bestia negra de los metales pesados

Mercurio, la bestia negra de los metales pesados

Glutatión

El glutatión es un aminoácido tripéptido, con la facultad de unirse a los metales, neutralizarlos, convertirlos en hidrosolubles, favoreciendo así su eliminación a través de la bilis o de la orina. Ahora bien, para la formación de glutatión el organismo requiere en cantidades adecuadas de los aminoácidos metionina y cisteína (presentes en el ajo y la cebolla), del ácido glutámico (carne, pescado y lácteos), así como de selenio, vitamina C y B6.

Un compuesto azufrado que favorece y participa en la síntesis de glutatión es el MSM (MetilSulfonilMetano): puede conseguirse en tiendas especializadas (herbolarios).

Con todo, cuando los metales pesados se hallan en exceso en el organismo, aparte de estimular los mecanismos endógenos de eliminación (glutatión), usted tendrá que utilizar sustancias que permitan la depuración rápida de los mismos.

Ajos y cebollas, ricas en aminoácidos azufrados y útiles para la eliminación de metales pesados

Ajos y cebollas, ricas en aminoácidos azufrados y útiles para la eliminación de metales pesados

Ácido alfa lipoico (ALA)

Muchos autores consideran al ALA un nutriente no esencial. Aunque el organismo puede sintetizarlo, las fuentes de ALA biodisponibles se encuentran en los alimentos. Sin embargo, si usted desea usar este nutriente para eliminar metales pesados de su cuerpo, debe tomarlo en dosis mayores a las aportadas por los alimentos. Tendrá que adquirir un preparado en el mercado.

El ALA es uno de los más poderosos antioxidantes. Al ser hidrosoluble y liposoluble, su acción antioxidante se extiende a cualquier entorno de la economía orgánica.

La función que nos interesa fundamentalmente es su capacidad quelante. Un quelante es una sustancia que se une a los metales pesados, formando un compuesto no tóxico y soluble en agua denominado quelato. De este modo el ALA evita la toxicidad de los metales y  favorece su excreción a través de los órganos emuntorios.

Alga chlorella

La chlorella es un alga unicelular de agua dulce. Los beneficios que aporta a la salud son innumerables. En este post únicamente señalaremos que se trata de un potente agente de desintoxicación, además de quelante. Permite eliminar del organismo sustancias tóxicas como metales pesados, dioxinas, herbicidas, pesticidas, quimioterápicos e incluso compuestos radiactivos. Los principios activos responsables de esta facultad son la clorofila, presente en gran cantidad en la chlorella, y la esporopolenina.

Puede consumir alga chlorella fresca, pero para los efectos de desintoxicación y quelación es preferible adquirir un preparado comercial.

Alga chlorella

Alga chlorella

El cilantro

¿Quién no conoce el cilantro? En España se usa como condimento en numerosos platos típicos. Posee una poderosa actividad quelante, así como antioxidante. Consigue eliminar en un corto plazo de tiempo metales pesados como el mercurio, plomo y aluminio. Pero lo mejor de todo es que resulta más eficaz que otros quelantes conocidos para depurar de metales pesados el espacio intracelular.

Cilantro, también conocido como culantro o perejil chino. Muy apreciado en la cocina de diversos lugares del mundo

Cilantro, también conocido como culantro o perejil chino. Muy apreciado en la cocina de diversos lugares del mundo

CONSIDERACIONES FINALES

La eliminación de metales pesados debería ser una cura que realizara usted periódicamente. Quizá durante 6 semanas, una vez cada 2-3 años. Sin embargo, desintoxicar el organismo es una cura que se recomienda llevar a cabo, esté usted o no enfermo, todos los años, al menos una vez durante la primavera. La duración de la misma nunca debe ser inferior a las 4 semanas para que resulte efectiva.

Según la teoría de la toxemia, si usted a lo largo de los años ha tratado los signos y síntomas con medicinas, las toxinas que no pudieron eliminarse por esas vías se han depositado en el interior de sus células y han causado daños. Sus sistemas de desintoxicación, dañados progresivamente, ya no son capaces de eliminar por sus propios medios las toxinas. En esta situación, más que nunca, necesita de ayudas para desintoxicar el organismo.    

Si las toxinas acumuladas ya han bloqueado sistemas enzimáticos y han originados daños celulares, desintoxicar el cuerpo será sólo la primera fase de una cura de mayor envergadura. Debería usted realizar una cura posterior de revitalización.

Pero – … esto es otra historia y deberá ser contada en otra ocasión…

P´REZ & MÜLLER

Desintoxicar el organismo, una prioridad

Si le ha gustado el artículo sobre cómo desintoxicar el organismo, compártalo en redes sociales. También puede suscribirse al blog para recibir por correo notificación de las nuevas entradas. Un saludo y ¡fuerza en el salto cuántico!

POR FAVOR, VALORE ESTE ARTÍCULO PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL BLOG

Comments

Leave a Comment