ENERGÍA SEXUAL. PRINCIPIOS GENERALES PARA PROTEGER SU AURA (PARTE I)

Sexo y energía
5
(11)

En esta entrada no le vamos a recomendar ser célibe, ni le vamos a convencer de que sólo debe meter en su cama a personas que sean completamente similares a usted. Vamos a describir cómo proteger su Aura a través de la energía sexual que posee. 

Creemos que se puede aprender mucho de diversas parejas, pero aun así es importante ser conscientes de esta información y de cómo nos afecta a nivel individual (psicoemocionalmente). Pero lo más importante es que seamos conscientes de esta energía sexual, de ese olvidado punto de vista energético (el Espíritu y el Alma).

CÓMO SE TOMA USTED EL SEXO

El sexo es un tema mucho más amplio y complejo de lo que los medios de comunicación y la industria del porno tratan de vendernos. Esta industria multimillonaria se ha convertido en un mal ejemplo de educación sexual, sobre todo para las jóvenes generaciones, incluyendo a los niños.

Por desgracia, el acceso es tan sencillo, que cualquier prepúber actual, pondría colorado a un talludo joven de hace un par de generaciones. Adoctrinan en las escuelas y corrompen su incipiente personalidad.

Algo tan humano (animal) como el sexo puede ser caótico, desordenado, emocional o desapegado. Puede ser estimulante o arraigado, pero da igual, porque es tan físico como energético, por eso la importancia de saber manejar esa energía sexual o saber deshacerse de malas vibraciones energéticas.

NO SÓLO ES FÍSICO

No se trata de lo que parece, sino del intercambio de energía sexual que la mayoría de seres humanos desdeñan. Se trata de esa sensación que usted tiene, del cambio energético que experimenta y probablemente no sepa expresar, y la intimidad que comparte con su pareja.

Somos mucho más que nuestro cuerpo físico, y nuestra mente. Como suele decir Sadhguru -… no somos el cuerpo…–  y -… tampoco somos la mente…-, pero eso es tema para futuras entradas. Créalo o no, ¡el sexo puede enseñarnos precisamente esto!, que lo real, es que somos un Espíritu y somos un Alma. Expresarnos sexualmente no sólo puede mejorar nuestras conexiones con nuestros socios humanos en esta encarnación, sino también nuestras conexiones con nosotros mismos.

Quién sabe, tal vez en la búsqueda de una vida sexual mejor, terminará encontrando el camino.

RECONOCIENDO LA ENERGÍA 

Puede ser que en alguna ocasión haya entrado usted en una sala o se unió a un grupo de personas que estaban conversando y de repente sintió una sensación de tensión en el aire. No sabría describirlo, pero es como una energía abrumadoramente densa, pensaría que -… la tensión se puede cortar con un cuchillo…- 

Le habrá pasado también que charlando con un pariente o familiar, incluso un amigo, se han sentido mal por ellos cuando le contaban una experiencia desagradable o mala. O que al contarle algo, usted se enfadó por lo que le contaban o simplemente sintió empatía.

Desde una perspectiva energética, eso se debe a que todos estamos interconectados entre sí. Provenimos de la misma Fuente Original y somos vulnerables a las frecuencias de otras personas, al nivel vibracional de su campo energético.

LA ENERGÍA SEXUAL

Sus amigos más cercanos, los íntimos, los que usted cuenta con los dedos de una mano, se deben elegir sabiamente por esta razón, porque sus vibraciones le afectarán. Igualmente y con más razón debería tener cuidado al elegir sus parejas sexuales.

No es raro que las personas terminen después de una sola experiencia sexual, sintiéndose deprimidas en vez de alegres, exhaustas en lugar de llenas de vitalidad, diferentes a ellas mismas o incluso sucias

Estos sentimientos pueden surgir de nuestros egos, nuestras propias inseguridades, nuestros juicios sobre nosotros mismos o sobre los demás. Pero tiene mucho que ver con esa energía sexual que impregna las relaciones sexuales.

Tantra y energía

INTERCAMBIO DE ENERGÍA SEXUAL

La relación sexual es un acto que conecta a dos personas no sólo físicamente, sino también de la manera energética más profunda posible. Los Chakras Raíz de ambos se unen y desde esa profunda intimidad, las Auras se funden, se fusionan para crear una gran energía aúrica alrededor de ambos.Y luego le será difícil limpiar su Aura, porque se ha impregnado profundamente.

En cada relación sexual se adquiere parte de la energía sexual del otro. Y cuanto más sexo se tenga con esa persona, más profunda será la conexión, de tal forma que al separarse, queda una huella energética y kármica.

“SEX AND THE CITY” (THE FILM)

Entonces, ¿qué significa esto en términos de la cultura sexual moderna, donde no es raro tener sexo con varias personas? Bueno, si usted es simpatizante del poliamor, tiene múltiples parejas sexuales o duerme con alguien que se ha acostado con doce personas en el pasado, y ese individuo no ha limpiado antes las energías de sus antiguos compañeros sexuales, puede ser susceptible a la energía sexual de trece personas (en este hipotético caso). 

A veces, después de tener relaciones sexuales con una nueva pareja, las personas se sienten diferentes. Esto se debe a que su aura se conecta con la de su pareja durante el sexo y se intercambian energía sexual  entre sí. Por eso usted nota que su energía suele ser ligeramente diferente después de tener relaciones sexuales. 

Si su pareja tiene una alta frecuencia vibratoria, las relaciones sexuales pueden elevar su vibración con toda probabilidad. Del mismo modo, si mantiene sexo con alguien con una baja vibración, el sexo podría disminuir su propia vibración. 

Sin embargo, sólo porque se sienta mal después del sexo no significa que acabe de tener relaciones sexuales con una persona de baja vibración.

LA CLAVE ESTÁ SIEMPRE EN SU INTERIOR

Cualquier sentimiento de culpa es, en última instancia, un producto del ego, lo que nos lleva a juzgarnos a nosotros mismos por nuestras acciones. Experimentar culpa después del sexo es también un sentimiento perpetuado por la sociedad, especialmente en relación con las mujeres, ya que la energía sexual femenina fue reprimida y desalentada por la sociedad durante mucho tiempo, y todavía lo es, por desgracia, en algunas partes del mundo. 

Sí, puede tomar estos sentimientos como una señal de que tal vez no debería volver a tener sexo con esa persona. Aunque debe asumir la responsabilidad de sus propios sentimientos y usar esa oportunidad para hacer introspección (para mirar hacia su interior).

ACERCÁNDONOS AL CONCEPTO DEL TANTRA

Debe preguntarse ¿por qué me siento culpable o con algún tipo de emoción negativa en torno al sexo?, ¿tiene algo que ver con mi ego, la energía sexual de mi compañero o las presiones sociales?

A pesar de que somos susceptibles a las energías de otras personas, podemos controlar nuestras propias frecuencias. Aunque, en primer lugar, hay que observar lo que está afectando a nuestra energía. 

Además, no deberíamos juzgar a las personas en función de las vibraciones que obtenemos de ellas.

El encuentro de dos personalidades es como el contacto de dos sustancias químicas: si hay alguna reacción, ambas se transforman - Carl G. Jung Clic para tuitear

Para ser claros, nunca debemos juzgar a nadie, y si cree que está viviendo en una vibración más alta que otros, eso podría ser potencialmente su ego, no su Alma. 

UNIENDO NUESTROS CAMINOS

Todos estamos en diferentes etapas de la vida y vamos por caminos diferentes; ¡esa es la belleza de la experiencia humana! No todos estamos destinados a soportar las mismas experiencias o tener los mismos intereses, por lo que, por supuesto, todos emitiremos diferentes frecuencias. 

Hay una gran diferencia entre juzgar a alguien y sentir a alguien fuera del espectro (frecuencia) de su vibración. Si está vibrando con alguien y siente que está en la misma frecuencia, por así decirlo, ¡entonces lo más probable es que lo esté!

Eso no significa que vaya a tener los mismos intereses o estar en la misma etapa de la vida, pero tal vez estén emitiendo frecuencias similares. Lo mejor que puede hacer es no juzgar a los demás y confiar en su intuición, porque en última instancia su Alma lo sabe

CAMINO HACIA NUESTRAS ALMAS

A pesar de esto, creemos que es saludable tener relaciones sexuales, después de habernos limpiado esa energía sexual. El sexo puede ser utilizado como una herramienta para profundizar nuestro amor inherente y la conexión entre nosotros y con nosotros mismos. Somos mucho más que nuestros cuerpos físicos. Y el sexo es mucho más que dos cuerpos colisionando por placer y/o propósitos reproductivos.

El sexo debe ser una práctica intensamente espiritual, que a veces puede ofrecerle más placer que el propio orgasmo real a través de la práctica del tantra.

Sexo tántrico

TANTRA Y TAO

Tantra es un término de origen sánscrito y significa entrelazar. Mediante el estudio y la práctica del mismo, usted puede llegar a comprender mejor su propia naturaleza y conocer a su pareja a nivel energético, espiritualmente.

Después de todo, al explorarse sexualmente, ya sea por su cuenta o con un compañero, finalmente estará aprendiendo más sobre sí mismo y, por lo tanto, más sobre la Fuente Original. Tanto el Tantra como el Taoísmo fomentan diferentes métodos para crear y desarrollar energías sexuales entre dos amantes (los que se aman) para la iluminación espiritual. 

De hecho, un neurocientífico realizó recientemente un estudio que sugiere que los orgasmos nos hacen sentir tan bien porque permiten acceder a un estado alterado de conciencia.

EJEMPLO DE PRÁCTICAS TAOÍSTAS

Una de las prácticas antiguas dentro del taoísmo es controlar la eyaculación masculina durante el sexo. Se piensa que la pérdida de semen equivale a la pérdida de la fuerza vital (o Qi), por lo que al aprender a conservar dicha energía  permite redirigir la energía sexual del orgasmo por todo el cuerpo.

En un mundo donde el objetivo erróneo del sexo es a menudo lograr únicamente la eyaculación, estas prácticas taoístas serían valiosas para experimentar. Esto no significa que los hombres nunca deban eyacular al tener un orgasmo. Es simplemente un concepto espiritual que vale la pena practicar de vez en cuando, que puede traer más placer, cuando se practica correctamente, que la eyaculación.

NO SÓLO EL HOMBRE

Algunos taoístas creen que al redirigir la energía hacia arriba, hacia el Chakra Corona, se proporciona energía al individuo. Las mujeres también pueden redirigir su energía sexual hacia niveles superiores y practicar diferentes técnicas de respiración Aunque por desgracia, en la antigüedad, no se estudió mucho (craso error, pues la energía que puede llegar a mover una mujer es mucho mayor).

La religión y la cultura a lo largo de siglos han menoscabado el papel de la mujer en el sexo. Pero no sólo debe verse como igual al hombre durante el sexo, sino que usted, mujer, debe tener en cuenta que puede mover una energía sexual aún mayor.

Por tanto, ambas partes deben interiorizar que estas prácticas son más útiles cuando los dos elementos de la ecuación tienen esta visión de la energía sexual.

LIMPIANDO SU AURA

Nuestros cuerpos emiten un EMF (campo electromagnético), comúnmente conocido como Aura, que juega un papel muy importante en la comprensión de nuestra biología y la interconexión que compartimos con toda la vida.

Les vamos a mostrar cómo puede limpiar su Aura después del sexo (o simplemente en general).

QUEMAR SALVIA

La Salvia Officinalis no sólo huele muy bien, sino que también puede limpiar su hogar y su cuerpo de energía negativa. Quemar Salvia se ha usado durante muchos años para limpiar las auras energéticas de las personas y eliminar los ambientes externos de energía negativa.

Limpieza de energías perversas

EL PODER PURIFICADOR DEL AGUA

Lavarse las manos o el cuerpo puede ser de gran utilidad. A mucha gente le gusta bañarse después del sexo por razones de higiene personal, ¡pero el agua es vital en la limpieza de nuestros cuerpos energéticos! A medida que sienta que el agua fluye hacia abajo, haga un simple ejercicio de visualización de toda la energía negativa retenida siendo limpiada.

MEDITACIÓN

A veces, para limpiar nuestras energías, todo lo que realmente necesitamos hacer es ir hacia nuestro interior. Necesitamos analizar objetivamente nuestras acciones y nuestros sentimientos para comprender por qué nos sentimos y actuamos de la manera en que lo hacemos.

Además, cuando nos conectamos con nosotros mismos, nuestro verdadero Ser superior, y simplemente nos encontramos en ese estado de alta vibración, naturalmente nos deshacemos de cualquier energía que ya no nos sirva.

Les presentamos al archiconocido Sadhguru. Con este simple ejercicio, podrá iniciarse en la práctica de la meditación.

VISIONES DEL SEXO

Para el ser humano el sexo es el acto más placentero al que está sujeto y, en sus diferentes manifestaciones ya sea como manifestación física del amor o simplemente como necesidad básica (Pirámide de Maslow), el deseo sexual es el gran motor que tiene el ser humano.

Sin embargo, para un cierto tipo de elementos masculinos (sobre todo), a los que no nos atrevemos a llamar siquiera seres humanos, el sexo sólo se vive como un instinto animal orientado al placer corporal personal. Busca satisfacer o incluso simplemente, aplacar una urgencia física, que si no se logra eliminar puede incluso provocar graves trastornos en su forma de actuar (nótese que no hemos hablado en ningún momento de trastorno psiquiátrico). Violadores, pedófilos, pederastas, son elementos antisociales, sociópatas y por tanto eternos y gravísimos peligros para la sociedad. 

EL SEXO COMO EVASIÓN DEL ESTRÉS

Si nos dejamos llevar por una conducta encaminada únicamente a complacer esa fogosidad, sólo podremos hacerlo de forma parcial y temporalmente, ya que el deseo, en este plano existencial, es inextinguible y su satisfacción no sería más que la semilla de una nueva germinación, que acabaría en su insaciabilidad.

