Propiedades curativas del ajo

PROPIEDADES CURATIVAS DEL AJO. UNA PANACEA UNIVERSAL

Las extraordinarias propiedades curativas del ajo son conocidas en las más antiguas tradiciones terapéuticas del planeta. La ciencia moderna ha demostrado su eficacia en una muy amplia diversidad de problemas de salud. Muy especialmente en la prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares.

La actividad preventiva de las enfermedades cardiovasculares está entre la más reconocidas.

La actividad preventiva de las enfermedades cardiovasculares está entre la más reconocidas.

¿QUÉ ES EL AJO?

Es una planta herbácea y bulbosa perteneciente al género de las aliáceas, como la cebolla y el puerro, cuyo nombre científico es Allium sativum. Aunque se cultiva fundamentalmente en climas templados, no creemos que haya alguien que no la conozca. Su uso es tan antiquísimo y está tan diseminado que el mundo entero reconoce el sabor y el olor de esta planta.

Parece tener su origen en Asia central, donde crecía de forma espontánea y desde donde se extendió a las grandes civilizaciones antiguas y sobre todo a la cuenca mediterránea. Oriente, los países islámicos y los mediterráneos tienen muy presente el bulbo del ajo en sus tradiciones culinarias. Y, como veremos más adelante, en sus sistemas terapéuticos tradicionales.

COMPOSICIÓN DEL AJO

Se trata de un alimento con extraordinarias características nutritivas, pero escasamente energético. Como sucede con la mayoría de verduras, hortalizas y frutas. Un diente de ajo contiene apenas 7 Kcal. Sin embargo, presenta un contenido nada despreciable de proteínas (los importantísimos aminoácidos azufrados), minerales como el calcio, potasio, hierro y sodio. Además cuenta con oligoelementos, como el magnesio, yodo, zinc, cobre y níquel. En cuanto a vitaminas, las más presentes en el ajo son las del complejo B (B1, B2 y B3) y la C.

También contiene un aceite esencial rico en componentes azufrados, con beneficios medicinales que más adelante abordaremos. Y no acaba la cosa aquí. Su principal principio bioactivo, al que se le atribuyen la mayor parte de las propiedades curativas del ajo, es la alicina. A decir verdad, este componente no se encuentra de forma natural en el ajo, sino que se genera al ser picado o triturado, gracias a la acción de la enzima alicinasa sobre la alicina.

El ajo morado es una variedad que posee idénticas propiedades curativas

El ajo morado es una variedad que posee idénticas propiedades curativas

UN POCO DE HISTORIA

La historia del ajo es tan antigua como la humanidad. Las propiedades curativas del ajo se conocen como mínimo desde la invención de la agricultura. Forma parte de la farmacopea medicinal de las grandes civilizaciones antiguas, tales como China, Egipto, India, Grecia y Roma.

En el papiro de Ebers, tratado médico egipcio datado en torno al 1550 a.C, ya se recomiendan recetas de ajo para la prevención y tratamiento de diversas enfermedades, como la falta de energía, la fatiga, la debilidad, las infecciones e incluso las cefaleas.

Las Escrituras judeo-cristianas mencionan la preferencia de los hijos de Israel por esta planta bulbosa. Después de escapar de Egipto, una vez en el desierto, los hebreos añoran el sabroso condimento culinario (Nm 11:5)

El Avesta, texto sagrado del zoroastrismo de la antigua Persia, datado en el siglo VI a.C, también menciona las propiedades curativas del ajo.

Durante las olimpiadas griegas, se alimentaba a los atletas con este bulbo por la creencia en sus propiedades fortificantes y potenciadoras de la resistencia física. Por esa misma razón, los romanos dedicaban el ajo a Marte, el dios de la guerra, y era consumido de forma regular por los legionarios romanos. El célebre médico del imperio romano, Celso, alababa los beneficios del ajo para el tratamiento de las fiebres intermitentes y el gran Galeno lo consideraba una panacea, un curalotodo.

Avicena, el médico y filósofo musulmán del siglo X d.C, en su Canon de Medicina, le atribuye propiedades curativas contra los parásitos intestinales, estreñimiento, artritis, enfermedades infecciosas y dolor de muelas.

Los beneficios del Allium sativum siguieron considerándose importantes para la práctica médica y farmacológica en occidente durante la Edad media y la Edad moderna.

PROPIEDADES CURATIVAS DEL AJO SEGÚN LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA

La Medicina Tradicional China (MTC) es el único sistema médico que tiene una existencia de más de 2000 años y cuyos fundamentos son reconocidos por el Estado chino. Tanto es su prestigio que en China se puede practicar en los hospitales. La teoría de los cinco movimientos, uno de los principios esenciales de la MTC, clasifica los remedios medicinales (alimentos, plantas,…) en 5 categorías según su naturaleza térmica y sabor. Pero “…esto es otro tema que deberá ser contado en otra ocasión…”. El ajo, de naturaleza caliente y picante, lleva aplicándose durante miles de años para:

  • Las disenterías y diarreas provocadas por parásitos.
  • Las infecciones bacterianas.
  • La infestación por hongos.
  • Las afecciones del sistema cardiovascular, gastrointestinal y respiratorio.
  • Como anticancerígeno.

Habitualmente, se ha preparado el bulbo en forma de decocción, aunque también se usa crudo y frito.

Uso del ajo en la Medicina Tradicional China

CUALIDADES CURATIVAS DEL AJO SEGÚN LA MEDICINA AYURVEDA

La Medicina Ayurveda es el nombre por el que se conoce a la medicina tradicional india. Podría ser tan antigua como la china, aunque no se conoce con certeza sus orígenes.

Este sistema médico tradicional admite los beneficios del ajo desde hace incontables siglos, considerándolo uno de los “alimentos maravillosos. En el templo budista de Kashar, en el suroeste de China, se encontraron manuscritos indios datados del siglo V d.C. De los tres manuscritos que contienen prescripciones médicas y farmacéuticas, el primero se inicia con una oración al ajo. Tal es su importancia médica.

Diferentes preparaciones a base de ajo son prescritas para la prevención y tratamiento de:

  • Enfermedades infecciosas.
  • Enfermedades pulmonares, digestivas y reumatológicas.
  • Hipertensión arterial.
  • Dismenorrea, amenorrea y otros trastornos menstruales.
  • Como afrodisíaco.
  • Problemas dermatológicos y heridas (en forma de cataplasma).

Propiedades curativas del ajo en la Medicina Ayurveda

PROPIEDADES CURATIVAS DEL AJO SEGÚN LA CIENCIA MODERNA

Si se indaga en la literatura científica, puede reunirse un cuerpo enorme de evidencias sobre los beneficios del Allium sativum no sólo en la prevención, sino en la curación de enfermedades. Para quien disfrute de los estudios científicos, dejamos al final del post unos cuantos enlaces que serán de su agrado.

PROPIEDADES ANTIMICROBIANAS

La actividad antibacteriana, viricida, fungicida y contra los protozoos es la más ampliamente conocida, ahora y desde hace milenios. Tanto es así que incluso Louis Pasteur prescribía lo por dichas propiedades.

Diversos estudios científicos evidencian la capacidad bacteriostática (inhibe el crecimiento bacteriano) y bactericida (mata a las bacterias) de la alicina. Eficaz contra una amplia variedad de bacterias, como la escherichia coli, estreptococos, estafilococos, pseudomonas, colibacilos, shigellas, helicobacter pylori, etc. Por lo que es útil en el tratamiento de infecciones respiratorias y digestivas. Lo más interesante es que, a diferencia de los antibióticos sintéticos, un tratamiento con ajo no elimina la microbiota intestinal beneficiosa y sí la dañina. Léase nuestros post sobre el microbioma (Microbioma y flora intestinal y Microbioma, metabolismo y nutrición).

Científicamente no está clara su acción viricida. En cualquier caso, bien sea por su actividad fortalecedora del sistema inmunitario o por su acción directa sobre los virus, le aseguramos que estos microscópicos seres no escapan a su actividad antimicrobiana. Los rinovirus (resfriado común), los virus del herpes (1 y 2), los de la influenza A y B (gripe) y los citomegalovirus ceden ante nuestra maravillosa planta.

También es reconocida su propiedad antifúngica.  El ajo es eficaz contra diversos tipos de hongos, organismos estos que se encuentran detrás de numerosas enfermedades, algunas de ellas graves. Algunos ejemplos son: las cándidas (candidiasis), las tineas (pie de atleta), los torulopsis, los aspergillus (aspergilosis pulmonar), los coccidioides (coccidioidomicosis), e incluso contra el criptococus (criptococosis pulmonar).

Por último, no podemos terminar sin mencionar su efectividad contra la ameba Entamoeba histolytica, responsable de la disentería amebiana, y los protozoos, tales como los tripanosomas (enfermedad del sueño), leishmanias y giardias (giardiasis).

Propiedades antimicrobianas del ajo

La actividad antimicrobiana del ajo es tradicional y universalmente conocida

PROPIEDADES DEL AJO EN EL SISTEMA CARDIOVASCULAR

Las enfermedades cardiovasculares constituyen en la actualidad una de las principales causas de mortalidad. Incluyen las enfermedades del corazón, las vasculares del cerebro (ictus) y las de los vasos sanguíneos. Podría decirse que se trata de una verdadera plaga. Pues bien, la acción del Allium sativum sobre todos los factores de riesgo lo convierte en un remedio preventivo de primer orden.

Antiagregante plaquetario

Las plaquetas son elementos de la sangre que se agregan para formar parte de los coágulos y taponar las lesiones de los vasos sanguíneos. La medicina utiliza medicamentos antiagregantes plaquetarios para prevenir las trombosis, como la aspirina. El ajo posee esta capacidad sin los efectos adversos de las medicinas.

Actividad fibrinolítica

Posee la capacidad de disolver la fibrina (proteína involucrada en la coagulación de la sangre) y con ello facilita la disolución de los trombos. Ambos efectos, antiagregante plaquetario y fribrinolítico, se atribuyen a los compuestos azufrados del aceite esencial del ajo. Asimismo, estos compuestos tienen la propiedad de inhibir la síntesis de prostaglandidas proinflamatorias (serie 2), implicadas también en la coagulación de la sangre, gracias a la inhibición de la oxidación del ácido graso araquidónico.

Las tres propiedades mencionadas disminuyen la coagulabilidad de la sangre y la hacen más fluida.  

Antiaterosclerótico, inmunomodulador y antioxidante

La aterosclerosis, también denominada arteriosclerosis, es una enfermedad compleja caracterizada por una respuesta inflamatoria crónica que acaba dañando el epitelio vascular. Esta inflamación crónica de baja intensidad promueve la acumulación de grasa (colesterol) en la pared vascular, llamada placa de ateroma, la pérdida de elasticidad y el estrechamiento de los vasos sanguíneos. Por todo ello, la aterosclerosis es causa de enfermedad cardiovascular.  

El ajo, a parte de sus propiedades antialérgicas, posee la capacidad de modular la secreción de citoquinas, activar los macrófagos, promocionar la fagocitosis y estimular la producción de inmunoglobulinas. Esta actividad inmunomoduladora disminuye la inflamación vascular, previniendo tanto la aparición de la aterosclerosis como la ruptura del ateroma.

Desde hace unos años los estudios científicos han podido relacionar la peroxidación de los lípidos por radicales libres con las enfermedades cardiovasculares. Teniendo en cuenta el incuestionable poder antioxidante del alium cepa, ingerirlo podría prevenir estas enfermedades. Su contenido en cisteína, aminoácido precursor de la glutatión peroxidasa, disminuye la capacidad de peroxidación de los radicales libres. Además, otros componentes del ajo potencian enzimas antioxidantes como la superoxido dismutasa (SOD) y las catalasas. Por esta razón tiene bien merecido el título de elixir de la juventud.

Beneficios preventivos del ajo en las enfermedades cardiovasculares

Obesidad

La obesidad es uno de los factores de riesgo cardiovascular más importantes. Se sabe que la respuesta inflamatoria crónica de baja intensidad está detrás de enfermedades diversas, como la mencionada aterosclerosis, el asma y la obesidad. Las propiedades inmunomoduladoras del ajo, unidas a un estilo de vida activo, y en especial a una dieta saludable, podrían ser de gran ayuda para tratar la obesidad y prevenir enfermedades más graves. 

Propiedades antihipertensivas

Se ha demostrado que el Allium sativum puede producir disminuciones moderadas tanto de la presión sistólica (alta) como de la diastólica (baja). Esta propiedad es debida a su efecto vasodilatador, a la disminución de la resistencia vascular periférica y a su efecto sobre la elasticidad de la pared arterial.

Mejora el perfil lipídico

El ajo contribuye a la disminución de los niveles totales de colesterol en sangre e incrementa los de la fracción buena del colesterol (HDL). Asimismo, normaliza los niveles de otras grasas, como los triglicéridos. Ni que decir tiene que esta excepcional planta no cuenta con los efectos adversos de otros medicamentos hipocolesterolemiantes.

Todas las mencionadas propiedades curativas en su conjunto hacen del ajo un excepcional remedio preventivo de las enfermedades cardiovasculares.  

BENEFICIOS DEL AJO EN LOS APARATOS DIGESTIVO Y RESPIRATORIO

Valga como claro ejemplo de las excepcionales propiedades curativas del ajo el hecho de que el Premio Nobel de la Paz Albert Schweitzer, que pasó la mayor parte de su vida en África, donde estableció un hospital, lo utilizara para el tratamiento de las disenterías amebianas (producidas por el parásito Entamoeba histolytica) y las giardiasis (enfermedad diarreica).

Propiedades curativas del ajo en el aparato digestivo

Muy útil para la salud gastrointestinal

Además de su indiscutible utilidad contra los parásitos y otros microorganismos que pueden infectar e infestar el aparato digestivo, el Allium sativum posee otras propiedades muy beneficiosas:

  • Estimula la secreción de jugo gástrico, por lo que es útil en las dispepsias relacionadas con escasa secreción ácida.
  • Acción sobre el hígado. El ajo es colerético y colagogo. Colerética es la propiedad de estimular la expulsión de bilis por parte de la vesícula biliar. Y colagoga es la propiedad de incrementar la secreción hepática de bilis. Ambas propiedades mejoran notablemente la digestión y fomentan la desintoxicación. 

Ni que decir tiene que la propiedad antimicrobiana convierte al ajo en un potencial y eficaz tratamiento para las infecciones del aparato respiratorio. Por otro parte, su riqueza en el aminoácido azufrado cisteína le provee de una actividad mucolítica relevante. Su administración en las afecciones respiratorias permite fluidificar el exceso de mucosidad y facilitar la expectoración. Las propiedades curativas del ajo en el aparato respiratorio son incontestables. 

La beneficiosa actividad antimicrobiana y mucolítica hace del ajo un remedio especialmente indicado para las afecciones respiratorias

Su beneficiosa actividad antimicrobiana y mucolítica lo convierte en un remedio especialmente indicado para las afecciones respiratorias

PROPIEDADES BENEFICIOSAS EN EL SISTEMA ENDOCRINO

El efecto hipoglucemiante del ajo ha sido demostrado en numerosos estudios. Aunque no se conocen exactamente sus mecanismos fisiopatológicos de acción, se sabe que disminuye los niveles de glucosa en sangre, mejora la intolerancia a la glucosa y la resistencia a la insulina. De ahí que su utilidad como tratamiento complementario en las diabetes tipo II (no insulinodependientes) sea indiscutible.

Sin embargo, hemos de destacar su efecto preventivo en la aparición de la diabetes tipo II (no insulinodependiente). Mejor prevenir que curar, ¿no es cierto? Se sabe que el síndrome metabólico, que hemos descrito en alguna ocasión, precede a la diabetes tipo II. El síndrome metabólico es una compleja enfermedad caracterizada por hipertensión arterial, resistencia a la insulina, intolerancia a la glucosa, hiperlipidemia y obesidad. Como hemos mencionado previamente, el ajo cuenta con propiedades beneficiosas sobre cada una de estos trastornos. Por tanto, su consumo regular puede prevenir la aparición del síndrome metabólico y de la diabetes tipo II.

Por otro lado, el uso del ajo parece incrementar la actividad de la glándula tiroides, tal vez por su contenido en yodo.

La actividad sobre el metabolismo de la glucosa, su acción sobre el tiroides y sobre la respuesta inflamatoria crónica constituyen una ayuda inestimable para el control del peso. De ahí que haya quien recomienda el ajo en ayunas para adelgazar. 

OTRAS PROPIEDADES DEL AJO

  • Desintoxicante de metales pesados y sustancias radiactivas por su contenido en cisteína, precursor del glutatión. Léase Cómo desintoxicar el organismo para recobrar la salud.
  • Anticancerígeno. Numerosos estudios han comprobado su actividad en la prevención y desarrollo del cáncer.
  • Mejora la circulación sanguínea. Su acción sobre los vasos sanguíneos y la sangre contribuyen a este efecto.

¿CÓMO SEMBRAR Y PREPARAR EL AJO?

Si a usted le desagrada esta hierba y lo que realmente quiere es aprovechar las propiedades curativas del ajo, lo mejor es adquirir un preparado comercial. Suelen ser asequibles, baratos y de fácil administración. No obstante, si su tradición culinaria lo usa como condimento y disfruta de su extraordinario sabor, puede hacer usted mismo las preparaciones.

Lo más sencillo es comprar ajo en el mercado, pero si dispone de un pequeño terreno, puede cultivarlo usted mismo. A esta planta le gusta el terreno esponjoso y rico en materia orgánica. En España se siembran los dientes del ajo blanco en otoño, separados unos 5 cm cada uno, en hileras distanciadas unos 30 cm. Normalmente se recolectan a finales de la primavera, cuando las hojas comienzan a amarillear. Se pueden conservar en lugar seco y fresco durante dos años. Aunque lo mejor es consumirlos antes de los 9 meses, momento en que comienzan a perder sus propiedades curativas.

Propiedades beneficiosas del ajo

Los compre o los cultive, la forma más sencilla de consumirlo, y no por ello menos efectiva, es en crudo. Debe comer 2 o 3 dientes de ajo al día.

La preparación casera que más eficaz nos parece es la maceración. Vierta de 50 a 100 gramos de ajos pelados en 250 cc de agua. Para niños pequeños con 15 gramos bastará. Déjelos macerar toda la noche. Cuele el macerado y bébase la mitad o toda la preparación a lo largo del día. Lo más importante es la regularidad. Debe perseverar en el consumo de la preparación durante al menos 3 meses. Luego puede descansar unas semanas y volver a iniciar la prescripción.

En cualquier caso usted aprovechará las propiedades curativas del ajo. Puede freírlo, cocerlo (1 cabeza por litro de agua durante 5 minutos) o guisarlo y siempre será beneficioso.

AJO NEGRO

Aunque de más difícil elaboración, puede optar por preparar ajo envejecido, también conocido como ajo negro. Se dice que posee más propiedades antioxidantes que el ajo joven. El gran maestro coreano, Lee Dong Keung, que enseñó acupuntura a Jaakob, los elabora en su propia casa y los consume a diario. Le dejamos un enlace para que aprenda cómo preparar ajo negro.

Ajo negro o ajo envejecido

Ajo negro o ajo envejecido

EFECTOS SECUNDARIOS Y CONTRAINDICACIONES DEL AJO

El primer gran efecto y contraindicación es su olor. A nosotros nos encanta el olor del ajo, pero no negaremos que en muchas culturas, sobre todo en aquellas que no lo usan en la cocina, puede suponer un serio motivo de rechazo social.

Cuando se consume, el olor no se limita a la boca. El disulfuro de alilo, componente del aceite esencial y responsable del olor, es volátil y se transfiere a todas las secreciones corporales. Por esta razón, el consumo de ajo está contraindicado durante la lactancia. 

El consumidor asiduo huele a la legua, impregna su perfume en las paredes de las habitaciones, en el ambiente, etc. El olor se relaciona directamente con la dosis de ajo que ingiera. Como preventivo, con un diente al día sería suficiente. Tal vez así no vaya oliendo por la calle. Sin embargo, para las infecciones o infestaciones usted deberá aumentar la dosis e irremediablemente el olor se manifestará.

Existen en el mercado preparaciones de ajo desodorizadas que conservan todas las propiedades curativas del ajo y evitarán el inconveniente del olor.

Esta planta carece de toxicidad y es muy segura; sin embargo, las dosis elevadas pueden producir molestias gastrointestinales, sobre todo en las personas más sensibles. Antes de consumir ajo como tratamiento preventivo o curativo, deberá consultar a su médico si está usted embarazada, padece abundantes sangrados menstruales o está siguiendo un tratamiento antiagregante plaquetario o anticoagulante.

El olor a ajo, su principal contraindicación

REFERENCIAS CIENTÍFICAS

El texto de los siguientes artículos acerca de los beneficios del Allium sativum está en inglés. Pero el traductor de Google hace maravillas.

El ajo: una revisión de los posibles efectos terapéuticos.

Efecto reductor del colesterol de los extractos de ajo y compuestos organosulfurados: estudios en humanos y animales.

Verduras Allium y riesgo de cáncer de próstata: un estudio de base poblacional.

Efectos del ajo en la dislipidemia en pacientes con diabetes mellitus tipo 2.

El ajo como agente antidiabético: avances recientes y revisiones de patentes.

Actividades del aceite de ajo, el ajo en polvo y sus componentes dialílicos contra Helicobacter pylori.

Efectos virucidas in vitro del extracto y compuestos de Allium sativum (ajo).

Eficacia del ajoeno en el tratamiento de la tinea pedis: un estudio doble ciego y comparativo con terbinafina.

Si vive en España y desea adquirir un suplemento de ajo de calidad (aquí)

Si vive fuera de España (aquí)

P´REZ & MÜLLER

Cualidades del ajo contra la aterosclerosis

De las maravillosas cualidades del limón escribiremos en otra ocasión

Si le ha gustado el artículo sobre las propiedades curativas del ajo, compártalo en redes sociales. También puede suscribirse al blog para recibir por correo notificación de las nuevas entradas. Un saludo y ¡fuerza en el salto cuántico!

POR FAVOR, VALORE ESTE ARTÍCULO PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL BLOG

Leave a Comment