DE SERES INTERDIMENSIONALES (PARTE IV)

Seres interdimensionales y arcontes
5
(13)

Cuando los seres interdimensionales aún no nos habían regalado la religión hebrea o el cristianismo, creer en un único dios no era lo habitual, más bien era algo anómalo. En Europa, incluso en oriente medio, nuestro planeta se veneraba como la encarnación de la Sophia, la diosa de la sabiduría. Por tanto, era sagrado para aquellos seres Humanos que se hacían preguntas sobre su existencia y sobre la presencia divina. 

Esta forma armoniosa de comprender el sentido de la vida basada en la naturaleza constituía una amenaza para los seres interdimensionales. Así que introdujeron la religión hebrea o la emergente religión cristiana, basadas en el dominio de un dios sobre la Tierra, que exigía el sufrimiento personal como -… paso a una vida mejor en el cielo…- . Así que, sobre todo a partir del s. IV d.C., la religiones borraron el rastro de las antiguas tradiciones espirituales como las gnósticas, sumergiendo a Europa en la oscura edad media. El hito del comienzo de esta etapa de decadencia espiritual, moral y hasta incluso social, fue marcado por la muerte (415 d.C.) de la filósofa, matemática y astrónoma neoplatónica, Hipatia de Alejandría.

En anteriores entradas empezamos a profundizar en los conocimientos sobre el origen y el sentido de la vida en la Matrix, así que vamos a refrescar lo visto hasta ahora, compartiendo de nuevo los anteriores artículos de la saga:

LAS RELIGIONES COMO INVENTOS ARCÓNTICOS

Los evangelios gnósticos de Nag Hammadi, citados en el anterior artículo de esta saga, nos advierten sobre el dios de la Biblia hebrea, el demiurgo o Yaldabaoth. Descrito como una entidad impostora que se autoproclama dios, sus intereses van en contra de la Humanidad. El propio término demiurgo significa literalmente – medio trabajo – o – con medio poder –, porque sólo puede imitar lo que ya existe, no puede crear.

Pero se trata de un mero jerarca de los llamados arcontes y también es conocido como Saclas (“el loco”), Samael (“el ciego”) o Yaldabaoth para los gnósticos. Es el Yaveh o Jehová bíblico del Antiguo Testamento, adorado por millones de judíos, cristianos y musulmanes. Es un impostor que dice ser el creador del mundo conocido y exige una obediencia servil del ser Humano, para dinamitar nuestra imparable e inexorable evolución espiritual y el destino de la Humanidad.

Según los escritos gnósticos, Yaldabaoth eligió al Abraham hebreo para hacer un pacto con él y así comenzó el origen de las manipuladoras religiones monoteístas. Éstas han devastado nuestro mundo y son la causa principal de la mayoría de los problemas que actualmente aquejan a la Humanidad.

Abraham e Isaac

Un ser interdimensional le pidió a Abraham el sacrificio satánico de su hijo.

LOS SERES INTERDIMENSIONALES SABEN QUE SU PENSAMIENTO TIENE PODER, QUERIDO LECTOR

Ya conocemos la premisa de que el pensamiento tiene poder y la palabra, aún más. La ciencia moderna acepta que detrás de la estructura conocida como el mundo físico hay una red de energías que interaccionan entre sí y dan lugar a lo que llamamos materia. El pensamiento es una forma de energía y por tanto tiene la misma potencia. Esta es la razón por la cual tantas tradiciones advierten sobre el control del proceso de pensamiento. Y aunque pensar y hacer son cosas diferentes, el pensamiento tiene sus efectos

Muchos de estos pensamientos son fugaces, pero cuando se les unen las emociones y la memoria, se convierten en algo más que pensamientos: se transforman en formas de pensamiento. Estas formas de pensamiento pueden existir más allá de cuando se piensan y asumir una existencia independiente dentro de la mente del pensador, como en el caso de los pacientes psiquiátricos. Pueden influir en la memoria y condicionar nuestra percepción de la vida cotidiana. 

Es posible que estas formas de pensamiento sólo existan dentro de la psique del neurótico o del inestable esquizoide, pero nuestras vidas están condicionadas por las formas mentales que nosotros hemos creado en el pasado. Es decir, vemos el presente filtrándolo a través de formas mentales creadas en la infancia, e incluso en vidas pasadas (véase esquemas mentales en nuestro post sobre el inconsciente).

LA MENTE COLMENA DE LOS SERES INTERDIMENSIONALES

Los famosos memes son esas ideas contagiosas que se diseminan de forma viral, transmitidos de una mente a otra. Los memes funcionan de la misma manera que los genes: se propagan a través de redes de comunicación y del contacto cara a cara. Sin embargo, el pensamiento va mucho más allá. Las formas de pensamiento pueden ser como los memes, se pueden propagar por grupos de personas, pero incluso en países enteros. De esta manera se instalan a niveles más profundos del inconsciente.

EL INCONSCIENTE COLECTIVO

Los cuentos infantiles, los mitos y leyendas son formas de pensamiento, los memes del pasado. Si bien fueron transmitidos de forma oral o por la palabra impresa, ahora los MASS MIERDA e internet, pueden llegar a saturar la mente y hacer que esa idea o pensamiento pase a formar parte del inconsciente colectivo.

Esto es excepcionalmente peligroso, ya que las formas negativas y violentas pueden llegar a controlar grupos, incluso naciones. Esto genera violencia y agresión, como lo vivido a lo largo del pasado s. XX. Estas mentes colectivas son realmente formas de pensamiento fuera de control y son conocidas en la tradición gnóstica como arcontes.

Hay multitud de arcontes viviendo tanto en nuestras mentes como en el inconsciente colectivo. Pero no sólo existen estos seres interdimensionales en la mente inconsciente colectiva, también pueden crear una brecha en el mundo astral a través de la cual pueden colarse en la Matrix 3D y controlar las formas mentales creadas.

NO LES ENTREGUEMOS NUESTRO PODER

Aunque su origen primigenio sea La Fuente Original (esto puede ser algo complicado de comprender si no borra de su mente todo lo aprendido hasta ahora), los arcontes son de alguna forma productos de la Humanidad. Son animados por los llamados espíritus caídos y alimentados por nuestras propias emociones. Pueden controlar e influir en el ser Humano, de hecho, controlan a las naciones y a sus gobiernos dementes y corruptos.

En la literatura gnóstica, estos seres interdimensionales pueden aumentar así en poder y se convierten en Potestades, entidades que controlan naciones. Los seres Humanos piensan que están adorando a La Fuente Original, pero la realidad es otra. Estamos alimentando a un dios falso, un arconte que hemos creado a partir de nuestra propia ignorancia. La Humanidad cayó en la trampa de la religión exotérica (exterior). La literalidad y el extremismo, son productos de interpretaciones incorrectas, de forma interesada, de la verdadera tradición espiritual.

Arcontes y seres interdimensionales

Los seres interdimensionales son capaces de modificar su forma.

ESPÍRITUS CAÍDOS

Estas formas de pensamiento adquieren conciencia propia y, al no estar conectadas a la energía real de La Fuente Original, se hace posible su manifestación en el mundo astral.

Estos espíritus caídos no están armonizados con el universo y por eso dan fuerza a los arcontes. Los convierten así en energías independientes en el mundo astral, en los seres interdimensionales que nos dominan desde dimensiones superiores. Muchas de estas formas se alimentan de sufrimiento y dolor, mientras que otras se nutren del placer, amplificando las emociones para ganar más sustento energético. Son verdaderos vampiros energéticos.

La presencia de los arcontes en la literatura gnóstica es abundante. Se ha mezclado con cuentos de dualismo cosmológico, por lo que se ha llegado a pensar que estos seres interdimensionales fueron el resultado de un error cósmico de la Achamoth o Sophia caída. La realidad es que no hubo error posible, tan sólo una interpretación errónea causada por la ignorancia: no habita el error en La Fuente Original.

LA IGNORANCIA ES NUESTRA PRISIÓN

Pero al mismo tiempo, la ignorancia ha creado un portal a través del cual las entidades caídas pueden entrar y son estos seres interdimensionales los que nos impiden apreciar nuestras propias percepciones erróneas. De hecho, entraron con nuestro permiso en la Matrix, aunque fuera otorgado de forma inconsciente. Por lo tanto, es el ser Humano el responsable de la condición actual de su planeta y de su Alma. 

La cuestión de los arcontes es compleja, porque hay una interacción entre nuestras propias formas de pensamiento y las verdaderas entidades astrales caídas. Las formas de pensamiento permiten a estas entidades interactuar con nuestro inconsciente. Pueden cambiar de forma de acuerdo con el lenguaje de la cultura a través del cual se comunican y, siendo una mezcla de nuestras formas de pensamiento y espíritus caídos, pueden imitar nuestros propios deseos y necesidades ocultas.

Mientras que en la Edad Media existieron demonios, íncubos y súcubos, ahora tenemos alienígenas abducciones para sus experimentos médicos: estos arcontes se han convertido para el dormido ser Humano en extraterrestres. Sin embargo, debemos recordar que son entidades energéticas.

HIEMARMENE O EL DESTINO UNIVERSAL

Hay muchas otras razas de seres interdimensionales dentro de nuestro universo. Parece que un porcentaje de avistamientos de ovnis y experiencias reflejan nuestros propios miedos, terrores, sus necesidades y deseos. Por lo tanto, tienen un origen arcóntico.

El origen de los seres interdimensionales constituye el tema principal de la especulación gnóstica. En general, se acepta que proceden de La Fuente Original. Por otra parte, en los textos gnósticos, el universo -creado por estos seres y dominio de los arcontes- se representa como una inmensa prisión cuya mazmorra más interna es la Tierra, el escenario donde se desarrolla la vida del ser Humano. Alrededor y por encima de ella, están las esferas cósmicas que se encuentran dispuestas como conchas concéntricas cerradas.

Son siete (7) esferas de planetas rodeados del octavo y de las estrellas fijas. Esto implica que el ser Humano está separado de La Fuente Original por estas entidades o seres interdimensionales. Los arcontes gobiernan colectivamente el mundo y cada uno individualmente en su esfera es un guardián de la cárcel cósmica. Su tiránico gobierno del mundo se llama Hiemarmene o destino universal. Y este destino universal es la esclavitud del ser Humano.

Extraterrestres, grises, ¿seres físicos o espirituales?

Los grises son unos tipos de seres interdimensionales, a su vez, vasallos de otros tipos, los reptilianos.

CÓMO ESCAPAR DE LA MATRIX DE LOS SERES INTERDIMENSIONALES

Como guardianes de su esfera, cada arconte prohíbe el paso a las Almas que buscan ascender después de la muerte, con el fin de evitar su escape de la Matrix y su retorno a La Fuente Original. Y aunque no lo sean, parecen bastante reales, pero para nuestras moldeadas percepciones, son reales para todos los efectos.

La única manera de escapar del Hiemarmene es dándonos cuenta de que nosotros mismos hemos creado las rejas de la prisión. Los arcontes y el demiurgo son creaciones de la ignorancia del ser Humano, pero a su vez son utilizados por los espíritus caídos para obtener loosh. No somos los únicos depredados en esta cadena trófica energética.  

En este vídeo de JACONOR 73, Javier nos explica cómo Jehoshua nos dio la fórmula para escapar de la Matrix:

 

MÜLLER&P´REZ

Si le ha gustado el artículo DE SERES INTERDIMENSIONALES (PARTE IV)”, compártalo. También puede suscribirse al blog para recibir por correo las notificaciones de las nuevas entradas y noticias. ¡Ah! y recibirá gratuitamente el “Compendio de Terapias Naturales”.

¿Le fue útil este artículo?

Pulse una estrella para calificar

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos 13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *