¿LA HOMEOPATÍA ES CIENCIA O PSEUDOCIENCIA?

La homeopatía es ciencia o pseudociencia
5
(8)

La homeopatía está rodeada de una enorme controversia. Una legión de críticos la tilda de pseudociencia, de pseudoterapia sin valor ni beneficio y cuya aparente actividad se debe al efecto placebo. Sus ataques no cesan a pesar de la experiencia clínica de muchos profesionales médicos, de las preferencias de multitud de pacientes y la evidencia científica acumulada. Cuanto más se les insiste -con pruebas- en que la homeopatía es ciencia y en sus beneficios reales, mayor es la agresividad de su oposición. Han tratado de boicotear la práctica médica homeopática, propagando la creencia de que no existen pruebas de su efectividad e, incluso, impidiendo la financiación de la investigación científica.

Son numerosos los debates abiertos en torno a la homeopatía, pero el más conocido, y sobre el que los críticos apoyan la mayoría de sus ofensivas, es el primer principio de la homeopatía: la dilución infinitesimal. La razón es sencilla: les cuesta comprender y creer cómo una sustancia altamente diluida puede ejercer en el organismo algún tipo de actividad biológica. 

Sin embargo, siga leyendo porque en este artículo expondremos por qué la homeopatía es ciencia y no pseudociencia. Juzgue por usted mismo la múltiple evidencia científica disponible, que para muchos no sólo apoya la eficacia terapéutica de esta increíble terapia, sino que proporciona mecanismos de acción que explican su efecto biológico. 

PRINCIPIO DE DILUCIÓN INFINITESIMAL

Si ha leído nuestro artículo dedicado a la homeopatía recordará que esta terapia utiliza en el tratamiento de la enfermedad sustancias que, administradas a una persona sana a dosis altas, provocan una enfermedad similar a la que se pretende curar. Pusimos el ejemplo del café. Si usted sufriera un insomnio semejante al producido por una importante ingesta de café, podría curarse de ese problema de sueño tomando café. Ahora bien, usted debería tomar café a dosis infinitesimales. Y aquí viene el principio de la dilución que los críticos no alcanzan a comprender.

Este principio viene a decir que toda sustancia que en dosis altas es capaz de provocar un trastorno en una persona sana (tomar mucho café, por ejemplo), puede hacer desaparecer ese trastorno en la persona enferma si es administrada en pequeñas dosis. Para conseguir pequeñas dosis, la homeopatía diluye sucesivamente el principio activo (café, en nuestro ejemplo). Así de sencillo.

Ahora bien, llega un momento en que la dilución es tan grande que el medicamento homeopático supera un límite establecido por la química: el límite de Avogadro.  Y es aquí donde vienen las críticas.

FABRICACIÓN DE MEDICAMENTOS HOMEOPÁTICOS

Para que pueda discernir si la homeopatía es ciencia o pseudociencia, creemos que es conveniente que tenga conocimiento de algunas nociones del proceso de elaboración de los remedios homeopáticos.

En la fabricación de los medicamentos homeopáticos se distinguen tres fases: la preparación de la tintura madre, la potenciación y la medicación. En la primera fase se obtiene la tintura madre, a partir de la que se prepararán las diferentes potencias homeopáticas. Por ejemplo, en el caso de las plantas se obtiene dejándolas macerar en una solución hidroalcohólica. 

El segundo paso es el que más le interesa para llegar al meollo del asunto. Consiste en la preparación de la potencia homeopática, mediante diluciones/sucusiones sucesivas. La sucusión consiste en someter a la sustancia, una vez diluida, a un número de sacudidas enérgicas con choque elástico. Lo explicaremos con un ejemplo. Si a una parte de tintura madre (1ml de café, por ejemplo) se añaden 99 partes (99 ml) de solución hidroalcohólica y se agita la dilución (sucusión), se obtiene la primera potencia de tipo centesimal (Coffea Cruda 1C o 1CH). Para obtener la segunda potencia, habría que mezclar 1 ml de la dilución 1C con 99 partes (99 ml) de solución hidroalcohólica. Y nuevamente se procedería a la sucusión, consiguiendo así Coffea Cruda 2 C. Si se realiza este proceso de forma sucesiva, se obtendrían potencias mayores.

El último paso de la preparación de medicamentos homeopáticos consiste en darle una forma farmacéutica concreta: gránulos, pastillas, grageas, jarabes, etc.

Proceso de dilución en homeopatía

Proceso de dilución en homeopatía. En este caso, de tipo decimal.

EL LÍMITE DE AVOGADRO

A medida que se realizan las diluciones sucesivas para la fabricación de un medicamento homeopático, la cantidad de materia prima (café) en la dilución disminuye progresivamente. Llega un punto en el que, al superarse el célebre límite de Avogadro, el medicamento no contiene ni una sola molécula de la materia prima original (café).

El número de Avogadro determina el número de moléculas en un mol de una sustancia y se expresa con la siguiente fórmula:

N= 6,023 x 1023

En la primera dilución homeopática de tipo centesimal (1CH) el número de moléculas de materia prima existentes habrá disminuido hasta 6,023 X 1021. En cada dilución sucesiva se obtiene un número de moléculas equivalente a restar al exponente dos unidades. Así, en la dilución 2CH quedarían menos moléculas: 6,023 X 1019. Llega un momento, concretamente en la dilución 12CH, que el número de Avogrado es cero (6,023 x 100), lo que significa que en el remedio homeopático ya no existe rastro de partículas de la materia prima ¿Entiende?

Si la ciencia materialista nos dice que debe existir interacción entre las moléculas del principio activo (café) y las del organismo vivo para que tenga lugar algún tipo de efecto biológico, ¿cómo es posible que un remedio que no contiene nada pueda tener actividad?

El interrogante de la mente materialista es totalmente lícito y cualquiera con dos dedos de luces podría comprender el escepticismo que rodea a la homeopatía. Si no existe una sola molécula de materia prima original sobre la que sostener el mecanismo de acción del medicamento, ¿cómo puede funcionar la homeopatía?, ¿por qué un remedio diluido más allá del límite de Avogadro posee efecto terapéutico? La conclusión más fácil: la homeopatía es pseudociencia y el efecto placebo su paladín. 

Crítica básica a la homeopatía

Crítica esencial a la homeopatía.

INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS

Se han llevado a cabo miles de estudios con el objetivo de conocer si la homeopatía funciona, por qué y cómo. Indague en los buscadores de publicaciones científicas y se dará cuenta de la existencia de miles de referencias sobre la homeopatía. Por supuesto que no todos los estudios son favorables, como tampoco todos los estudios concluyen en favor de los fármacos de venta en farmacias. Tenga en cuenta un dato: cualquier medicamento de síntesis, de los que se prescriben en las consultas médicas, cuenta con evidencia científica desfavorable. Y también otro apunte: los estudios sobre medicamentos homeopáticos proporcionan una tasa de resultados favorables similar a la que se obtiene en los estudios de fármacos químicos. Este hecho es una constante, resultado de la naturaleza misma de la investigación científica.

MEGA-REVISIÓN SUIZA DE ESTUDIOS CIENTÍFICOS

Para empezar, vamos a hacer referencia a una importantísima revisión de estudios científicos. La Oficina Federal de Seguridad Social del estado suizo proyectó, dentro del Programa de Evaluación de Medicina Complementaria, un análisis sistemático de la evidencia científica existente sobre la terapia homeopática. Pretendía evaluar la eficacia, seguridad y rentabilidad de la homeopatía para decidir su incorporación en el Sistema Nacional de Salud suizo. La mega revisión concluye que, con base en muchas investigaciones de alta calidad, los medicamentos homeopáticos poseen actividad biológica reguladora e inducen cambios específicos en las células y tejidos del organismo. Literalmente afirma:

“…se puede decir que hay evidencias suficientes para la efectividad preclínica y la eficacia clínica de la homeopatía, para su seguridad y su coste comparada con el tratamiento convencional.”

ESTUDIOS SOBRE LOS MECANISMOS DE ACCIÓN

Existen estudios cuyo objetivo ha sido determinar por qué funciona la homeopatía. Es decir, qué mecanismos físico-químicos se hallan involucrados en la actividad de los medicamentos homeopáticos. Sigamos para ver si la homeopatía es ciencia o no. 

Un equipo de investigadores del Instituto de Tecnología de la India publicó en 2010 un revelador estudio titulado “Extreme homeopathic dilutions retain starting materials: A nanoparticulate perspective” (Las diluciones homeopáticas extremas retienen los materiales de partida: una perspectiva de nanopartículas).

Los investigadores sometieron a análisis diferentes medicamentos homeopáticos extremadamente diluidos y de origen metálico. Utilizaron técnicas como la microscopía electrónica de transmisión, la difracción de electrones y los análisis químicos mediante espectroscopía de emisión atómica de plasma acoplado inductivamente. Pues bien, gracias a estas técnicas específicas pudieron determinar la existencia de nanopartículas del material metálico original en los medicamentos homeopáticos ultradiluidos.

Nanopartículas de oro

Representación de nanopartículas de oro, como las que habría en el remedio altamente diluido Aurum metallicum.

CAMBIOS EN LA ESTRUCTURA DE LOS REMEDIOS HOMEOPÁTICOS

En un estudio dirigido por Paolo Bellavite, publicado en 2014 bajo el título “High-dilution effects revisited. 1. Physicochemical aspects” (Se revisan los efectos de la alta dilución. Aspectos físico-químicos), se sugiere que los medicamentos homeopáticos pueden tener una acción farmacológica eficaz. Bellavite y su equipo de investigación postulan que los cambios en la estructura de la solución hidroalcohólica a nivel nanométrico podrían desempeñar un papel clave en los efectos de naturaleza físico-química de las altas diluciones homeopáticas. Proponen que el proceso de sucusión induciría la liberación de nanopartículas del soluto (café, en nuestro ejemplo) y la formación de nanoburbujas, así como cambios en el orden y la estructura de la solución hidroalcohólica en forma de clatratos.

Esto nos recuerda a lo que postulaba el genio alemán, fundador de la homeopatía, Samuel Hahnemann. En el intento de explicar el mecanismo de acción de los remedios homeopáticos, sostenía que la sucusión, o agitación enérgica con impacto elástico, liberaba una energía invisible de la sustancia, concepto semejante a la quintaesencia de Paracelso. Tales afirmaciones podrían ser catalogadas de poco científicas. Sin embargo, ¿no son científicos los mecanismos propuestos por los investigadores citados hasta el momento? A nosotros nos parece que ya podría afirmarse que la homeopatía es ciencia, pero continuaremos. 

FENÓMENO DE LA HORMESIS Y HOMEOPATÍA

Paolo Bellavite y su equipo de investigación publicaron en 2014 un estudio titulado “High-dilution effects revisited. 2. Pharmacodynamic mechanisms” (Se revisan los efectos de alta dilución. 2. Mecanismos farmacodinámicos). Concluyen que los medicamentos homeopáticos de potencia baja y media, es decir, aquellos que de acuerdo con el límite de Avogadro aún preservan, aunque a dosis muy bajas, algunas moléculas de la materia prima original:

Explotan la extrema sensibilidad de los sistemas biológicos a las señales exógenas y endógenas.”

Según los investigadores, los efectos de las potencias bajas y medias podrían explicarse mediante la teoría de la hormesis. Esta teoría sostiene que el estrés producido por la exposición a microdosis de una sustancia tóxica -como muchas de las contenidas en los medicamentos homeopáticos- induce adaptaciones orgánicas beneficiosas. La hormesis, por tanto, sería el fenómeno natural a través del que el organismo responde a dosis mínimas de cualquier agente estresante aumentando su resistencia contra el mismo.  

Las investigadoras de la Universidad de Arizona, Iris R. Bell y Mary Koithan, publicaron un estudio en 2012 con el título “A model for homeopathic remedy effects: low dose nanoparticles, allostatic cross-adaptation, and time-dependent sensitization in a complex adaptive system” (Un modelo para los efectos de los remedios homeopáticos: nanopartículas de dosis baja, adaptación cruzada alostática y sensibilización dependiente del tiempo en un sistema adaptativo complejo). Regresan a la teoría de la hormesis y concluyen que el organismo humano reaccionaría a las nanopartículas “altamente reactivas” como si de un agente estresante se tratara, a pesar de constituir un estímulo de muy bajo nivel. El cuerpo humano consideraría a las nanopartículas como una amenaza biológica:

heterotípica”, activando los mecanismos de hormesis e “iniciando la reversión de las inadaptaciones biológicas acumulativas, adaptadas de forma cruzada, subyacentes a la enfermedad en la red de respuesta al estrés alostático.”

La homeopatía es ciencia

EFECTOS ELECROMAGNÉTICOS Y CUÁNTICOS

Las citadas investigadoras Bell y Koithan afirman que las nanopartículas de los remedios homeopáticos ultradiluidos actúan a nivel físico-químico y presentan actividad biológica a través de sus efectos electromagnéticos y cuánticos.

El equipo de Bellavite también explica la actividad biológica de los medicamentos a potencias altas. Postulan propiedades biológicas derivadas de la transmisión de información bioelectromagnética de los medicamentos homeopáticos, así como de:

la participación de las cadenas de agua en la señalización y la regulación de los puntos de bifurcación de las redes sistémicas.”

Lea nuestros artículos Los genes no son el destino y La palabra puede modificar el ADN. Si lo hace comprenderá que los campos de energía electromagnética, como los generados por la mente, son vehículos de información con capacidad para inducir cambios a nivel celular.

Más recientemente (2019), los investigadores italianos Antonio Manzallini y Bruno Galeazzi publicaron un estudio titulado “Explaining Homeopathy with Quantum Electrodynamics” (Explicando la homeopatía con electrodinámica cuántica). De acuerdo con los más recientes avances en biología cuántica, el fenómeno de coherencia cuántica y los campos electromagnéticos jugarían un papel decisivo en el funcionamiento coordinado del complejo organismo humano. El organismo vivo sería una “unidad de coherencia multinivel” constituida por innumerables funciones de onda (específicas de cada orgánulo, célula, tejido, órgano y sistema) coordinadas a la perfección. Cuando esta coherencia se rompe, aparecería la enfermedad.

¿Y qué tiene que ver esta propuesta con los medicamentos homeopáticos? Manzallini y Galezzi afirman que el proceso dilución/sucusión en la preparación de los medicamentos homeopáticos “crea las condiciones para la aparición de dominios de coherencia en la solución acuosa”. Esta coherencia del remedio homeopático podría devolver al paciente al estado de equilibrio saludable.

OTROS ESTUDIOS: REPARACIÓN DEL ADN

Más pruebas de que la homeopatía es ciencia. Además de los estudios físico-químicos, se han realizado estudios de laboratorio con células, tejidos, plantas y animales pequeños (como roedores). En general, han demostrado que los remedios homeopáticos exhiben actividad biológica a través de diferentes mecanismos de acción, entre los que destacan la modificación de la actividad de los genes y del comportamiento celular. En este tipo de estudios se excluye el efecto placebo. Los animales no sufren ese fenómeno y menos aún las líneas celulares o los tejido. Además, los estudios de laboratorio cumplen los dos criterios fundamentales del método científico: la reproductibilidad y la falsabilidad (o refutabilidad). ¡La homeopatía es ciencia!

Uno de los estudios que más nos ha llamado la atención es el publicado en 2012 por un equipo de investigadores indios. Cultivaron colonias de bacterias Escherichia coli y las expusieron a radiación ultravioleta con el objeto de inducir daños en el ADN. Dividieron los cultivos en dos. A uno le añadieron un placebo mientras que al otro lo trataron con el remedio Arnica montana 30CH. Este medicamento se utiliza en homeopatía para el tratamiento de las lesiones traumáticas, tanto físicas como mentales (golpes físicos y psicológicos). Pues bien, se observó que las bacterias tratadas con Arnica vieron reducido el estrés oxidativo inducido por la radiación UV, a través de una menor generación de radicales libres y la modulación de las enzimas antixiodantes. Pero aún hay más. El remedio Arnica ayudó a reparar los daños en el ADN mediante la modulación de los genes de reparación.  

Reparación de daños genéticos con medicina homeopática

ESTUDIOS CLÍNICOS Y DE COHORTES 

Otros estudios que se han llevado a cabo para averiguar la eficacia de la homeopatía son los estudios clínicos, así como los de cohortes. Pues bien, hemos encontrado en los buscadores de publicaciones científicas numerosas revisiones sistemáticas y metaanálisis que recopilan y analizan estos estudios y que globalmente son favorables a la homeopatía. Le indicamos un enlace a pubmed por si desea entretenerse: Estudios sobre homeopatía

En los estudios de cohortes se sigue de cerca y durante años a un amplio grupo de población. Unos investigadores de Reino Unido publicaron en 2005 un interesante estudio de este tipo. Hicieron el seguimiento durante 6 años de más de 6500 pacientes que sufrían una amplia gama de enfermedades crónicas. Los resultados fueron más interesantes aún: más del 70% de los pacientes tratados con homeopatía informaron de mejoras en su estado de salud y hasta un 50% informaron de una gran mejoría de la salud. Los investigadores concluyen:

La intervención homeopática ofreció cambios positivos en la salud de una proporción sustancial de una gran cohorte de pacientes con una amplia gama de enfermedades crónicas.”

CONCLUSIÓN ¿LA HOMEOPATÍA ES CIENCIA?

La homeopatía es ciencia, a pesar de que muchos eruditos -que presumen de serlo- se empeñen en negarlo. Ni siquiera la evidencia científica de calidad favorable a la terapia homeopática produce en ellos la duda razonable. Da igual lo que se les diga, pues su infranqueable cerrazón mental jamás lo aceptará. 

Los diferentes estudios muestran la presencia de nanopartículas de la sustancia de partida, así como un cambio en la organización estructural de las diluciones extremas de los remedios homeopáticos. Estas características podrían ser responsables de los efectos observados a diferentes niveles. Por un lado, el remedio es capaz de estimular los receptores de membrana celular, modificando así la expresión de los genes y, como consecuencia, el comportamiento de las células. Por otro lado, se han descrito diversos fenómenos (hormesis, formación de clatratos, coherencia cuántica, información electromagnética, etc.) que explicarían la actividad sistémica (en todo el organismo) del remedio homeopático.

REFERENCIAS CIENTÍFICAS ¿LA HOMEOPATÍA ES CIENCIA?

Megarevisión de la Oficina Federal Suiza de Salud Pública.

Las diluciones homeopáticas extremas retienen los materiales de partida: una perspectiva de nanopartículas.

Se revisan los efectos de la alta dilución. Aspectos físico-químicos.

Se revisan los efectos de alta dilución. 2. Mecanismos farmacodinámicos.

Modelo para los efectos de los remedios homeopáticos

Explicando la homeopatía con la electrodinámica cuántica.

La homeopatía repara el ADN.

Estudio observacional de pacientes con enfermedades crónicas.

TRES INTERESANTES ESTUDIOS NO CITADOS EN EL ARTÍCULO

La homeopatía actúa sobre los receptores de la membrana celular

Los remedios homeopáticos actúan sobre los sistemas enzimáticos

Los medicamentos homeopáticos pueden modular la expresión de los genes. 

P´REZ&MÜLLER

Si le ha gustado el artículo “LA HOMEOPATÍA ES CIENCIA O PSEUDOCIENCIA”, compártalo. También puede suscribirse al blog para recibir por correo las notificaciones de las nuevas entradas y noticias. ¡Ah! y recibirá gratuitamente el Compendio de Terapias Naturales” .

¿Le fue útil este artículo?

Pulse una estrella para calificar

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos 8

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *