SEXUALIDAD DIVINA (PARTE III)

Sexualidad divina
5
(7)

El ser Humano sigue percibiendo erróneamente una desconexión de la parte divina que habita en él. Por eso hemos dedicado esta serie de artículos, al manejo de la energía más potente que somos capaces de generar: la que origina la sexualidad divina. Y ésta nos recuerda que somos parte de La Unicidad, de La Fuente.

Para una mejor compresión de este artículo, lea antes (si no lo ha hecho ya), las dos primeras partes:

PARA INTEGRAR LA SEXUALIDAD DIVINA NECESITAMOS LIBRARNOS DEL MALWARE

Parte de la sanación de la Humanidad consiste en reconocer y librarnos de los patrones disfuncionales (malware) que han pasado de generación en generación (transgeneracional), hasta nosotros. Pero estamos destinados a tomar conciencia de estos patrones para reprogramarlos y así caminar hacia una intención positiva.

Si viene de una tradición familiar que reprimía la sexualidad divina por pecaminosa, estos códigos transgeneracionales y los engramas, estarán almacenados en su disco duro. Pero eso no significa necesariamente que tenga que aplicarlos. Ni la genética ni nuestro inconsciente condicionan completamente nuestros actos, aunque esta programación de cómo interactuar en la Matrix, existe.

BLOQUEO DE LA CONTRAPARTE FEMENINA DE LA SEXUALIDAD DIVINA

La sexualidad divina está profundamente codificada en el cuerpo: es la energía bruta primaria. Las mujeres, en particular, heredaron tradicionalmente un patrón de percepción que restringía sus capacidades y deseos de tener un orgasmo, de hecho, hay muchas mujeres a las que les cuesta alcanzarlo o incluso no han tenido jamás uno.

Algunas mujeres han aprendido a simular un orgasmo y como sus parejas están demasiado ocupadas en buscar su ansiado premio, no se dan cuenta. Estas mujeres saben que debe suceder algo y fingen gemidos y gritos, creando una escena de teatro, imitando los sonidos y gestos, pero sin la excitación y pasión.

Los hombres disponen de una muestra externa de su excitación y emiten su bárbaro gañido cuando liberan su energía sagrada al compás de la eyaculación. Pero una mujer anosgármica puede simular tener un orgasmo porque no conoce ni acepta a su cuerpo, ni tampoco comprende la importancia de lo que no es capaz de sentir.

Lo que no sabe es que su contacto con la sexualidad divina es un camino hacia la introspección.

Reconozca la sexualidad divina

Reconozca la sexualidad divina.

AMBAS VIBRACIONES ESTÁN PRESENTES EN NUESTRO CUERPO

Existen dos identidades sexuales diferentes, femenina y masculina, que se han utilizado como base para entender el poder de la energía almacenada en el cuerpo físico encarnado en la Matrix. Y aunque resulte evidente el sexo al cual pertenecemos, tenemos tanto una vibración femenina como masculina.

De acuerdo con la biología, los genitales deciden la identidad que aprendemos a adoptar, aunque el grado de energía masculina y femenina puede variar. No hay errores en la biología, tampoco en quiénes somos, ni en la identidad que hemos elegido.

USTED NO SE QUEDÓ EL ÚLTIMO DE UNA LISTA SIN POSIBILIDAD DE ELEGIR

Cada una de sus vidas encarnadas en este planeta-prisión 3D, está entrelazada con las capas de propósitos y planes que se encuentran relacionados con una visión mucho más amplia de la realidad. Usted ha sido hombre y mujer a lo largo de su viaje multidimensional encarnado y aunque la gran mayoría de personas no es capaz de recordar conscientemente sus diferentes identidades, sus registros de las líneas personales del tiempo están guardados en los diversos niveles de la mente subconsciente e inconsciente.

A veces, determinados modos, talentos, actitudes y habilidades pueden crear en una mujer unas cualidades más bien masculinas y viceversa. Puede que las formas de afrontar eventos o los modos y actitudes en un hombre marquen características femeninas. ¿Quién no conoce a aquella chica que aunque femenina, se desenvuelve mejor entre hombres y casi todos sus amigos son hombres?.

ACEPTACIÓN

Aceptarse no sólo es una clave importante para comprender la identidad, también es una señal de una mente que despierta. Somos una expresión que hemos elegido desde una forma más amplia de la conciencia que aprende de sí misma, gracias a las intrincadas maravillas del juego de la existencia.

A nivel mental, usted estará predispuesto a vivir su vida como un hombre o una mujer, pero cómo maneja la sexualidad divina a lo largo de sus reencarnaciones, determina para lo que está disponible.

La sexualidad divina y la sensibilidad psíquica se entrelazan de manera natural. Con la aceleración energética que activa un despertar espiritual en toda la Humanidad, tanto hombres como mujeres en el mundo entero estamos eliminando ese malware y traspasando las fronteras de nuestras creencias limitantes. Estos patrones de pensamientos atrapan y ahogan nuestra mente creativa, pero cuando somos conscientes de nuestra fuerza, dejan de aprisionarnos.

LA CONTRAPARTE FEMENINA

En general, las mujeres tienen una mayor tendencia a pasar su atención de una realidad a otra y la mayoría de las mujeres lo hacen sin darse cuenta. Esa habilidad es inherente a la forma Humana. Las mujeres también tienden a establecer una conexión más profunda con su estructura biológica y son sensitivas psíquicamente de forma natural debido a la menstruación. Este evento tan importante desde el punto de vista energético, las acompaña casi media vida, soliendo comenzar en torno a los doce o trece años y finalizando a los cuarenta, cincuenta, incluso sesenta años. 

LAS ETAPAS EN LA MUJER

Cuando las niñas comienzan a ser mujeres, la menarquia (aparición de la primera menstruación) crea un vórtice energético psico-espiritual, un portal de poder personal relacionado con los ciclos de la Luna.

Eventos tan potentes como la creación de vida durante la gestación y el parto, pueden modificar más aún la conexión que tienen las mujeres con su soporte físico. Desafortunadamente, a muchas mujeres se les ha negado los placeres del cuerpo porque tanto a hombres como a mujeres se nos enseñaba a considerar la menstruación como algo repulsivo y negativo.

Cuando las mujeres condenan su cuerpo por sus funciones naturales, no hacen otra cosa que atraer problemas físicos porque sus células siguen sus órdenes. Este desprecio e ignorancia del proceso que proporciona la vida, se han convertido en diversos malestares de la vida moderna. El ciclo menstrual es algo muy característico del cuerpo femenino y potencia la fertilidad, la energía de La Fuente.

Cada mes, cuando aparece la menstruación, las puertas para traspasar la realidad 3D están abiertas de par en par.

LA MENSTRUACIÓN: APRECIADA Y RESPETADA EN LA ANTIGÜEDAD

Durante los últimos dos milenios, el poder del cuerpo femenino y su ciclo de menstruación han sido ridiculizados y ninguneados. Sin embargo, hace mucho tiempo, el conocimiento de la menstruación fue apreciado y respetado. En el ritmo de vida de una mujer, la aparición de la menstruación determina cuándo y cómo establece contacto con los misterios de la naturaleza.

Ésa es la grandeza de su don, ser capaz de guiar el camino de la Humanidad al ser capaz de traer vida. La presencia de la menstruación produce diferentes grados de sensibilidad dependiendo de la individualidad. Cuando una vez al mes las mujeres se abren psíquicamente, puede aparecer caos si no entienden lo que está pasando. A veces las mujeres quieren retirarse, encerrarse y esconderse durante unos días para protegerse de las frecuencias que sienten, pero que habitualmente no entienden.

La menstruación es un ciclo sagrado poderoso

La menstruación es un ciclo sagrado poderoso.

LA CONTRAPARTE MASCULINA DE LA SEXUALIDAD DIVINA

La vibración energética masculina es la fuerza que afianzan la apertura psíquica y por ello, los hombres deben respetar y honrar su propia parte, equilibrando el poder del ciclo menstrual.

A lo largo de la historia, los hombres han demostrado ciertamente sus propias habilidades psíquicas grandiosas y sus famosas hazañas. No obstante, al igual que con las mujeres, los últimos 2.000 años de sufrimiento mental, físico, emocional y espiritual (debido a guerras y sobre todo a la persecución de las prácticas psíquicas como durante la Inquisición) han producido una marca de fuego de miedo y dolor en nuestro DNA, sobre todo en la vibración masculina.

QUERIDO LECTOR, COMPRENDA Y RESPETE

Los hombres están aprendiendo que su sensibilidad y su vulnerabilidad en realidad son su fuerza interna, y que la honestidad es la clave tanto para una conciencia clara como para la paz mental. También se está retando a los hombres para que acepten la responsabilidad de su sexualidad divina, que tiene una carga energética completamente diferente a la de las mujeres.

Los hombres deben entender que su poder personal reside en activar y abrazar sus sentimientos, una parte de sí mismos que no han considerado debidamente. Cuando los sentimientos de un hombre se unen a su sexualidad divina puede experimentar nuevos niveles de intimidad. Aunque es importante tener una mente bien amueblada y un cuerpo bien estructurado, la fuerza real está relacionada con la capacidad de confiar en uno mismo, en la familia, en la pareja y en las demás personas de su círculo.

La tarea de los hombres consiste en confiar en los demás con sus verdades para reconocer la ignorancia arrogante y la estupidez de la violencia, así como para honrar y respetar cualquier forma de vida.

LA ENERGÍA DE LA CREACIÓN

Pese al brutal adoctrinamiento y la lucha contra la familia, nuestra biología nos empuja a procrear para que podamos aprender de primera mano cómo manejar la energía de la creación. La gestación es el símbolo del crecimiento, una promesa de renovación y responsabilidad. Cuando un hombre y una mujer tienen una buena relación sexual terrenal, enriquecen enormemente su conexión con el otro y con lo divino que habita en ellos. Ocupar los cuerpos por completo, con el disfrute de las alegrías que proporcionan, riendo y buscando amorosamente el camino hacia la experiencia universal del cosmos es la llave para alcanzar la sexualidad divina.

Un hijo concebido en semejante entorno será un vivo miembro de la raza Humana.

La sexualidad divina nutre a la Humanidad

La sexualidad divina nutre a la Humanidad.

EL SEXO NOS MANTIENE JÓVENES Y FUERTES

Aunque podemos pasar años sin tener relaciones sexuales, la actividad sexual es una necesidad para el bienestar físico en general (Pirámide de Maxlow). Practicar sexo nos mantiene jóvenes y fuertes y gracias a la intimidad sexual con otra persona, establecemos contacto con nuestro Espíritu.

Algunas personas cuando envejecen, aunque sigan estando casadas o tengan algún tipo de pareja, dejan de practicar sexo por una razón u otra. Incluso siendo jóvenes, por decisión propia o por dificultades en la relaciones sociales, algunos deciden no tener sexo. En estos casos, estas personas se pueden complacer a sí mismas.

Los profesionales de la salud ya descubrieron hace tiempo que la masturbación y otras formas de buscar el placer resultan favorables para el crecimiento personal y el bienestar en general. La gente que no practica sexo durante mucho tiempo acaba padeciendo problemas físicos.

ES MÁS DIVERTIDO Y PRODUCTIVO EN PAREJA

Cuando envejecemos nos volvemos más selectivos, tenemos una mayor capacidad de sintonizar con nuestra pareja porque somos más psíquicos y tenemos la sabiduría que aporta la experiencia. Entonces, el sexo se convierte en algo más que una mera experiencia genital o física, pues con la edad todo va mejorando. Tenemos la sabiduría, hemos construido caminos en el bosque y hemos llegado a un punto, en el mejor de los casos, en el que aceptamos nuestro cuerpo: hemos pasado la fase de incómoda fijación corporal de los jóvenes.

En esta etapa de la vida se hace el amor con una persona y no se utiliza el cuerpo para la estimulación propia. De este modo, un índice de masa corporal elevado o unos pechos no tan turgentes ya no suponen una gran diferencia.

En cualquier relación a largo plazo, permanecemos en una montaña rusa respecto a nuestra vida sexual. Si siempre escaláramos el K2, sería realmente agotador, así que pasar por las cumbres y valles forma parte de una relación madura. No obstante, conforme nos vamos conociendo cada vez mejor, nos damos cuenta de que hay mucha energía después del sexo. La sexualidad está relacionada con cómo utilizamos este don sagrado, puesto que la sexualidad divina es precisamente nuestra toma de contacto con La Fuente Preexistente.

LA SEXUALIDAD DIVINA NACE DESDE LA LUZ

Si tenemos una vida sexual secreta o tenemos que manipular la energía (la propia y la de otros) para tener sexo, entonces estamos utilizando una manera nada adecuada. Nuestra integridad y responsabilidad como ser Humano estará alterada y haremos vibrar nuestro niveles superiores por debajo del espectro de la conciencia.

Nosotros y nadie más, somos los responsables de elevar nuestra frecuencia vibracional y gracias a ello descubrimos la versión original de la sexualidad divina.

EL LADO OSCURO Y LAS PARASITACIONES DE ENTIDADES NO FÍSICAS

Con respecto al manejo de la energía, debemos hacernos unas preguntas básicas:

  • ¿Estoy haciendo el amor por deseo propio?
  • ¿Son mis encuentros sexuales consensuados, llenos de vitalidad, alegres y como una expresión de amor?
  • ¿Están basados en la intimidad, la confianza y la honestidad?

Si tenemos un fuerte impulso sexual, pero falta la intimidad, la confianza y la honestidad, el aburrimiento puede atrapar la relación y conducirla a exploraciones cada vez más peligrosas (a veces relacionadas con el dolor y la humillación para conseguir una excitación genital).

CAOS EMOCIONAL = ROBO ENERGÉTICO

Recuerde que cuando abrimos nuestros vórtices sexuales, verdaderos portales energéticos interdimensionales, estamos en contacto con el don divino de la creación. Y las entidades de otras dimensiones se sienten muy atraídas por esa energía sexual generada, puesto que les da la vitalidad para seguir existiendo: les alimenta.

El deseo de un tipo extremo de intercambio sexual nos aparta más y más del respeto por nosotros mismos. Además puede llevarnos hacia una parasitación energética por alguna entidad no física (hablaremos de esto en próximas entregas). Y eso nos enterrará en las profundidades de un agujero negro: la ausencia de Luz dominará nuestra existencia.

Como hemos dicho, este tipo de relación es candidata a atraer entidades de vibraciones más bajas que buscan una manera de entrar en la realidad física 3D. De esta forma no tienen que ocupar plenamente el cuerpo. La parasitación por estas entidades es algo más frecuente de lo que se imagina y mucha gente no puede romper ese ciclo vicioso. Al menospreciar la sexualidad divina abrieron sus puertas de par en par, para tener entidades oscuras no terrestres adheridas a sus campos energéticos.

La sexualidad divina: valore a quién mete en su cama

Valore a quién mete en su cama.

AMOR = ALMA 

Cuando no se la da el auténtico valor a la intimidad y al respeto a la hora de compartir la sexualidad divina, el sexo se convierte en la mera satisfacción de un deseo pasajero. Pero si nos regalamos intimidad y amor, generamos energía de vibración alta y reestablecemos contacto con nuestro yo superior.

Por tanto, durante el acto sexual, nuestro cuerpo físico conecta de nuevo con la dimensión superior de nuestra verdadera identidad espiritual. Esto crea un campo aúrico seguro contra las parasitaciones energéticas.

LA VORÁGINE DE LA 3D

En el mundo en el que vivimos actualmente, el sexo ha sido degradado y pervertido porque millones de personas han permitido que su segundo chakra sea ocupado por seres que utilizan a los Humanos para satisfacer sus perversos deseos sexuales y ser alimentados. El verdadero impulso que hay detrás de una adicción a la perversión es una parasitación.

En la mayoría de los casos en los que la persona se engancha a prácticas sexuales no consensuadas y/o a sexo indiscriminado, como puede ser la violación y máxime cuando es de niños, esa persona está atrapada en un engaño sexual que lleva el auténtico sello de entidades no físicas. Es por ello que las personas que tienen sexo sin consenso y/o indiscriminadamente atraen a entidades de frecuencias bajas que encajarán en sus formas de pensamiento fantasiosas. Los pensamientos y deseos se ven reforzados por la energía sexual.

Si existen asuntos sexuales dolorosos y no resueltos de anteriores vivencias sexuales, sus creencias en torno a esas experiencias pueden aparecer cuando practica sexo. No obstante. para aquellos que buscan un nivel superior de conciencia, sus valores morales y su grado de conciencia durante cualquier actividad determina el tipo de experiencia que atraerán.

SODOMA Y GOMORRA

El lado más oscuro del sexo es doloroso, temible, violento, controlador, abusivo, degradante, destructivo y humillante. El sexo abre de forma natural las puertas al conocimiento psíquico, nos guste o no. Experiencias sexuales intensas, particularmente aquellas relacionadas con la infancia, con frecuencia proceden de asuntos o acuerdos de otras líneas temporales.

El abuso sexual puede crear traumas severos, que dan como resultado una fragmentación o ruptura con la realidad. Trastornos esquizoafectivos con disociación de la personalidad, desorientación y, en muchos casos, una amnesia respecto al suceso causante del trauma, hacen perder el raciocinio.

En un caso extremo, la traumática experiencia de un abuso puede provocar demencia en una persona, o el desarrollo de desórdenes de identidad que le lleven a perder o rechazar aparentemente el contacto con su propia conciencia. El hecho resulta tan doloroso que se desconecta de su Alma.

En cualquier caso, un trauma, sea del tipo que sea, puede provocar una mayor y dramática sensibilidad física y psíquica y activar la respuesta natural de aumentar el estado de vigilancia.

EL DEEP STATE LO SABE 

Si el sexo se tomara como parte de una sexualidad divina, el mundo no estaría en el estado de caos en el que se encuentra actualmente. El mercado de esclavos sexuales constituye una operación de muchos billones de dólares/euros cada año y sus tentáculos se extienden a todos los continentes. Hombres. mujeres y niños son comprados y vendidos como si fuesen meros objetos sexuales (hablaremos de esto en otros artículos).

Los grupos de poder, los Deep State organizan el abuso sexual y utilizan la energía sexual para mostrar control sobre otros, incluso los emplean en rituales como ofrendas de fuerza vital para atraer a entidades oscuras y demoníacas, que son invitadas a esta plano 3D.

Las tentaciones de San Antonio

Detalle del panel central del tríptico “Las tentaciones de San Antonio” (1501) de El Bosco, que representa una misa negra.

La energía sexual es la fuerza más vital que posee y por esta razón, aquellos que pretenden controlarnos, la utilizan (entre otros métodos) para manipular y dirigir a sus esclavos (MK Ultra).

Es entonces cuando las entidades ocupan el cuerpo gobernando la sexualidad de la persona. Es muy fácil que una entidad no física aborde nuestro segundo chakra cuando no valoramos adecuadamente nuestra sexualidad. Si nos atrae la pornografía o buscamos versiones oscuras del sexo, somos más vulnerables para ser utilizados por estas fuerzas. Es posible ser poseído cuando no hay fronteras, ni emocionales, ni mentales, ni físicas.

NO DEJE ABIERTA LA PUERTA

Si nos movemos en un enredo de confusiones o hacemos las cosas sin amor, colgamos un letrero que dice – libre – en nuestro campo energético.

A veces, las heridas de esta realidad terrenal dañan simultáneamente otras experiencias con otra versión de usted mismo en otra línea temporal. Por eso la importancia de saber que hay eventos que cruzan el tiempo lineal 3D hacia otros tiempos más allá de esta dimensión. Debemos unir nuestra intuición a nuestra inteligencia emocional para tener una mente clara. Y esto nos permitará reconocer la naturaleza de las sincroarmonías cuánticas de esta, nuestra encarnación de ahora.

QUÉ NECESITA SABER

Su versión superior en el plan etérico y espiritual siempre está trabajando para ayudarle con la integración espiritual. Recuerde que una oportunidad para conectar espiritualmente, sana al aumentar la frecuencia de vibración de su Alma.

Tiene que saber que su conciencia siempre está trabajando para sanarle. Si presta atención con los ojos del Alma a sus experiencias, averiguará la respuesta a la pregunta más importante de su existencia: ¿para qué?.

El abuso sexual puede ser interpretado como una experiencia de poder personal si se pregunta por el verdadero propósito de su herida y si busca el significado de múltiples capas, concernientes a la sanación.

QUÉ NECESITA APRENDER 

¿Qué aprendió sobre usted mismo y sobre aquellos que jugaron con su energía sexual? Gracias al contacto íntimo con otros seres humanos, la respuesta le dará la oportunidad de enfrentarse con su ser. Y puede reflejarle aspectos escondidos de usted mismo, al igual que conexiones kármicas.

Estilos de vida y modas sexuales que se han hecho populares en los medios de comunicación, como el poliamor, no representan una vida sana y buena. A nivel energético, la relación con varias parejas se vuelve muy confusa y agotadora para todos los individuos involucrados. Cuando hay demasiadas personas involucradas en una relación, los niveles de honestidad, profundidad e integridad se ven muy comprometidos. 

Si va a formar parte de una relación se debe comprometer. Permita ser inundado por el romanticismo y permita que florezca en usted el amor. Debe estar seguro, cuando tenga una relación sexual, de que siente amor, aprecio y confianza. Si tiene sexo con alguien en el que no confía ¡huya!

El sexo sano y saludable tiene como fundamento la honestidad y la veracidad. Cuando construye una relación íntima basada en la confianza y la integridad está dando un gran paso hacia la plena activación de su conciencia. Gracias al conocimiento adquirido, estará mejorando su experiencia en este plano 3D.

EL AMOR Y LA SEXUALIDAD DIVINA MEJORAN CUALQUIER COMUNIDAD

La sexualidad divina atrae entidades vibracionales que engendran el acto del amor con una experiencia de conocimiento cósmico. Esto ya se sabía desde hace mucho tiempo, cuando el mejor regalo para equilibrar una comunidad era el amor. Una experiencia buena y amorosa entre dos personas, que crea un orgasmo sano, honesto y amoroso, se propaga al resto de la comunidad.

LA ENERGÍA NO ENTIENDE DE PAREDES NI FRONTERAS

Una vecindad cuyos individuos tengan fuertes lazos familiares basados en el amor y en la sexualidad divina, mejorará cualquier comunidad, y aportará paz y prosperidad a todo el país. Imagine ciudades enteras en las que habiten personas que aprecien sus exploraciones sexuales, parejas que se amen, que rían y se valoren el uno al otro en la privacidad de sus descubrimientos.

Cuando se honra la sexualidad divina y se comprende como una puerta a la energía creativa de la existencia, el mundo entero vibra con una conciencia mucho más amplia con respecto al propósito espiritual de la vida.

La sexualidad divina crea una energía creativa que si se usa sabiamente, puede cambiar el mundo. Durante un orgasmo estamos a caballo interdimensional y experimentamos la energía sanadora de la creación. Esta frecuencia energética es una contribución de vibraciones a la comunidad y a la Matrix 3D en general.

SI TODOS FUÉRAMOS CONSCIENTES DE LA SEXUALIDAD DIVINA

Practicar una sexualidad divina es un buen negocio para todos. Contribuimos a un sano intercambio energético cuando nos aceptamos como seres sexuales y reexaminamos nuestras experiencias sexuales bajo un nuevo prisma. Así, entendemos todo como una gran enseñanza y así mejoramos el manejo de la sexualidad divina

Unos fuertes lazos de amor y confianza en una pareja son imprescindibles para una intensa exploración de las realidades multidimensionales mediante la energía del sexo. 

EN NUESTRAS MANOS ESTÁ

Por eso, cuando la Humanidad cambie las creencias con respecto al sexo y al cuerpo, seremos gratamente recompensados. Es importante saber que las situaciones difíciles tienen lugar para iniciar el cambio: para que nazca una bella mariposa, la oruga ha tenido que ser aprisionada en su capullo. La resolución de antiguos asuntos (y no hay ningún asunto más importante que el sexual) nos liberará del malware y experimentaremos conexiones satisfactorias emocionalmente con la conciencia.

Necesitamos utilizar nuestro cuerpo como un medio respetado y honrado con el que explorar nuestra identidad. La sexualidad divina se ha practicado desde hace mucho tiempo como una forma de transmitir y recibir energía, de modo que si nos ocupamos de hacer el amor en vez de tener sexo, disfrutamos de quiénes somos y recordaremos que La Fuente habita en nosotros.

Versión del famoso fresco "La creación de Adán" (1511) de Miguel Ángel

Versión del famoso fresco “La creación de Adán” (1511) de Miguel Ángel.

No permita que alguien al que no le gustaría ser, duerma con usted en el mismo lecho - Müller&P´rez Clic para tuitear

C O N T I N U A R Á . . .

 

MÜLLER&P´REZ

Si le ha gustado el artículo “SEXUALIDAD DIVINA (PARTE III)”, compártalo. También puede suscribirse al blog para recibir por correo las notificaciones de las nuevas entradas y noticias. ¡Ah! y recibirá gratuitamente el Compendio de Terapias Naturales” .

¿Le fue útil este artículo?

Pulse una estrella para calificar

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos 7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *