INTEGRANDO UNA SEXUALIDAD SANA (PARTE IV)

Integrando una sexualidad sana
5
(11)

Para integrar una sexualidad sana, debe ser consciente de que maneja una energía sutil, pero tan potente, que es deseada y parasitada en muchos casos, por nuestros queridos amigos (ironía) los terrestres no-Humanos

Si hay algo que desean y envidian estos arcontes (del griego ἄρχων, árkhon, que significa gobernante) es la energía que somos capaces de generar, máxime cuando se trata de una energía tan poderosa como la del sexo. La necesitan para su subsistencia, pues no son eternos. No poseen una fractal de La Fuente Original porque fueron creados únicamente por la contraparte femenina de ésta, la Achamōth o Sofía caída.

Para controlar la Matrix en la que está encarcelado, debe dominar la energía, tanto física como etérica (interdimensional). Ayúdese integrando una sexualidad sana y habrá logrado gran parte de su objetivo.

Lea nuestros anteriores artículos si no lo ha hecho ya, para comprender mejor lo que a continuación exponemos:

CONCIENCIA DE LOS OTROS AHORAS

La energía sexual es poderosa ya que crea el impulso necesario para abrir la puerta a espacios interdimensionales. En este contexto, el uso del término – espacio – no confiere la acepción que la otorga la RAE. Se trata de una forma coloquial de hablar, puesto que es sólo una ilusión de esta Matrix, al igual que el tiempo. La energía que se produce, pues, puede equilibrar una sexualidad sana si sabemos cómo hacerlo. Por tanto, no sólo es sanadora, sino también rejuvenecedora y una conexión con su propia creatividad. 

Para todo en la vida lo más importante es la intención, porque determina la frecuencia de lo que experimentamos. Claridad y cualidad son, por tanto, los puntos importantes a la hora de la elección de nuestros afectos. Por supuesto, la honestidad y la confianza absoluta deben existir en una relación, para que una sexualidad sana enraíce en nuestros cuerpos, físico y etérico. 

Las almas viejas, o aquellas que ya han reencarnado más veces en la Matrix, bien por engaño arcóntico, bien por libre voluntad para servir de guías, despiertan espiritualmente cada vez más pronto. A pesar de los implantes etéricos arcónticos con los que casi todos venimos a esta realidad física, conectan con lo real, con La Fuente Original y son conscientes del uso de esa sexualidad sana.

Cuando ingresamos de nuevo en esta granja-prisión, muchos de nosotros hemos establecido acuerdos para aprender las lecciones que harán que nos conozcamos mejor como parte indivisible e infinita de La Fuente. Pero sobre todo para reconocer a todos los seres Humanos como hermanos. El hecho de establecer conexiones espirituales de una realidad a otra es ajeno al sistema de creencias de la sociedad actual, pero una vez más le recordamos que no importa el éxito mal entendido en el que nos adoctrinaron desde el nacimiento, como la ganancia de dinero, fama y poder, sino cómo manejamos la energía.

Por desgracia (o por suerte, como dice algún guía superior encarnado) tenemos la oportunidad única de vivir los terribles acontecimientos que se avecinan. Estamos inmersos en el Kali Yuga y eso supone que todo transcurre muy rápidamente, por lo que debemos integrar lo aprendido a marchas forzadas. Si algo bueno podemos sacar de esta época o Yuga, es que las experiencias multiplican su valor en comparación con otras épocas mejores, como la futura Edad de Oro (Satya Yuga).

Una experiencia vivida ahora, en época de iniquidad Humana (Edad del Hierro), vale más que decenas de ellas en época de bonanza espiritual. Así que no nos queda otra que aprovechar cada ínfimo detalle en el aprendizaje. Por esta razón, tenemos que entender que para integrar una sexualidad sana, ésta debe ser valorada como lo que es, una parte maravillosa de la creación

Sexualidad sagrada

Sexo y divinidad son los elementos indisolubles de una sexualidad sana.

INTROSPECCIÓN HACIA UNA SEXUALIDAD SANA

¿En qué medida la actividad sexual ha mejorado su crecimiento espiritual? ¿Qué ha aprendido sobre usted mismo gracias a sus experiencias sexuales? El contacto sexual estimula cada célula de su cuerpo y ha creado un registro o biblioteca de conocimiento físico, emocional, pero también espiritual. Permita que el don y la vitalidad del amor le inunden, son suyos, le pertenecen: no tenga miedo de expresarlos.

Pero todo don lleva implícita una responsabilidad. Debemos buscar con responsabilidad el placer sexual y no debemos olvidarnos de que ésta es una senda sagrada. El respeto, primero hacia nuestro cuerpo y por supuesto hacia el de nuestra pareja, tiene que ir acompañado de reverencia ante el conocimiento universal de este baile cósmico.

With great power comes great responsibility - Peter Parker Clic para tuitear

CON EL SEXO, SIEMPRE PROTECCIÓN

Tener sexo es muy fácil, sólo hace falta bajarse los slips, braguitas, boxer o tanga, pero para hacer el amor, para conectar, se necesita mirar al Alma. Hacer el amor es un acto naturalmente bello y sagrado. Consiste en unir el corazón (el primer cerebro) a otro corazón y el Alma a otra más. Tener sexo es simplemente un intercambio sexual, aquagym.

De corazón a corazón, siempre es la mejor protección - Müller&P´rez Clic para tuitear

El origen de la palabra – sexo -, procede del latín – sex -, seis (6), porque cuando dos personas se unen, lo hacen a nivel mental, físico y espiritual (tres elementos por una parte y otros tres por la otra).

Por eso la importancia de limpiarse de las energías de otras parejas sexuales que haya tenido. Ya debería tener claro que tener sexo con una persona que esté ligada emocionalmente a otra, corrompe e intoxica profundamente su energía. Más que una satisfacción física, se convierte en un maltrato energético que se hace así mismo. No use ni permita ser usado.

El útero y los órganos sexuales de la mujer son considerados un templo sagrado, o así deberían serlo. Es importante que el hombre que penetre en este templo sea dador de Luz, pues aquello que aporta es lo que comparte energéticamente con su amante. En este punto se hace necesario recordar que la protección energética del hombre es más fuerte, al ser predominantemente dador y la mujer ser eminentemente receptora.

Sexualidad sana

La sexualidad sana necesita de su Luz, no de su oscuridad.

Cuando hay un intercambio sexual siempre ocurre un intercambio energético, eso ya lo hemos dejado claro. Así, se crean cordones energéticos con esa persona. Estos cordones energéticos tardan tiempo en disolverse, incluso meses y años si no hacemos nada por eliminarlos. Por eso, las personas que tienen varios compañeros sexuales están siempre confundidos, con vaivenes emocionales y sin claridad mental. Esto ocurre por la mezcla energética que llevan de otras personas en su campo aúrico.

Todo está conectado. Por eso a veces recuerda usted tanto a su ex pareja o al amante con quien intimó. Aunque cambió su vibración, los cordones energéticos que los unen inducen que se siga transmitiendo energía a nivel sutil entre ambos.

En cada relación que usted tenga adquirirá parte de la energía del otro. Al tener relaciones con gente inconsciente, de bajas pasiones, carente de amor y de Luz, inestable, usted está ajustando su frecuencia a esa vibración. Habrá cambiado su paradigma y nada de lo que haga le proporcionará felicidad, aunque tenga muchas razones para ello. Si su pareja de baile hizo algo que marcó su karma, usted también lo adquirirá y eso atraerá experiencias negativas.

Por el contrario, ¿qué pasaría si tuviera relaciones con alguien lleno de Luz, de amor, consciente de su yo superior? Probablemente, sin temor a equivocarnos, usted generaría una energía positiva para ambos, que se intercambiarían. Ambos elevarían su consciencia mediante el amor. La energía del amor es tan maravillosa y suprema, tan mágica, que los hará vibrar tan alto, que llegarán a un estado expandido de su cuerpo astral y espiritual. Esta energía quedará como un nuevo código de Luz.

Si usted se acuesta con una persona con pareja, adquirirá la energía de esa persona y de su pareja (eso ya lo debe tener claro porque lo dijimos en la parte I de este post) y las parejas de su pareja. Pero el ser Humano también tiene sexo casual, aventuras. No le decimos que sea culpable de nada, usted vino a esta planeta-prisión 3D a experimentar y a aprender, pero debería tomar nota de que no ser consciente de lo sublime del sexo, le vaciará su conexión con lo divino que hay en usted.

Cordones energéticos y doble karma

No genere cordones energéticos sin calibrar sus consecuencias.

CON EL SEXO, SIEMPRE HAGA UNA SABIA ELECCIÓN

De todo lo expuesto hasta ahora se desprende la importancia de las relaciones sexuales y de la energía que se comparte entre ambos sexos. Hay que hacer de forma muy consciente la elección de nuestro amante, ya que en el caso de que simplemente nos dejemos llevar por los deseos más primarios o primitivos, podemos desajustarnos energéticamente. Y como resultado de ello obtendremos una insatisfacción y un perjuicio tanto a nivel físico, mental, emocional, energético y espiritual.

Usted puede tener sexo con amor o sin él, pero sólo podrá hacer el amor con amor. No le vamos a decir que no va a obtener placer con el sexo sin amor, pero aunque no lo crea, la energía que obtendrá será mucho menor. Será algo así como si se comiera un dulce con edulcorantes en vez de azúcar, o un pan sin sal: sin apenas sabor, insípido.

La diferencia es notable. En el caso de tener sexo desligado de la energía del amor, por muy físico que le parezca, estará ejecutando además un acto mental, y todo será instintivo, mecánico, le dejará vacío, cansado y desmotivado, como si hubiese perdido su energía. Habrá sido un mero entrenamiento o más probablemente, el apaciguamiento de la búsqueda compulsiva de un placer muy limitado.

El sexo con amor es nutritivo, rejuvenecedor, expansivo, cálido, bello. Estará interpretando una partitura con alma, como diría un flamenco, -… con duende…-. El sexo con amor calma su mente, relaja el cuerpo y abre el corazón de los amantes.

El intercambio de energía que tiene lugar al tener sexo es enorme. No sólo es placer, se comparte la energía de la personalidad de cada uno, la calidad de los pensamientos y el estado emocional.

Después de un encuentro sexual, la persona queda vulnerable, expuesta y si no es un sexo nutritivo y respetuoso, en muchas ocasiones la persona se puede quedar enredada en marañas de miedos, proyecciones, necesidades y promesas sin fundamento. Y esto es el caldo de cultivo idóneo para que nuestros amigos los Arcontes, nos acompañen (aunque este último es ironía o humor sarcástico, le garantizamos que no es plato de gusto para el que lo sufra).

Carceleros de la matrix

Una sexualidad sana jamás atraerá a esos desagradables carceleros de la Matrix.

PARA UNA SEXUALIDAD SANA OLVIDE LO QUE LE VENDE LA SOCIEDAD

Tener más sexo no le va ayudar. Hay gente que tiene sexo a menudo, a diario, incluso con múltiples parejas. Son los falsos ídolos de las pistas de baile o de las barras de un bar de copas. Pero aunque no estén tristes (aparentemente), se encuentran ansiosos. Aún durmiendo acompañados se sienten solos y a pesar de estar junto a su pareja de turno, se sienten lejos de ella. Y todo esto, porque han convertido algo tan especial en una rutina, costumbre, hábito, incluso una obsesión. Lea nuestro artículo sobre el vacío emocional.

El sexo, como todo en la vida, es un arte que se puede aprender. Textos milenarios como el «Ananga Ranga» (अनङ्गरङ्ग) o el archiconocido «Kāma-sūtra» (कामसूत्र), muestran y proporcionan conocimiento para promover el amor a través del placer sexual. En ellos, se define el sexo como unión divina, por lo que no es malo en sí mismo, aunque practicarlo de manera frívola resulta pecaminoso. 

Kama Sutra

El Kāma-sūtra es un buen comienzo para una sexualidad sana.

EL AMOR. ESA FANTASÍA DE LA MATRIX

Aunque sea complicado de comprender, el amor no existe: ¿en serio? Es otra ilusión que podemos sentir en la granja-3D. Cuando nos sentimos atraídos por alguien, o creemos amarle, suele ocurrir por varios aspectos energéticos:

  • Por vibración, puesto que atraemos en la misma medida que emitimos. Atraemos lo que somos.
  • La pareja es nuestro espejo, es un reflejo de nosotros mismos, que nos muestra nuestra sombra, el lado oscuro de la psique, para así reconocerla mejor: «Leyes del espejo«.
  • Si no nos amamos, no nos valoramos, y nos relacionaremos con personas de la misma frecuencia vibratoria.

Si usted se enamora de una persona con esa incapacidad de amarse, de amarle y valorarle, le usará. Percibirá su necesidad de amor, porque detectará esa vibración, de la misma forma que un tiburón huele sangre. Y probablemente tendrá incluso un comportamiento carente de empatía y con una personalidad manipuladora (un auténtico sociópata o incluso un psicópata).

Todo esto, aunque no lo crea, sólo estará reflejando su relación consigo mismo, querido lector. Cuide y aumente su autoestima, ámese y amará, ámese y le amarán. Esto no es una invitación a hacerse casto y puro, al contrario, haga el amor cuantas veces desee. Pero antes de ello, preocúpese de vibrar alto para saber elegir desde el amor y la Luz.

No permita que alguien al que no le gustaría ser, duerma con usted en el mismo lecho - Müller&P´rez Clic para tuitear

 

C O N T I N U A R Á . . .

 

 

MÜLLER&P´REZ

Si le ha gustado el artículo “INTEGRANDO UNA SEXUALIDAD SANA (PARTE IV)”, compártalo. También puede suscribirse al blog para recibir por correo las notificaciones de las nuevas entradas y noticias. ¡Ah! y recibirá gratuitamente el Compendio de Terapias Naturales” .

¿Le fue útil este artículo?

Pulse una estrella para calificar

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos 11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *