Hipérico o hierba de san Juan

HIPÉRICO O HIERBA DE SAN JUAN: USOS Y PROPIEDADES

También conocido como Corazoncillo o Hierba de San Juan, el Hipérico es una planta con propiedades medicinales extraordinarias. Desde la antigüedad griega, se ha venido usando tradicionalmente para el tratamiento de numerosas enfermedades. Cabe destacar su aplicación en trastornos del estado del ánimo, para dolores de origen diverso, fiebres, cicatrización de heridas, etc. Incluso se le han atribuido cualidades mágicas.

El Hipérico es una planta perenne, perteneciente a la familia de las hipericáceas y de nombre científico Hypericum perforatum. Sus flores son de un característico color amarillo intenso y en ellas se encuentra la mayor concentración de sus principios biológicamante activos.

Aunque es originaria de Europa, su flexibilidad adaptativa le permite crecer en las regiones templadas de todo el planeta. Desde Asia, hasta América del Norte y del Sur, pasando por África y Oceanía, el Hipérico ha gozado de un lugar eminente en la farmacopea tradicional. 

Propiedades del Hipérico 

BREVE REPASO HISTÓRICO

El Hipérico tiene una larga historia, de más de 2000 años. Varios siglos antes de Cristo, Hipócrates alababa sus propiedades como diurético, vulnerario (curar heridas), antiinflamatorio, así como para el tratamiento de trastornos menstruales y de los parásitos intestinales. Más adelante, los médicos griegos Dioscórides y Galeno, continuaron prescribiéndola con la misma finalidad y, además, para las quemaduras, inflamaciones, dolores neurálgicos (ciática), la malaria y las afecciones respiratorias. Incluso para las mordeduras de serpiente.

Durante la Edad Media, Paracelso la usó para el alivio del dolor causado por traumatismos y en el tratamiento de la depresión, la melancolía y la sobrexcitación. Sin embargo, elogió fundamentalmente su potencial terapéutico para la curación de las heridas.

“es imposible que se encuentre un remedio mejor para las heridas en ninguno otro país”

En el siglo XIX, el sacerdote y médico Sebastian Kneipp, padre de la hidroterapia (cura por el agua), indicaba aplicaciones tópicas de aceite de Hipérico para el tratamiento de todo tipo de dolores: traumáticos, neurálgicos, artrósicos y otros.

En la actualidad, la medicina natural la prescribe para:

  • Depresión leve a moderada.
  • Trastornos de ansiedad.
  • Nerviosismo.
  • Insomnio (especialmente el que va asociado a la depresión).
  • Como vasodilatador. De ahí su recomendación para la tensión arterial elevada.
  • Como vasoprotector. Indicado en la fragilidad capilar y problemas circulatorios.
  • Síndrome premenstrual.
  • Trastornos del climaterio (menopausia)
  • Enuresis nocturna infantil.
  • Gastritis y úlceras gastroduodenales.
  • En uso externo para las heridas, llagas, quemaduras, infecciones de la piel, grietas mamarias y hemorroides. También en contusiones, esquinces y hematomas.
Hierba de San Juan para el insomnio causado por la depresión y ansiedad

Hipérico para el insomnio

HIPÉRICO, LA HIERBA MÁGICA

Los griegos creían que el Hipérico poseía propiedades mágicas. Era usado para expulsar las influencias de los espíritus malignos y protegerse de las astucias del demonio. De hecho, el término Hypericum procede del griego: Hiper, que significa sobre, y Eikon, que significa imagen o aparición. Es decir, la palabra hace alusión a su potencial para alejar a los espíritus perversos.

Los pueblos celtas compartían con los griegos la creencia en las propiedades místicas y mágicas del Hipérico. Creían que, al llegar el solsticio de verano, diversas criaturas mágicas salían al encuentro del ser humano para dañarlo y destruir sus cosechas. Recolectaban sus flores en el solsticio de verano e iniciaban rituales para ahuyentar a dichas criaturas.

Según cuenta una leyenda de los primeros cristianos, el Hipérico brotó de la sangre de Juan Bautista al ser decapitado. Se dice que el líquido rojo que emana al estrujar sus flores simboliza la sangre del profeta de Cristo. Desde entonces, la planta se ha usado en nuestra cultura como protección contra el mal de ojo, así como para ahuyentar malos espíritus y apariciones. 

De acuerdo con la creencia, las flores deben ser recogidas el 24 de junio, día en que, según la tradición, nació Juan Bautista, y época de máxima floración del Hipérico. Hay quien coloca ramilletes de flores de Hipérico en las ventanas y puertas, por donde se supone que entran las influencias negativas. Otros decoran sus ropas con flores o las queman y ahúman sus hogares con la intención de limpiarlos.  

Hipérico para ahuyentar malos espíritus

Durante la Edad Media, Paracelso escribió sobre la influencia de los espíritus en la psique humana y la bondad del Hipérico.

“Dios ha dotado a esta planta de grandes arcanos, que serían las causas de los espíritus y de los maleficios que empujan al hombre a la desesperación”

PRINCIPIOS ACTIVOS DEL HIPÉRICO

Los principios biológicamente activos de la Hierba de San Juan se encuentran fundamentalmente en sus flores. Aunque no se ha podido demostrar, es costumbre recolectar las sumidades floridas el día mágico de San Juan, por creerse que es el momento en que mayor concentración de principios medicinales poseen.

El Hipérico cuenta con:

Aceites esenciales, como monoterpenos, sesquiterpenos y un sinfín de palabrejas extrañas. Los aceites son los responsables de las propiedades cicatrizantes, antiinflamatorias, regeneradoras, antisépticas y antibióticas. Al limoneno se atribuye parte de sus efectos anticancerígenos.

Antraquinonas (o naftodiantronas). Cabe destacar la hipericina, que es el componente del Hipérico con actividad antimicrobiana, antidepresiva y ansiolítica.

Hiperforina es un derivado de floroglucina que posee efectos antidepresivos, ansiolíticos y antimicrobianos.  

Flavonoides. Entre los que destacan la quercetina y la rutina. Ambos componentes poseen actividad antiinflamatoria. Protegen la mucosa del estómago, fortalecen los vasos sanguíneos, mejoran la resistencia capilar, la circulación sanguínea y disminuyen la hinchazón de las piernas. Por su parte, la quercetina es un poderoso antioxidante y recientemente se ha demostrado su actividad hipotensora.

Otros componentes, como las saponinas, vitamina B3, C, aminoácidos, carotenoides, etc.

PROPIEDADES DEL HIPÉRICO A LA LUZ DE LA CIENCIA

Numerosos estudios han demostrado la eficacia y seguridad de la Hierba de San Juan en el tratamiento de la depresión leve a moderada. Asimismo, han evaluado, con resultados positivos, las propiedades antibacterianas, antivíricas, anticancerígenas, antioxidantes, aintiinflamatorias y neuroprotectoras.

ACTIVIDAD ANTIDEPRESIVA

Después de múltiples estudios, ensayos y revisiones no cabe duda de que el Hipérico es un agente antidepresivo de excepción. A través de mecanismos de acción bien conocidos puede beneficiar a pacientes con depresión leve a moderada. La actividad de la hierba ha sido comparada con la de los antidepresivos tricíclicos (amitriptilina, imipramina), así como con la fluoxetina y sertralina, hallándose que es tan eficaz, pero con menos efectos adversos.

En el caso de la depresión mayor los estudios son contradictorios. Algunos no lo encuentran eficaz, otros sólo describen su efectividad en las etapas iniciales. Sin embargo, los hay que demuestran que el Hipérico presenta una eficacia comparable a la de los antidepresivos sintéticos.  

Hipérico para ahuyentar malos espíritus

A través de diferentes mecanismos, el Hipérico aumenta los niveles cerebrales de algunos neurotransmisores relacionados con el estado de ánimo. La dopamina regula la atención, el sueño y el humor. Está relacionada con la motivación, el placer y la toma de decisiones. Asimismo, guarda relación con procesos cognitivos como la memoria, el aprendizaje y el cálculo matemático. La serotonina, por su parte, regula el estado de ánimo y la secreción de melatonina (hormona que induce el sueño). Junto con la dopamina y la noradrenalina, está vinculada con el miedo, la ansiedad, la angustia,…

La Hiperforina inhibe la recaptación de serotonina, dopamina, noradrenalina, GABA y glutamato. Por otro lado, la Hipericina aumenta los niveles de dopamina al inhibir la enzima dopamina B-hidrolasa encargada de destruir el neurotransmisor en cuestión. Ambos componentes activos del Hipérico actúan como inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), impidiendo la degradación de la serotonina.

Como consecuencia de todo ello, los niveles de neurotransmisores implicados en la regulación del estado de ánimo aumentan en el Sistema Nervioso Central. De ahí su eficacia en la depresión, trastornos de ansiedad, incluso en el insomnio.  

PROPIEDADES ANTIMICROBIANAS

Tanto la hiperforina como los aceites esenciales del Hipérico, muestran efectos antimicrobianos. Las bacterias gram positivas, especialmente el Staphilococcus aureus, son especialmente sensibles a la planta. Aunque contra las bacterias gram negativas no es tan eficaz, el Hipérico consigue inhibir el crecimiento de la Scherichia coli.

Se ha demostrado que la hierba de San Juan es activa contra diferentes tipos de virus, como el influenza, la gripe, el herpes tipo 1 y 2 y el citomegalovirus. También resulta eficaz para combatir el hongo Candida albicans.

ACTIVIDAD ANTIINFLAMATORIA

Algunos estudios han evaluado la aplicación tradicional del Hipérico como antiinflamatorio. Los resultados han proporcionado evidencia suficiente para afirmar su eficacia no sólo en la inflamación general, sino como agente gastroprotector.

El contenido en quercetina, cuya actividad antiinflamatoria supera a la de la indometacina, es en parte responsable de dicha propiedad. Además, el Hipérico inhibe la expresión de los genes proinflamatarios, como la ccilooxigenasa-2 y la interleucina-6.

Tanto la capacidad antimicrobina como la antiinflamatoria explican las propiedades del hipérico para la piel y el tratamiento de heridas, contusiones…

Hipérico y lesiones traumáticas

ACTIVIDAD ANTIOXIDANTE Y NEUROPROTECTORA

Su actividad frente a las enfermedades neurodegenerativas es incuestionable a la luz de la evidencia científica. Algunos de sus componentes, en concreto los flavonoides (quercetina), poseen una potente capacidad neuroprotectora. 

La reducción del estrés oxidativo, 

  • Disminuye la oxidación de la membrana de las mitocondrias neuronales.
  • Previene la fragmentación del ADN.
  • Reduce la inflamación.
  • Y, como resultado, previene la neurotoxicidad.

Como consecuencia, podría constituir un agente no sólo preventivo, sino terapéutico para enfermedades como el Parkinson, Alzheimer,…

PROPIEDADES ANTICANCERÍGENAS

Diferentes estudios han evidenciado el prometedor potencial anticancerígeno de la Hierba de San Juan.

  • Inhibe el crecimiento de células tumorales in vitro.
  • Inhibe el crecimiento de células tumorales del glioma, adenoma, neuroblastoma, melanoma, mesotelioma, carcinoma, sarcoma y leucemia.
  • Se ha descrito su utilidad en el cáncer de nasofaringe.

Actividad desintoxicante

El limoneno (aceite esencial) incrementa los niveles de ciertas enzimas implicadas en la desintoxicación de agentes carcinógenos. También se ha demostrado que activa, tanto en el hígado como a nivel intestinal, el sistema enzimático Glutatión S-Transferasa (GST). Éste contribuye a la desintoxicación de xenobióticos, muchos de ellos cancerígenos.

Toda sustancia ajena al organismo se considera un xenobiótico. Léase La sopa química en que vivimos. Entre ellos se encuentran:

  • Compuestos sintéticos.
  • Aditivos alimentarios.
  • Pesticidas, plaguicidas organofosforados.
  • Residuos industriales y contaminantes ambientales (derivados de la combustión de carburantes…).
  • Productos de higiene y limpieza doméstica (cosméticos, desinfectantes, etc.),
  • Toxinas naturales (micotoxinas,…)
  • Fármacos o medicamentos.

El Hipérico induce el complejo enzimático citocromo P450, involucrado también en la desintoxicación de los xenobióticos. Estas enzimas desactivan los tóxicos químicos y facilitan su eliminación del organismo.

Tal vez en la antigüedad usaran la hierba de San Juan para las mordeduras de serpiente debido a su capacidad desintoxicante. 

FORMAS DE USO DEL HIPÉRICO

Usted puede comprar las sumidades floridas secas de Hipérico y prepararlas para obtener las propiedades de la planta. La tisana es la forma de preparación más básica. Puede optar por el procedimiento de la infusión o la decocción. Aunque nosotros preferimos la infusión, teniendo en cuenta que la flor es la parte más delicada de la planta.

Para preparar una infusión deposite una cucharadita (de postre) de la flor seca en un recipiente (un vaso). Vierta unos 200 cc de agua hirviendo sobre la planta. Deje reposar la preparación 10 minutos. Proceda a colar y espere unos minutos antes de consumir, para no quemarse la boca. A lo largo del día tome 3 infusiones después de las comidas.

Con todo, lo mejor desde nuestro punto de vista es que adquiera un preparado comercial de extracto estandarizado. Así aprovechará al máximo las propiedades del Hipérico. La dosis recomendada es una toma al día, vía oral, de 300 mg. de extracto estandarizado con un 0,3% de Hipericina. La dosis puede incrementarse hasta los 600 mg.

Hierba de San Juan del laboratorio Solgar

Debe tomar la planta un mínimo de 4 semanas. El efecto del Hipérico sobre el estado de ánimo se hace esperar en torno a quince días. 

Para uso externo (o tópico) debe usar un preparado en forma de aceite o bálsamo. Puede adquirirlo en una tienda especializada o prepararlo usted mismo. Para hacerlo por su cuenta, adquiera un frasco opaco de 250 cc de capacidad. Ocupe ¾ partes del bote con flores secas de Hipérico y vierta aceite vegetal hasta llenarlo por completo. Deje la preparación durante un mes o mes y medio en un lugar fresco y oscuro. Luego podrá aplicar el aceite sobre contusiones, hematomas, hemorroides, esguinces, erupciones, heridas, quemaduras, dermatitis, etc.

Bálsamo de Hipérico para uso tópico

EFECTOS SECUNDARIOS

Los estudios han demostrado la gran seguridad del Hipérico. En casos muy raros pueden aparecer trastornos digestivos y nerviosismo.

Si está tomando Hipérico, la exposición al sol puede ocasionar eritema cutáneo (enrojecimiento), irritación y prurito (picor). Estos efectos adversos, de aparición muy rara, se deben a la actividad fotosensibilizante de la planta.

La insolación o exposición solar de las zonas tratadas puede ocasionar, muy raramente, inflamaciones y quemaduras.

Por tanto, debe tener precaución y no exponerse de forma prolongada al sol, si está tratándose con Hipérico.  

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS 

El poderoso efecto desintoxicante del Hipérico tiene su contrapartida: la interacción medicamentosa. Las agencias del medicamento de los países, incluyendo la española, advierten (con razón) que la planta puede interaccionar con diversos medicamentos, tales como la ciclosporina, digoxina, warfarina, teofilina, anticonceptivos orales, antidepresivos, y un largo etcétera.  

El hecho de que la hierba de San Juan promueva la familia enzimática Glutatión S-Transferasa (GST), que permite la maravillosa desintoxicación de tóxicos químicos, provoca la disminución de la concentración plasmática de los citados medicamentos. Como resultado, provoca la pérdida de su efecto terapéutico.

De la misma manera, el Hipérico induce las enzimas citocromo P450. Estas enzimas desactivan los fármacos de metabolismo hepático y facilitan su eliminación del organismo. Esta ventaja, desde el punto de vista de la desintoxicación, tiene su inconveniente. Al eliminar del cuerpo los fármacos y disminuir su concentración en sangre, reducen asimismo su actividad.

También puede interaccionar en sentido contrario, incrementado la concentración plasmática de ciertos medicamentos. En este caso, pueden aparecer fenómenos de toxicidad.

Como consecuencia de estas interacciones se recomienda no asociar el consumo de Hipérico con el de ciertos medicamentos. Por tanto, antes de iniciar un tratamiento con la Hierba de San Juan debe consultar a su médico o farmacéutico.

CONTRAINDICACIONES

Como hemos mencionado, no debe tomar Hipérico si se encuentra en tratamiento con medicamentos.

Está contraindicado durante el embarazo y periodo de lactancia. Debe evitarse su uso en niños menores.

REFERENCIAS CIENTÍFICAS

Estudio comparativo entre el hipérico y la imipramina en el tratamiento de la depresión leve a moderada. 

Eficacia antidepresiva del extracto de hipérico. 

Hierba de San Juan para el trastorno afectivo estacional.

Hierba de San Juan para los trastornos inflamatorios de la piel.

Eficacia para el tratamiento del síndrome premenstrual. 

Propiedades neuroprotectoras y antioxidantes.

Efecto inmunomodulador del extracto de hipérico. 

Actividad antibacteriana y antimutagénica.

Actividad antiinflamatoria y gastroprotectora.

Potencial acción antidepresiva en pacientes con obesidad y diabetes.

Potencial terapéutico para la eyaculación precoz.

P´REZ&MÜLLER

Beneficios del la hierba de San Juan

Si le ha gustado el artículo sobre el Hipérico o hierba de San Juan, compártalo en redes sociales. También puede suscribirse al blog para recibir por correo notificación de las nuevas entradas. Un saludo y ¡fuerza en el salto cuántico!

POR FAVOR, VALORE ESTE ARTÍCULO PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL BLOG

Leave a Comment