En el mundo actual hemos interiorizado socioculturalmente que tener sexo es fundamentalmente bueno y sano, porque calma esta fogosidad, nos relaja y nos hace complacientes. El sexo desde esta perspectiva sería, pues, algo que se hace para eliminar el estrés.

LA PERSPECTIVA ORIENTAL

Pero la visión oriental es muy distinta y tiene su origen, en buena medida, en la noción de que la creación del universo se hace en la concentración o cultivo de un fuego, de un deseo.

Para el misticismo hindú y para las tradiciones tántricas o budistas, el cuidado de la energía es central para toda práctica espiritual. En Occidente, la ciencia no tiene la noción de que exista algo así como una energía del cuerpo que pueda cultivarse con ciertas prácticas para alcanzar estados de mayor energía y de mayor conciencia. No hay una creencia de que esa energía y la conciencia son las dos caras de una misma moneda

COMO TODO, ES CUESTIÓN DE PRÁCTICA

Las primeras prácticas se suelen centrar en ejercicios de respiración y meditación guiada (para principiantes). Conforme se avanza en la práctica, se pueden incorporar prácticas sexuales encaminadas no al mero gozo, sino a la transformación del placer en estados más elevados de éxtasis. Con dedicación se pueden destapar ciertos bloqueos energéticos.

Alcanzar el orgasmo es tocar a Dios con los dedos - MÜLLER&P´REZ Clic para tuitear

Una pareja que practique tantra, puede emplear el sexo como una meditación dinámica, siguiendo ciertas técnicas de respiración y visualización. Los amantes imaginarán sus Almas uniéndose, como una unión que abarca al universo entero. Y si está entrenado, puede llegar a ser capaz de ver en los ojos de su amante, al verdadero yo de su pareja, a su Alma.

EL SEXO ES ALGO MÁS QUE EL CUERPO Y LA MENTE

El sexo se emplea entonces como una recreación de un cosmos primordialmente iluminado. Queda claro en todas estas tradiciones, que la eyaculación es una pérdida de energía vital (Qi), la cual es considerada una sustancia sagrada.

El Maestro coreano Lee Dong Keung (guía de Jaakob en su aprendizaje de los fundamentos de la Medicina Tradicional Oriental) suele decir que la energía prenatal u original es un patrimonio cedido por nuestros padres durante la concepción. Este capital energético prenatal es fijo, sin posibilidad de regeneración, y se va gastando a lo largo de la vida, en cada etapa del desarrollo humano, de modo que cuando se acaba, nos alcanza la muerte. Por ello -… hay que conservarlo como un tesoro…- Pues bien, con la eyaculación masculina se pierde parte del caudal energético prenatal  albergado en nuestro organismo y -… no se puede comprar en el supermercado…-

De ahí que el maestro Lee recomendase a sus alumnos la gestión adecuada de su energía sexual. Es más, les sugirió atenerse a unas tablas de la antigüedad que relacionaban el sexo con la edad. Con el objeto de salvaguardar la energía original, a cada etapa de la vida masculina le corresponde un número de relaciones sexuales por unidad de tiempo. Por ejemplo, a los 40 años es recomendable que el hombre no eyacule más de una vez cada 10 días.

Esto es un paradigma muy distinto al occidental, sin duda alguna. En esta cosmovisión se nos indica que debemos valorar esa fuerza vital que es nuestra creatividad misma y a la vez nuestra conciencia, en vez de derrocharla.

APRENDA A VALORAR EL SEXO

En resumen y para terminar, la sexualidad:

  • Debe realizarse con una intención.
  • Debemos rodearla de un Espíritu sagrado.
  • Tendría que transformar una simple gimnasia sexual a modo de aquagym (por aquello de los fluidos) en un ritual mágico.
  • Tiene que servir de meditación con atención plena, dentro de una práctica consciente, pero que se atreve a la espontaneidad y a dejarse poseer por las mismas energías del Universo que atraviesan el cuerpo.

De esta forma, la sexualidad abre a la posibilidad de obtener más energía sexual y, en vez de apagar esa llama creativa divina, la cuida y la cultiva. 

Si no somos capaces de usar nuestra sexualidad para llegar a comprender la magnificiencia de Dios, el sexo se convierte en una pérdida energética, en la que Eros se transforma en Tánatos y la vida misma se nos va con cada gemido, suspiro y espasmo.

C O N T I N U A R Á …

 

MÜLLER&P´REZ

Si le ha gustado el artículo “ENERGÍA SEXUAL. APRENDIENDO A PROTEGER SU AURA (PARTE I)”, compártalo. También puede suscribirse al blog para recibir por correo, notificaciones de las nuevas entradas y noticias. ¡Ah! y recibirá gratuitamente el Compendio de Terapias Naturales” .

¿Le fue útil este artículo?

Pulse una estrella para calificar

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos 11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *