LA MATRIX ENERGÉTICA QUE HABITAMOS (PARTE II)

La matrix energética en que vivimos
4.9
(20)

Cuando arrancamos esta saga de artículos para una puesta en común sobre el sentido de la vida, tuvimos claro desde el principio que usted, querido lector, ya sabía que habitamos una Matrix energética. Desde el budismo hasta el gnosticismo, siempre estuvo ahí la clave para salir de esta fatídica rueda del samsara. Si el punto inicial es erróneo, todo lo demás estará equivocado y en esta aseveración, radica el éxito del gran engaño a la Humanidad. Todo lo que aprendimos desde la cuna estaba equivocado.

El primer paso para escapar de esta prisión, sueño o fantasía, es reconocer su existencia. El camino hacia el despertar es particular, personal e intransferible. No es sencillo, pero no es difícil. Nosotros no estamos aún despiertos, apenas comenzamos a despertar, pero vamos a cooperar con usted para seguir por la senda de LA verdad. Lea con nosotros el siguiente artículo y acompáñenos por el desfiladero del despertar.

Para comprender mejor este artículo, lea el preludio de esta saga si no lo ha hecho aún:

LA FÍSICA CLÁSICA NO PUEDE EXPLICAR LA MATRIX

Probablemente, cualquier estudioso de física y/o aficionado a la historia le diga que la era científica comenzó en el s. XVII. Uno de los hitos más importantes del amanecer científico tuvo lugar cuando Isaac Newton desarrolló la teoría matemática con la que pretendía describir nuestro mundo físico. Durante más de doscientos años, sus observaciones sobre la naturaleza fueron la base de la física clásica. Proporcionó explicación a los objetos y fenómenos a gran escala, es decir, desde el punto de vista macroscópico y por eso tuvo éxito. Supo explicar por qué se caen las manzanas de los árboles o el movimiento de los planetas.

La física clásica hizo bien su trabajo. Se dice que calculamos las órbitas celestes e incluso, que enviamos un cohete a la Luna, de ida y vuelta (permita que nos riamos). Pero al comienzo del pasado s. XX, con los avances de la ciencia, se descubrió que en el mundo subatómico no parecían cumplirse las leyes de Newton. Así fue como surgió el nuevo y revolucionario paradigma científico: la física cuántica.

La Matrix podría ser una proyección holográfica

La Matrix podría ser una proyección holográfica

NACIMIENTO DE LA FÍSICA CUÁNTICA

El paradigma naciente de la física toma su nombre del término quantum, que quiere decir, en resumidas cuentas, algo así como una determinada cantidad de energía (electromagnética). Por lo tanto, el quantum es la sustancia de la que está hecho nuestro mundo cuando lo reducimos a lo más simple. Los físicos pronto comprobaron que lo que a nosotros nos parece un mundo sólido, en realidad no lo es en absoluto.

La vida está compuesta de pequeños paquetes de luz o quanta como los múltiples fotogramas de una película. Y se suceden tan rápidamente que, a menos que nuestro cerebro haya sido adiestrado para funcionar de otra manera (aprendiendo a ser el observador o el observador que observa al observador), simplemente contemplamos la suma de todos los impulsos, su acción ininterrumpida semejante a la de cualquier película proyectada sobre una pantalla. Por tanto, podría afirmarse que la vida no es mas que el conjunto de los múltiples fotogramas o paquetes de luz expuestos a una determinada velocidad. 

La física cuántica es el estudio de lo que sucede a muy pequeña escala con las fuerzas que dan vida a nuestro mundo físico. Ahora bien, hay una tercera forma de física y es la que quiere
unificar la clásica o newtoniana y la cuántica, sería la llamada teoría del todo. Esta unificación requiere la existencia de algo que llene aquello que consideramos como espacio vacío. Y a eso mismo es donde queremos llegar: es lo que sería el origen de la Matrix.

EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LA FÍSICA

Vamos a hacer una pequeña revisión histórica hasta llegar a este punto:

  • FÍSICA NEWTONIANA (S. XVII): Isaac Newton publicó sus famosas leyes del movi­miento y con ello arrancó la ciencia moderna. En ella, el universo es un enorme sistema mecánico en el que tiempo y espacio son absolutos.
  • FÍSICA DE LA TEORÍA DE CAMPOS (S. XIX): James Clerk Maxwell y Michael Faraday nos ofrecieron la visión de un universo compuesto por campos de energía que interactúan mutuamente. Y en él, aparecen fuerzas que no pueden ser explicadas por la física de Newton. 
  • FÍSICA CUÁNTICA (1900): Max Planck, a la postre premio Nobel de física, publicó su teoría de un mundo compuesto de quanta. Los experimentos realizados a escala cuántica muestran que la materia existe más como probabilidades y tendencias que como algo absoluto, lo que indica que la realidad no es tan predecible y sólida como creíamos.
  • FÍSICA DE LA RELATIVIDAD (1905): Cuando apareció Albert Einstein su visión desbancó a la física newtoniana. Einstein sugirió que el espacio y el tiempo no son absolutos, sino relativos. Un aspecto clave de esta teoría es que el espacio y el tiempo no se pueden separar y existen juntos como una cuarta dimensión: el continuo espacio-tiempo.
  • FÍSICA DE LA TEORÍA DE CUERDAS (1974): Jöel Scherk y John Henry Schwarz propusieron que el universo está compuesto por pequeñas cuerdas vibratorias de energía que explican tanto el mundo cuántico como el de la realidad cotidiana. A mediados de los 80, esta teoría fue formalmente aceptada por la comunidad científica como un puente para unir todas las teorías (la primera revolución de supercuerdas). La teoría de cuerdas está aún en desarrollo. Conocemos algunas de sus partes, pero todavía no su estructura completa y por eso no se pueden hacer predicciones concretas.
  • TEORÍA DEL TODO (S. XXI): Algún día los físicos descubrirán una forma para explicar la naturaleza holográfica de lo que observamos en el universo cuántico, así como lo que vemos en el mundo de la realidad cotidiana. Formularán las ecuaciones que unifiquen sus explicaciones en una teoría unificada.

Toda la materia se origina y existe sólo por la virtud de una fuerza (...). Debemos asumir que detrás de esta fuerza existe una mente consciente e inteligente. Esta mente es la matriz de toda la materia - Max Planck Clic para tuitear

EL MUNDO QUE HABITAMOS ESTARÍA HECHO DE CUERDAS

Según la teoría de cuerdas, todas las partículas del modelo estándar, quarks, leptones (incluyen al electrón, al muón y el tau, así como a los neutrinos), son en realidad manifestaciones diferentes de un objeto básico: la cuerda. Normalmente nos imaginamos que un electrón, por ejemplo, es un elemento sin estructura interna alguna. Un punto no puede hacer nada más que moverse, pero, según la teoría de cuerdas, si pudiéramos utilizar un microscopio muy potente, nos daríamos cuenta de que el electrón no es en realidad un punto, sino una pequeña cuerda.

Una cuerda puede hacer algo además que moverse: puede oscilar en una amplia gama de rangos. Si oscila de cierta manera, entonces, desde lejos, incapaces de discernir que se trata realmente de una cuerda, veríamos un electrón, en este caso. Pero si oscila de otra forma, entonces veríamos un fotón, o un quark, o cualquier otra de las partículas del modelo estándar.

La teoría explica que el mundo está hecho de cuerdas. Nosotros nos atrevemos a más, aunque no se trata de nuestra teoría (no somos físicos teóricos, ni mucho menos y que nos perdonen aquellos físicos o matemáticos que pudieran leer este humilde artículo). Podría afirmarse que este mundo es una proyección holográfica 3D de una pantalla, en un multiverso adimensional, de modo que las cuerdas corresponderían a las líneas que estructuran esa pantalla 2D de ordenador, en forma de paquetes de información (byte). Con lo cual, podríamos llegar a la conclusión de que este mundo se trata de una gran simulación o juego, al estilo de los Sims.

He llegado a la conclusión de que estamos en un mundo hecho por reglas creadas por una inteligencia, no muy diferente de su juego de ordenador favorito, por supuesto, más complejo e impensable - Michio Kaku Clic para tuitear.

Cada elemento de la Matrix pudiera ser una cuerda

Cada elemento de la Matrix pudiera ser una cuerda

LA MATRIX ES UNA SIMULACIÓN INFORMÁTICA 

¿Estamos vivos? Como vimos en el preludio, muchos seres Humanos a lo largo de la historia se han hecho la misma pregunta. Y unos cuantos iniciados como Parménides o Platón dieron con la respuesta: no sólo estamos vivos sino que lo hacemos para despertar. Pero lo curioso es que son ahora la ciencia moderna y las principales compañías tecnológicas las que llegan a la misma conclusión.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA HIPÓTESIS DE LA SIMULACIÓN

Aunque le parezca algo descabellado, esta idea no es nueva ni revolucionaria. Llegaron a la misma conclusión:

  • Los filósofos védicos, que tenían el concepto de māyā.
  • Los budistas con su concepto del samsara o rueda de la vida (con sus reencarnaciones).
  • Platón que consideraba al mundo de las sombras como la copia de un mundo real superior, el mundo de las ideas.
  • Los gnósticos que creían que este mundo era la simulación hecha por un demiurgo, una copia de menor calidad de la creación divina. 

Si bien en el budismo el samsara no tiene ni principio ni final, no es un programa que arrancara un programador en un momento definido. Aunque manifiesta ciertas leyes, como el famoso karma o el tiempo, que sólo existen mientras no despertemos y descubramos que la Matrix es una simulación. Es como en los sueños, que cuando sabemos que estamos soñando podemos convertirnos en superhéroes que pueden volar o atravesar paredes.

En algunas descripciones cosmogónicas budistas nuestro mundo fue creado por la intención de los ābhāsvara, seres de otro mundo. Ser conscientes de que vivimos en una simulación se corresponde con lo que los budistas llaman el bodhicitta, la mente del despertar absoluto. Y esto está ligado a la sabiduría de que el mundo es una ilusión o māyā, está vacío y ni siquiera existe un yo independiente que los perciba.

NICK BOSTROM Y LA HIPÓTESIS DE LA SIMULACIÓN

Más recientemente la hipótesis de la simulación de Nick Bostrom está ganando adeptos en el mundo científico-tecnológico. Según su teoría:

  • El mundo en que el vivimos no es real.
  • O se hace real después de descubrir que todo es una ilusión y entonces podemos recrearlo o apagarlo. 

En su hipótesis, una civilización posthumana, es decir, que ha alcanzado la independencia de la biología, como por ejemplo descargando su memoria en un ordenador, tendría que haber alcanzado indefectiblemente un enorme poder de computación (esferas de Freeman Dyson). Esto sería suficiente para simular entornos de realidad de alta resolución (ya están comercializadas las pantallas de resolución 8K) capaces de hacerse pasar por reales (como en «el Show de Truman»).

SIMULACIÓN DE ALTA RESOLUCIÓN

Bostrom señala que si sólo un pequeño porcentaje de estas civilizaciones posthumanas crearan simulaciones de alta resolución, conseguiría que la simulación fuera indistinguible de la realidad para el jugador. Ya que no hay límite para las simulaciones que puede generar una civilización posthumana, entonces deberían de existir una mayor cantidad de jugadores simulados que seres reales. 

Los científicos que se inclinan a pensar así prefieren creer que es muy probable que no existiera un big bang, un comienzo, porque el universo es infinito, por lo cual también es muy probable que exista una enorme cantidad de civilizaciones de todo tipo, más allá de lo que somos capaces de comprender.

ELON MUSK

Hace unos meses el CEO de Tesla, Elon Musk, explicó por qué le parece altamente probable que -… existamos como personajes dentro de un videojuego…-. Ya que vivimos en un universo inconmensurable, es muy probable que alguien antes que nosotros haya llegado ya a este punto crítico y haya experimentado simulando un universo. De alguna manera, simular universos sería la evolución lógica de una civilización tecnológicamente avanzada. Y ese avance tecnológico exponencial es una señal de que en el futuro podremos crear simulaciones indistinguibles de la realidad.

RICK TERRILE

Un reciente converso al argumento de la simulación es el científico de la NASA, Rick Terrile. Éste comentó en una entrevista concedida a The Guardian que:

  • Si la tecnología progresa al ritmo actual, en algunas décadas seremos una sociedad en la que habrá más entidades artificiales viviendo en simulaciones que seres Humanos.
  • Si en el futuro hay más seres digitales viviendo en simulaciones de los que hay hoy, entonces, ¿cómo podemos decir que no somos ya parte de una simulación?

Algunos físicos ya manifiestan que, a pequeña escala, el universo está compuesto de bytes de información y no de átomos y que la realidad puede por tanto pixelarse. El argumento de Terrile se apoya en otro argumento que ahora es trending topic para la ciencia. Durante años se ha intentado eliminar la noción de que necesitamos un observador consciente. Pero la respuesta correcta es que necesitamos una entidad consciente como el jugador consciente de un videojuego. La interacción del jugador con el juego explicaría, según Terrile, el problema cuántico de la medición o la aparente afectación que tiene lugar cuando se observa un fenómeno. 

Si uno mira las entrañas del Universo (...) se da cuenta de que no son más que bits realizando operaciones digitales locales - Seth Lloyd. Clic para tuitear

¿Es la Matrix una simulacion a base de bytes?

¿Es la Matrix una simulacion a base de bytes?

COMPRENDIENDO LA MATRIX

Parece complicado comprender la Matrix. Todo pasa por comprender la mecánica cuántica y esto es quizás lo más importante. Los físicos han aprendido a utilizar sus leyes e incluso predecir fenómenos basados ​​en cálculos cuánticos. Pero todavía no está claro por qué el observador de un experimento determina el comportamiento del sistema y favorece un estado sobre otro. Es decir, usted como observador, determina lo que acontece en la pantalla: «lo que no se ve, no existe.»

EXPERIMENTANDO PARA COMPRENDER

Hay varios ejemplos de experimentos con resultados que, inevitablemente, son influidos por el observador y con ellos se trata de averiguar cómo el pensamiento consciente influye en la realidad material gracias a las leyes de la física cuántica.

EL EXPERIMENTO DE LA DOBLE RANURA

Con este curioso experimento, se pone de manifiesto el extraño comportamiento de las partículas a escalas subatómicas donde los fenómenos cuánticos se hacen patentes. Veamos en qué consiste:

EL GATO DE SCHRÖDINGER

Otro clásico es el del famoso gato de Erwin Schrödinger. Se coloca un gato dentro de una caja junto a un recipiente que contiene veneno y un mecanismo que puede liberar este veneno al azar. Por ejemplo, un átomo radiactivo que durante su descomposición pueda romper el recipiente de veneno. La hora exacta de la desintegración del átomo es desconocida. Sólo conociendo la vida media de desintegración de dicho átomo, podemos averiguar la probabilidad de que el gato esté vivo o muerto, al 50%.

Obviamente, para el observador externo, el gato puede existir dentro de la caja en dos estados: o está vivo, si todo va bien, o muerto, si se liberó el veneno. Estos dos estados son descritos por la función de onda del gato, que cambia con el tiempo. Cuanto más tiempo pase, más probable es que ocurra la desintegración radiactiva. Pero tan pronto abramos la caja, la función de onda colapsa y comprobamos los resultados de este experimento. De hecho, hasta que el observador no abra la caja, el gato va a estar entre la vida y la muerte y su destino sólo podrá determinarse por la acción del observador.

Este es el absurdo mental señalado por Schrödinger.

ÚLTIMAS RECOMENDACIONES

Vivimos en una ilusión, no existe el mundo que creemos sólido y formado por objetos separados, pero tampoco hay limitaciones. No hay diferencia entre el programa o los jugadores del programa. Por lo cual en realidad somos libres y, paradójicamente, darse cuenta de que el mundo es una Matrix elimina el programa. El programa informático holográfico se manifiesta conforme a las necesidades de los usuarios atrapados dentro del juego, para mostrarles que este ilusorio mundo de sufrimiento puede cesar y eso hará que la ilusión, en realidad, nunca haya existido. 

Y ahora la recomendación. Usted ya sabía cuál es la película (o saga de películas) que le íbamos a proponer, desde mucho antes de empezar a leer este artículo. Es un pequeño ejemplo de programación predictiva de ingeniería social.

… Pero eso es otra historia y deberá ser contada en otra ocasión…

Descubrir la ilusión de la Matrix es hacer de la existencia un juego mágico de infinitas posibilidades; el único requisito es despertar. Síganos y elija la pastilla roja, pero recuerde que sólo podemos mostrarle el camino, enseñarle la llave. Porque es usted el que tiene que recorrer el camino y despertar por su propio mérito.

 

MÜLLER&P´REZ

Si le ha gustado el artículo “LA MATRIX ENERGÉTICA QUE HABITAMOS (PARTE II)”, compártalo. También puede suscribirse al blog para recibir por correo las notificaciones de las nuevas entradas y noticias. ¡Ah! y recibirá gratuitamente el “Compendio de Terapias Naturales”.

¿Le fue útil este artículo?

Pulse una estrella para calificar

Puntuación media 4.9 / 5. Recuento de votos 20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *