MEDICINA AYURVEDA. EL TESORO DE LA INDIA

Medicina ayurveda, el tesoro de la India
4.8
(33)

La medicina ayurveda es el sistema médico tradicional de la India y una de sus más grandes aportaciones a la humanidad. En nuestra opinión, se trata de un precioso tesoro, reconocido desde hace siglos por el gobierno indio y, actualmente, por la OMS. El National Center for Complementary and Integrative Health (NCCIH) la considera un sistema terapéutico completo e integral, junto con la medicina tradicional china, la naturopatía y la homeopatía.

La medicina ayurveda tiene su origen en los Vedas, textos escritos en sánscrito que constituyen las escrituras sagradas del hinduismo y que cuentan con más de 4000 años de antigüedad. En sánscrito, el término ayurveda significa ciencia de la vida” y, aunque no se sabe con certeza, viene practicándose desde hace al menos 5000 años. 

COSMOVISIÓN DE LA MEDICINA AYURVEDA

Para la medicina ayurveda, el ser humano y el universo forman una unidad, en cuanto a composición material y energética, así como a lo que a funcionamiento se refiere. El ser humano debe permanecer en armonía con lo que le rodea para estar saludable. Por lo que la enfermedad no es otra cosa que la expresión de la pérdida del equilibrio interno y la falta de armonía con el universo. De ahí que la terapia ayurveda persiga mantener la armonía para promover la salud y prevenir la enfermedad, así como restablecerla en el tratamiento de la misma.

Por otra parte, concibe al ser humano formado por tres dimensiones perfectamente integradas, inseparables, que establecen relaciones de dependencia mutuas y funcionan en unidad: cuerpo, mente y consciencia espiritual.

TEORÍA DE LOS 5 ELEMENTOS Y LOS TRES HUMORES EN LA MEDICINA AYURVEDA

Cada cosa de cuanto existe está formada por la combinación, en proporciones variables, de los 5 elementos y sus respectivas cualidades: éter-espacio, aire-movimiento, fuego-calor, agua-flujo y tierra-solidez.

Estos elementos y sus cualidades se mezclan en el ser humano y se manifiestan en los tres humores o doshas.

  • Vata (manifestación del éter y el aire).
  • Pitta (fuego y agua).
  • Kapha (tierra y agua).

Las tres doshas constituyen el fundamento teórico y práctico principal de la medicina ayurveda. Tenga en cuenta que las doshas gobiernan todas las funciones fisiológicas y psicológicas del ser humano. La formación, crecimiento y destrucción de los tejidos, así como la eliminación de desechos y el temperamento dependen del equilibrio de las doshas. 

Los cinco elementos y las tres doshas

LAS CONSTITUCIONES Y LA SALUD

Las tres doshas se encuentran combinadas en los seres humanos en proporciones variables. A esta combinación de doshas, que conforman al individuo desde su concepción, se la denomina constitución.

Como si de una huella digital se tratara, cada uno de nosotros posee una constitución única e invariable durante toda la vida. Constitución que proporciona al individuo unas características físicas y mentales particulares. Debido a que existen infinitas combinaciones de las tres doshas, no puede encontrarse dos personas con la misma constitución. Por lo que cada uno de nosotros es un ser singular, especial y único.

En cualquier caso, la medicina ayurveda describe 7 constituciones generales, en función de la predominancia de una o de dos doshas.

  • Vata              –                  Vata-Pitta
  • Pitta              –                  Pitta-Kapha
  • Kapha           –                  Vata-Kapha
  • Vata-Pitta-Kapha

Con todo, en el universo no existe nada que permanezca estático e inmutable. Como resultado de la interacción entre el ser humano y su entorno, la constitución innata se encuentra en constante adaptación. Sufre modificaciones, tratando de mantener un delicado equilibrio dinámico. De ahí que la proporción de las tres doshas (constitución) varíe dentro de unos márgenes naturales, normales, saludables. Puede verse modificada según la hora del día, el ciclo lunar, la estación, e incluso el movimiento de los planetas. Asimismo, también varía por el estilo de vida, que incluye la alimentación, los horarios, la actividad física, etc.

Cuando estas variaciones exceden los límites y se alejan en exceso de la constitución innata, sobrevienen desequilibrios.

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LAS PRINCIPALES CONSTITUCIONES

Las tres constituciones básicas son Vata, Pitta y Kapha. Aunque tenga en cuenta que cada persona presenta una combinación de las doshas en proporciones diferentes. Encontrar, por ejemplo, a alguien Vata al 100% es como hallar una aguja en un pajar. La inmensa mayoría de nosotros somos una combinación particular de las tres doshas. Si bien es cierto que habitualmente predomina una de ellas.  

Vata. En este tipo de personas predomina la dosha Vata. Poseen una estructura ósea poco desarrollada, son físicamente delgados. Con poca musculatura y escasa fortaleza física. Su digestión es laboriosa y tiene poco apetito. Psicológicamente se caracterizan por ser activas, inquietas, nerviosas, miedosas, creativas. Con tendencia natural a la ansiedad y los trastornos del sistema nervioso.

Pitta. La dosha predominante es Pitta. Físicamente poseen una estructura ósea intermedia y buen desarrollo muscular. Tienen un metabolismo acelerado, gran apetito y digestión correcta, por lo que se mantienen en su peso ideal. Desde el punto de vista psicológico, son inteligentes, ambiciosas, capacidad de liderazgo y oratoria, iracundas y celosas. Tendentes a los problemas gastrointestinales.

Kapha. En esta constitución predomina la dosha Kapha. Se caracterizan por poseer una complexión física corpulenta con una estructura ósea grande y un desarrollo muscular importante. Aunque no comen mucho y su digestión es lenta, sufren una tendencia notable a aumentar de peso. Psicológicamente son calmadas, pacíficos, tolerantes, pero posesivos y ávaros.

Si lo desea, puede hacer un test para conocer la proporción de cada dosha en su constitución. Aunque más preciso sería acudir a un médico ayurveda. Conteste el siguiente cuestionario

Biotipología de las doshas

Biotipología de las doshas.

CAUSAS DE ENFERMEDAD SEGÚN LA MEDICINA AYURVEDA

Para el mantenimiento de la salud, la interacción humana con su entorno debe ser armoniosa. De este modo, su medio interno permanecerá en equilibrio. Ni que decir tiene que la desadaptación con el entorno provocará la enfermedad.

A rasgos generales, la salud es el resultado del equilibrio de tres pilares fundamentales.

  • Las tres doshas.
  • El fuego digestivo o Agni.
  • El cuerpo, la mente y la consciencia espiritual.

EQUILIBRIO DE LAS DOSHAS

Ya hemos hecho mención al equilibrio de las doshas, así que sólo recordaremos el concepto.

Cada persona viene al mundo con una combinación de doshas única (constitución), que debe mantenerse en equilibrio para la conservación de la salud. La enfermedad aparece cuando alguna dosha, habitualmente la predominante, crece en exceso y como resultado se debilitan las demás. Este desequilibrio genera toxinas que interfieren el funcionamiento de los órganos.

EQUILIBRIO DEL AGNI

Agni es el fuego biológico que gobierna todos los procesos digestivos y metabólicos del organismo. La medicina ayurveda lo considera un factor clave en la conservación de la salud y en el origen de la enfermedad.

Cuando Agni está fuerte, la digestión de los alimentos, la absorción de los nutrientes y su asimilación son correctos. Un Agni poderoso equivale a una buena salud.

Si, por el contrario, Agni está débil, los alimentos no se digieren bien produciéndose un residuo pegajoso y tóxico, denominado Ama. Éste se adhiere a la pared intestinal pudiendo bloquear el tránsito normal y la absorción de los nutrientes. Además, sus toxinas pasan a la sangre, se depositan en los tejidos e interfieren con los procesos fisiológicos normales.

Agni o fuego digestivo, factor de salud primordial para la medicina ayurveda

EQUILIBRIO CUERPO, MENTE Y CONSCIENCIA ESPIRITUAL

La enfermedad puede tener su origen en cualquiera de las tres dimensiones que constituyen al ser humano y de ahí extenderse al resto. El desequilibrio de cualquiera de estas dimensiones acabará afectando a las otras dos.

Por ejemplo, una persona puede sufrir inicialmente un trastorno físico. Más tarde, este trastorno se manifestará en la conciencia espiritual y se expresará a través de la mente.

Las emociones reprimidas son un ejemplo claro del origen mental de la enfermedad. Según la medicina ayurveda, y en esto coincide con el resto de terapias naturales, las emociones reprimidas se solidifican en el inconsciente y desde ahí originan desequilibrios físicos. Las emociones reprimidas debilitan el Agni, generan toxinas y desequilibran las doshas, lo cual acaba obstaculizando el funcionamiento correcto del organismo.

DIAGNÓSTICO EN MEDICINA AYURVEDA

Lo primero que el médico ayurveda debe hacer es conocer la naturaleza del desequilibrio. Para ello tiene que definir la constitución innata del paciente y el desequilibrio de las doshas. En la mayoría de los casos será la dosha predominante de la constitución innata la que se encuentre alterada en exceso.

Además, también debe tener en cuenta el lugar del organismo en el que se expresa el trastorno, así como evaluar las manifestaciones morbosas (signos y síntomas). De este modo, podrá determinar la dimensión donde se origina la enfermedad (cuerpo, mente, consciencia espiritual).

La práctica diagnóstica incluye un interrogatorio detallado con el objeto de precisar la causa de la enfermedad. Se preguntará sobre el estilo de vida del paciente, sus hábitos –alimenticios, por ejemplo-, antecedentes personales, familiares y condiciones de vida (medio ambiente). También se llevará a cabo un examen del pulso, la cara (espejo del alma, según la ayurveda), la lengua, los ojos, labios, uñas, etc.

Técnica de diagnóstico a través del pulso

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

El significado del término sánscrito Ayurveda – ciencia de la vida – refleja fielmente el enfoque y énfasis primordial de esta terapia milenaria. La medicina ayurveda se centra no tanto en el tratamiento de la enfermedad como en la prevención de la misma y en la promoción de la salud. De ahí que se exija obstinadamente a la persona tomar conciencia y hacerse responsable de su estado de salud.

Con el objeto de conservar la salud, el médico ayurveda tratará de determinar la constitución innata de la persona. De este modo, podrá recomendarle un estilo de vida acorde a la misma.

En cuanto al tratamiento, la medicina ayurveda se rige por el principio de la individualidad terapéutica. No existen dos personas idénticas, por lo que no se encontrarán dos formas de enfermar iguales. A decir verdad, no pretende curar una enfermedad, sino a una persona. Este enfoque la diferencia grandemente de la medicina oficial y académica, que busca un medicamento que pueda curar a muchas personas de una única enfermedad. La terapia ayurveda reconoce que no hay dos enfermedades iguales y, como consecuencia, no existen dos tratamientos idénticos. Cada paciente debe recibir una prescripción individualizada y específica. 

El pilar fundamental del tratamiento es la corrección del desequilibrio causante de la enfermedad. Expresado con otras palabras, la terapéutica ayurveda pretende atajar la enfermedad yendo al origen de la misma.  De ahí que principalmente se centre en el restablecimiento del equilibrio de las doshas.

ESTILO DE VIDA

El mantenimiento de la armonía entre el ser humano y su entorno constituye uno de los engranajes esenciales de la medicina ayurveda. En este sentido, un estilo de vida adaptado a la naturaleza de la energía corporal y los ritmos medioambientales juega un papel decisivo en la promoción de la salud, la prevención y tratamiento de la enfermedad.

Una vez ha sido determinada la constitución innata de la persona (o paciente), el médico ayurveda se encuentra en condición de prescribir un minucioso régimen de vida adaptado a ella. No olvidará el más mínimo detalle. Llevarlo a cabo dependerá de la capacidad del paciente de responsabilizarse de la conservación de su salud.

En la rutina diaria de vida se incluirán aspectos como los horarios de levantarse, acostarse, eliminar residuos, comer, meditar, ejercitarse, realizar la higiene. No se olvidará de otros aspectos relacionados con la sexualidad, la alimentación, la posición corporal, la respiración, etc.

Sincronizar los ritmos biológicos con los de la naturaleza forma parte de un estilo de vida saludable

Sincronizar los ritmos biológicos con los de la naturaleza forma parte de un estilo de vida saludable, y la medicina ayurveda lo tiene muy en cuenta.

DIETOTERAPIA

El médico ayurveda tiene en la dietoterapia una herramienta preventiva y terapéutica eficaz.

A grandes trazos, las dietas se diseñan conociendo la constitución innata del paciente, el desequilibrio que aqueja, los atributos y cualidades de los alimentos, su calidad y frescura, su compatibilidad y los cambios rítmicos diarios y estacionales de las doshas.

La dietoterapia ayurveda se rige por el principio de la individualización. Cada paciente recibe una prescripción individual, de acuerdo con su constitución única.

Los alimentos poseen cualidades y atributos, que se usan terapéuticamente teniendo en cuenta el principio según el cual los contrarios generan equilibrio. Desde esta perspectiva, consumir alimentos con atributos semejantes a los de una dosha, la incrementarán. Y al revés, alimentos con cualidades contrarias, la debilitarán.

Los alimentos pueden ser clasificados según sabor en dulces, salados, picantes, agrios y amargos. Los alimentos picantes, por ejemplo, constituidos principalmente por los elementos aire y fuego, no son aptos para la constitución Pitta y Vata. ¿Por qué? Porque estas constituciones contienen en su composición una mayor proporción de dichos elementos. Un exceso de picante podría incrementar las doshas Pitta y Vatta en las constituciones respectivas y generar un desequilibrio productor de enfermedad.

Otros atributos de los alimentos son la temperatura (fríos/calientes), su “peso” (ligeros/pesados), su “humedad” (húmedos/secos), etc.   

Por otra parte, a la hora de diseñar una dieta, la medicina ayurveda tiene en cuenta la unidad rítmica de los flujos de energía humanos y de la naturaleza. Así, la predominancia natural de una u otra dosha en función de los horarios diarios y las estaciones, determinará los alimentos a consumir. Por ejemplo, a mediodía, cuando el sol se encuentra en su zénit, Pitta prevalece, por lo que resultará el mejor momento para una comida abundante y pesada.

FITOTERAPIA 

Junto con la Medicina Tradicional China, la medicina ayurveda posee una de las mayores famacopeas del mundo. Incluye 700 plantas, 64 preparaciones minerales y 57 preparaciones de fuentes animales.

Como sucede con los alimentos, las hierbas son clasificadas según sus cualidades, como sabor, “temperatura”, etc. Dichos atributos se utilizan en la terapia no sólo en el tratamiento de la enfermedad, sino en su prevención.

Para la prescripción de las plantas, el médico ayurveda tiene en cuenta la constitución innata del paciente, el principio de individualización y el de los contrarios generan equilibrio, ambos citados en el epígrafe anterior.

Recientemente, algunas de las plantas prescritas por la medicina ayurveda desde hace milenios han adquirido gran popularidad en occidente. Es el caso de la Ashwaganda, utilizada en la India como vigorizante, así como por su acción tonificante físico y mental.

Fitoterapia ayurveda

TERAPIA PANCHAKARMA

Unos de los métodos terapéuticos más importantes de la medicina ayurveda es la terapia Panchakarma. Se trata de un conjunto de técnicas tradicionales, cuyo objetivo es la desintoxicación del cuerpo y la mente.

Antes de la realización de esta práctica se debe preparar el cuerpo a través de dos técnicas preliminares.

  • La oleación o terapia de aceite. Se aplica aceite medicado por todo el cuerpo.
  • Terapia de sudación o transpiración. Se somete al paciente a vapor medicado.

Una vez se ha preparado al paciente, se lleva a cabo el método Panchakarma. Incluye 5 diferentes procesos:

  • Vómito.
  • Purgantes.
  • Enemas.
  • Administración nasal o Nasya.
  • Sangría. Este proceso se encuentra en desuso en la actualidad. Se prefiere la menos radical administración de plantas depurativas a largo plazo.

MASAJES Y TERAPIA MARMA

Según la medicina ayurveda, a través del organismo fluye sin interrupción la energía vital, conocida como prana. Y lo hace a través de una compleja red de canales denominados nadis

A lo largo del recorrido de los nadis se distribuyen los marmas, unos puntos sensibles donde se concentra el prana. Pueden distinguirse los marmas menores y marmas mayores. A estos últimos se les conoce mejor como chakras.

Las alteraciones y bloqueos en la circulación del prana ocasionan diferentes trastornos de salud. Pues bien, la terapia marma permite estimular la energía vital y desbloquear estancamientos a través de la manipulación de los marmas.

También existen otras técnicas de masaje sobre los nadis que permiten al médico ayurveda influir en el flujo de energía y tratar las enfermedades.  

Red de canales llamados nadis en los que se encuentran los marmas

OTRAS TÉCNICAS TERAPÉUTICAS DE LA MEDICINA AYURVEDA

El post sería interminable, si nos dedicáramos simplemente a rascar la superficie del completo sistema teórico y práctico ayurveda. De ahí que debamos sintetizar.

A continuación, enumeramos y describimos por encima algunas de las técnicas terapéuticas más relevantes.

  • Desintoxicación. Un tratamiento correctamente prescrito puede fallar, si no se ha realizado previamente una desintoxicación. Las toxinas acumuladas entorpecerán cualquier intento de restablecer el equilibrio profundo. Sólo se conseguirá aliviar los síntomas. y nunca una curación profunda, si no se tiene en cuenta las técnicas de desintoxicación. Léase nuestro post sobre cómo desintoxicar el cuerpo
  • Ayuno. Muy útil para incrementar el Agni y promover una purificación profunda. El efecto del ayuno puede potenciarse asociándolo con plantas medicinales como el jengibre o el curry.
  • Psicoterapia
  • Yoga. Existen distintas variedades de yoga y cada constitución se adapta mejor a una de ellas. Las posturas desbloquean estancamientos y promueven la armoniosa circulación de la energía.
  • Meditación prana (pranayama). Conjunto de prácticas yóguicas para equilibrar la energía, consistentes en la realización de ejercicios respiratorios.
  • Recitación de mantras. La energía vibratoria de la recitación posee poder curativo.
  • Terapia con piedras, gemas, color y música. Se basa en el mismo principio de la vibración.
  • Actividad física y baños de sol. La medicina ayurveda alaba los enormes beneficios preventivos y terapéuticos de una vida activa, así como los de la exposición solar. Léase nuestro post sobre los beneficios de la exposición solar.

Panchakarma

PREZ&MÜLLER

Si le ha gustado el artículo sobre medicina ayurveda, compártalo en redes sociales. También puede suscribirse al blog para recibir por correo notificación de las nuevas entradas y recibir el Compendio de Terapias Naturales gratuitamente. 

¿Le fue útil este artículo?

Pulse una estrella para calificar

Puntuación media 4.8 / 5. Recuento de votos 33

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *