PANAX QUINQUEFOLIUS. EL GINSENG AMERICANO

Ginseng americano
5
(8)

El Panax Quinquefolius o Ginseng Americano es una herbácea perenne de larga vida. Crece en los frondosos bosques del este de USA y Canada, aunque también se puede encontrar en el norte de Asia. Es apreciado por su raíz carnosa y sobre todo, por su similitud con el Panax Ginseng. Por estos motivos, se ha cosechado tanto legal como ilegalmente y se ha exportado mundialmente desde el s. XIX.

En el presente artículo sintetizamos los resultados de numerosos estudios, que evidencian el alto potencial del Ginseng Americano para inducir efectos beneficiosos en la salud de los seres Humanos. De la amplia gama de acciones beneficiosas para nuestra salud destacan su actividad antimicrobiana, hipoglucémica, antiinflamatoria, antioxidante y antitumoral. Y muchas más que desarrollamos a continuación. 

CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL GINSENG AMERICANO

Crece en los frondosos bosques del este de USA y Canadá, aunque también se puede encontrar en el norte de Asia (sobre todo, China, ¡cómo no!). Habita principalmente en zonas que van desde Georgia, Lousiana, Arkansas y Oklahoma en USA, hasta Quebec a Manitoba en Canadá. Los mayores latifundios de cultivo están en Wisconsin (USA).

Las hojas individuales presentan diversas formas (desde ovaladas hasta en forma de lanza). En primavera-verano aparecen unas pequeñas flores de color blanco, seguidas por pequeñas bayas, primero verdes (julio y agosto), que alcanzan su madurez (tornándose rojas), entre agosto y noviembre. Sus bayas contienen semillas y las raíces tienen un color blanco carnoso, siendo estas últimas, la materia prima del Ginseng Americano usado en la farmacopea.

La composición química y el contenido de compuestos activos del Ginseng Americano varía en función del lugar donde se cultivó o creció de forma salvaje. Por ello presentan diferentes actividades beneficiosas para la salud. Además, muchos informes confirman que con la edad de la planta, el contenido de ginsenósidos (fitoquímicos propios del Ginseng Americano en forma de saponinas) aumenta. 

La cosecha se realiza después de cuatro años desde la siembra. Sin embargo, hay que subrayar que el que crece de forma silvestre suele recogerse al octavo año de crecimiento o incluso después el contenido de ginsenósidos aumenta). También cabe mencionar que, como decíamos más arriba, los ginsenósidos se encuentran mayormente en las raíces, aunque aparecen también en otros órganos de la planta, como los frutos, los tallos, las hojas e incluso en pequeñas cantidades, en las semillas. 

Bayas de Panax quinquefolium

Bayas de Panax Quinquefolium.

FITOQUÍMICOS

Desde el origen de los tiempos, el hombre ha usado las plantas para la protección de la salud y como tratamiento de las enfermedades. Y las sustancias presentes naturalmente en las plantas, causantes de tales beneficios, son los llamados fitoquímicos

Éstos no tienen función energética ni nutricional, pero son los encargados de darles a las plantas tanto olor, como sabor y color. Cada vez son mas los estudios que demuestran los beneficios que aportan a la salud, principalmente su poder antioxidante (cardioprotector, por tanto) y su posible papel en la prevención del cáncer (mediante la conversión de sustancias potencialmente cancerígenas en otras no peligrosas).

BENEFICIOS GENERALES DE LOS FITOQUÍMICOS

Poseen un amplio espectro de actividad: desde el mantenimiento del sistema inmunitario, hasta siendo precursores de vitaminas (como los carotenoides, de la vitamina A o los tocoferoles, de la vitamina D), colaborando por tanto en el mantenimiento de una visión normal y de la integridad de sistema óseo y epitelial. 

Ejemplos conocidos son los fenoles, como las isoflavonas (fenol flavonoide) o los resveratroles (polifenol no flavonoide); los terpenos, como los carotenoides (vitamina A) o las saponinas (no carotenoide); y los tocoferoles (vitamina E). 

FITOQUÍMICOS DEL GINSENG AMERICANO

El Ginseng Americano es buen un ejemplo de planta rica en fitoquímicos. Se ha documentado que sus ginsenósidos tienen una amplia gama de acciones beneficiosas para nuestra salud. Poseen actividades biológicas que dan lugar a efectos antimicrobianos, hipoglucémicos, antiinflamatorios, antioxidantes y antitumorales.

Actualmente se está prestando especial atención al estudio del metabolismo de los ginsenósidos por la microbiota intestinal y se analiza la acción en el sistema gastrointestinal.

También se observó que su uso disminuía el riesgo de enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas. Se ha sugerido un potencial terapéutico frente a la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y está reconocida su valía para paliar los desagradables efectos de la menopausia.

Flor del Ginseng americano

Flor del Ginseng Americano.

GINSENÓSIDOS

Como hemos dicho, los ginsenósidos son unas saponinas del grupo de los glucósidos. Éstos últimos, son compuestos formados por agliconas (parte no azucarada) y una o varias cadenas de azúcares. Los ginsenósidos están presentes en hojas y raíces, pero también en tallo y frutos de la planta. Los más importantes son el Rb1, Re, Rd, Rg1 y el Rb3, que constituyen más del 70% del contenido total de ginsenósidos del Ginseng Americano.

El Ginseng Americano es una fuente de ácidos grasos insaturados, incluido el importante ácido linolénico, ya que su consumo disminuye la frecuencia de enfermedades crónicas como la arritmia y la artritis.

Además, sus raíces contienen polisacáridos y un estudio analítico de la composición de un nuevo azúcar descubierto en las raíces del Ginseng Americano, dictaminó que estaba compuesto de glucosa y galactosa en una proporción 1:1,15 M (molar). Y esto es interesante porque se observó que obstaculizaba la inflamación mediante la inhibición del NO (óxido nítrico) mediador de la inflamación y las citoquinas, incluido el TNF (Factor de Necrosis Tumoral), la interleucina 6 (IL-6) y la interleucina 1.

Esto subraya el potencial de aplicación del Ginseng Americano en enfermedades relacionadas con la inflamación (léase nuestro artículo Enfermedad Crónica de Bajo Grado), incluida la aterosclerosis (¿le suena, querido lector, la famosa tormenta de citoquinas de la enfermedad de moda?).

OTROS COMPUESTOS

Además de saponinas y polisacáridos, el Ginseng Americano contiene también aminoácidos, fenoles flavonoides, terpenos, aceites volátiles, vitaminas y minerales.

BENEFICIOS GENERALES PARA LA SALUD

El Ginseng Americano mejora la salud Humana mediante la restauración de la homeostasis, es decir, contribuyen a obtener un estado más equilibrado de funcionamiento celular. Por tanto, es un adaptógeno a la altura de los más importantes.

Léase nuestros artículos publicados sobre adaptógenos:

EFECTOS SOBRE EL SISTEMA NERVIOSO

Es capaz de actuar sobre el sistema nervioso y esto se evidenció sobre todo, en estudios con ratones que padecían un polisíndrome con trastorno de ansiedad y EA (Enfermedad de Alzheimer).

PROTECCIÓN FRENTE A ACV/AVC (ACCIDENTE CEREBRO-VASCULAR)

La incidencia y prevalencia de los ACV en general y de los accidentes cerebrovasculares isquémicos en particular incrementan con la edad. Las saponinas del Panax Quinquefolius aumentan significativamente las actividades de regulación de las ROS (Especies reactivas de Oxígeno) en el tejido cerebral de las ratas. Y esto señala que, gracias a sus propiedades antioxidantes, podría actuar como protección frente a los ictus isquémicos.

RENDIMIENTO COGNITIVO

Se demostró que también es capaz de mejorar el rendimiento cognitivo, mejorando los procesos de memoria (incluso mejoró los procesos memorísticos en pacientes con esquizofrenia y disminuyó los efectos secundarios de los medicamentos antipsicóticos usados en estos casos). 

ANSIOLÍTICO

Algo más del 30% de la población mundial sufre un trastorno de ansiedad en algún momento de su vida. Pues bien, dada la importancia de este padecimiento, es fundamental el descubrimiento de que el Ginseng Americano exhibe un efecto ansiolítico. Después de su administración, se  observó dicho efecto, siendo comparable al de la famosa benzodiacepina con efecto ansiolítico (entre otros), diacepam (Valium®). Pero a diferencia del diacepam, el Ginseng Americano no influía en las capacidades locomotoras.

A su vez, mostró una actividad ansiolítica, tras el daño neuronal resultante después de sufrir un ACV/AVC (Accidente Cerebro-Vascular) isquémico.

raíz de ginseng americano

Raíces de Ginseng Americano.

EFECTOS ANTIOXIDANTES EN LOS TRASTORNOS NEURODEGENERATIVOS

Se sugirió que el Ginseng Americano protegía contra el POF (Fallo Ovárico Prematuro), que es una pérdida de la función ovárica antes de los 40 años. Esto  puede considerarse como un marcador de envejecimiento acelerado. El estudio demostró que el Panax Quinquefolius protegía contra la POF al regular la biosíntesis de la prostaglandina, la ovulación y prevenir el envejecimiento de los ovarios.

Además, los ginsenósidos Rb1 y Rg1, demostraron ser potenciales protectores (por su efecto antioxidante) en las líneas celulares SH-SY5Y, que son un modelo para los trastornos neurodegenerativos (neuroblastoma). Y esta acción es debida al efecto protector contra la disfunción mitocondrial, lo que apoya aún más las propiedades antioxidantes de estos ginsenósidos.  

El uso de las preparaciones de Ginseng Americano en la mejora cognitiva en los trastornos neurodegenerativos relacionados con la edad, sugiere su potencial influencia en la patogénesis de este tipo de enfermedades y en general, en los procesos de envejecimiento dependientes de las mitocondrias.

En conjunto, el uso de las preparaciones de Ginseng Americano con fines de mejora cognitiva en los trastornos neurodegenerativos relacionados con la edad, proporcionan una base para fomentar nuevas investigaciones sobre el potencial real de los ginsenósidos Rb1 y Rg1 como herramientas valiosas en la terapia de estas enfermedades. 

USO EN LA EA (ENFERMEDAD DE ALZHEIMER)

En estos estudios se vio que la administración de extracto de Ginseng Americano genera un efecto neuroprotector, mejorando la función cognitiva.

En la EA, los péptidos beta-amiloide (Aβ) promueven el daño del sistema colinérgico y la disminución de la actividad de la ChAT (colina-acetiltransferasa), enzima fundamental para mediar en la actividad sináptica del sistema nervioso, mediante la producción del neurotransmisor AChE (acetilcolina).

Después de la aplicación de un extracto de Ginseng Americano, se observó un aumento de la producción de AChE y como consecuencia, se plasmó la regulación de la ChAT en el cerebro de los ratones con EA. Por consiguiente, se puede deducir que mejoraron las funciones de memoria y aprendizaje.

USO EN LA EM (ESCLEROSIS MÚLTIPLE) 

La EM (Esclerosis Múltiple) es una enfermedad en auge y es un serio problema para la ciencia médica moderna. Su mecanismo no se conoce del todo, pero su patogénesis está asociada con la sobreproducción de ROS liberados por la microglia y las células inmunes que se infiltran en el SNC (Sistema Nervioso Central), desmielinizando y dañando los axones

El extracto de agua de Ginseng Americano redujo los signos clínicos de la EAE (Encefalomielitis Autoinmune Experimental) en ratones, un modelo animal de laboratorio de EM.

El ginseng también redujo el alcance de la desmielinización. Esta mejora de los síntomas relacionados con la EM se asociaron con efectos que podrían contribuir a la acción antioxidante del Ginseng Americano.

Mejore su salud cerebral con ginseng americano

Mejore su salud cerebral con ginseng americano.

ANTIENVEJECIMIENTO

Como la EM es una enfermedad relacionada con el envejecimiento, se puede especular, por tanto, con los efectos antienvejecimiento del Ginseng Americano. Un estudio informó que el Panax Quinquefolius es capaz de mejorar la memoria a través de la recuperación del AChE y la restauración de otras funciones en el cerebro de las ratas.

El extracto de Ginseng Americano demostró mejorar algunas funciones afectadas por el envejecimiento en las ratas. El envejecimiento está asociado con el aumento de la producción de ROS y el daño producido por éstas en diferentes tejidos, lo que lleva al deterioro progresivo de las funciones vitales básicas (Teoría libre-radical del envejecimiento). Sin embargo, los actuales teorías del envejecimiento no consideran la sobreproducción de ROS como el aspecto decisivo del envejecimiento, pero siguen jugando un papel importante en el envejecimiento.

También mejora las funciones neurocognitivas, que se manifiesta por un incremento en el rendimiento de la memoria. Los efectos beneficiosos en la memoria se deben a su principal ginsenósido, el Rb1. Estos estudios se basaron en el estudio de las funciones neurocognitivas en ratones SAM (Ratones Acelerados por Senescencia). Estos ratones muestran características de envejecimiento acelerado, incluyendo disfunciones cognitivas y pérdida de sinapsis neocorticales, que pueden estar disminuidas en personas de edad avanzada.

DAÑOS INDUCIDOS POR CONSUMO DE METANFETAMINA

Los devastadores efectos del consumo de metanfetamina, también conocida como cristal, speed o meth, han creado una lacra en la sociedad, sobre todo entre los más jóvenes de todo el mundo (especialmente en USA).

Para confirmar el efecto ansiolítico, administraron en ratas, primero metanfetaminas, potente droga psicoestimulante (excitante) y después, extracto de Ginseng Americano. Tras su administración, se logró mitigar la ansiedad causada por el uso y la deprivación (abstinencia) de dicha droga.

Por tanto, el uso del Ginseng Americano sería interesante en la protección de la neurotoxicidad inducida por la metanfetamina. Y sobre todo, podría ser usado en el tratamiento de los trastornos neurológicos inducidos por el abuso de esta peligrosísima droga.

EFECTOS SOBRE EL SISTEMA DIGESTIVO

La administración de Ginseng Americano en ratones demostró que tenía varios factores protectores en el sistema digestivo:

EFECTOS SOBRE EL SISTEMA CARDIOVASCULAR

Diversos son los efectos de la administración de Ginseng Americano (en ratas):

  • Reduce la presión arterial en ratas hipertensas.
  • Inhibe la hipertrofia en la insuficiencia cardíaca (mediante la regulación de las ROS).
  • Disminuye la función contráctil cardíaca, lo que resulta en una reducción de la frecuencia cardíaca mantenida durante 24 h.
  • Inhibe la hipertrofia e insuficiencia cardíaca inducidas por el isoproterenol (fámaco usado en el tratamiento del asma), atenuando la respuesta cardiaca a la liberación de adrenalina (taquicardia) tras dosis altas de dicho fármaco
  • Tiene un efecto preventivo contra la cardiomiopatía, mediante la inhibición del estrés oxidativo. También protegió del daño miocárdico por reperfusión mediante una mayor regulación de la acción de la iNOS (Óxido Nítrico Sintetasa Endotelial. El Ginseng Americano aumentó la expresión de la iNOS e inhibió la apoptosis inducida por la A/R (Anoxia/Reoxigenación) en los cardiomiocitos cultivados. A su vez, disminuyó la apoptosis miocárdica y el tamaño del infarto después de la I/R (Isquemia/Reperfusión) en ratones silvestres.
  • Inhibe la acción de la NOX2, principal forma activa de la NAD(P)H oxidasa, una importante enzima que produce ROS

EFECTO SOBRE EL SISTEMA NEUROENDOCRINO

También tiene un efecto antidiabético y potencial anti-obesidad, ya que aumenta la sensibilidad a la insulina e inhibe la formación de tejido adiposo.

USO EN EL TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD

Mientras que la actividad hipoglucémica del Ginseng Americano es bien conocida, apenas se han abordado sus propiedades anti-obesidad. Por lo tanto, su efecto en la regulación del metabolismo lipídico no se comprende del todo bien.

Se ha sugerido que la administración de ginseng americano podría reducir la absorción de grasas a través de a la inhibición de la actividad de la lipasa pancreática durante la digestión. Por lo que la consecuencia directa sería la reducción de peso y la hiperlipidemia.

Pues bien, se ha observado que el Ginseng Americano inhibe la lipasa, evitando la elevación de triglicéridos en sangre en ratas, después de la ingesta lipídica. De esta forma, se evitó el almacenamiento de grasa en el tejido adiposo y en el hepático, inducido por la dieta. De la misma forma, se comprobó que en cerdos también se inhibía la actividad de la lipasa pancreática.

Como las citoquinas y las adipocinas se liberan del tejido adiposo, la adipogénesis (diferenciación preadipocitaria) juega un papel clave en el desarrollo de la obesidad. Los estudios realizados en ratones mostraron que el Ginseng Americano redujo el crecimiento de estas células preadipocitarias (claves en desarrollo de la obesidad) y la acumulación de lípidos, por inhibición de la adipogénesis. La investigación también reveló un aumento de la adiponectina, enzima clave en la regulación de la insulina.

Recientemente, un estudio mostró los beneficios del extracto alcohólico de Ginseng Americano frente al desarrollo de hígado graso, obesidad e hipertrigliceridemia en ratones, así como frente a la resistencia a la insulina. Estos patrones disfuncionales son parecidos a los que ocurren en Humanos.

Los ratones tratados con Ginseng Americano redujeron no sólo el hígado graso, sino la cantidad de los lípidos circulantes. 

Cultivo de ginseng americano

El Ginseng Americano también se cultiva en el norte de Asia (fundamentalmente en China).

USO EN EL TRATAMIENTO DE LA DIABETES MELLITUS

Los pacientes con DMNI (Diabetes Mellitus No Insulinodependiente de tipo 2) presentan anomalías en la regulación del metabolismo de la glucosa, que les llevan a una hiperglucemia crónica postprandial. Después de la ingesta de alimentos, la glucosa se libera en la sangre debido a la actividad de las enzimas digestivas de los glúcidos (mal llamados carbohidratos): como la α-amilasa y la α-glucosidasa.

El Ginseng Americano es conocido por reducir la glucemia (los niveles sanguíneos de glucosa). Un estudio comprobó que aumenta los niveles de glucógeno hepático e insulina plasmática, mientras que baja la glucemia en ratones diabéticos.

Reduce la glucemia postpandrial

Se creía que el extracto de Ginseng Americano no tenía actividad inhibitoria de estas enzimas. Pero se mostró que aumenta la absorción de glucosa y la sensibilidad a la insulina en los adipocitos, produciendo por tanto un efecto hipoglucémico (una disminución de la glucosa en sangre después de comer).

Mejora la DMNI 

Se observó que el consumo habitual de Ginseng Americano en ratas viejas (22 meses) disminuyó los niveles de ROS. Estos animales también mostraron una mayor actividad de la GPx (Glutatión Peroxidasa) cuya principal función es proteger al organismo del efecto degradante de los hidroperóxidos.

Se llegó a la conclusión de que el efecto antidiabético del extracto de bayas Ginseng Americano (BEAG) podría atribuirse a sus propiedades antioxidantes y el ginsenósido Re.

Además, la preparación de Ginseng Americano al vapor, aumentó considerablemente la HDL (Lipoproteína de Alta Densidad), mientras que los niveles totales de colesterol en plasma y de LDL (Lipoproteína de Baja Densidad) disminuyeron significativamente.

Los autores demostraron que el Ginseng Americano tenía una eficiencia comparable a la de la metformina, un conocido fármaco antidiabético, en la disminución de la reacción inflamatoria de los vasos sanguíneos. 

Los ginsenósidos Rb1 y Re mejoran el estado dismetabólico de los animales diabéticos. El Ginseng Americano previene el estrés oxidativo objetivado por la acumulación del anión superóxido, la expresión de RNAm de la HO-1 (Hemo Oxigenasa 1) y las proteínas reguladoras involucradas en el mantenimiento de la función normal de los vasos cardícos y de la retina de ratones diabéticos.

Por último, gracias al poder antioxidante e hipoglicemiante, mejoraron las funciones cardíacas (complicación diabética) en los animales que recibieron Ginseng Americano. Se observó un efecto beneficioso del extracto alcohólico en las complicaciones diabéticas en modelos de ratones con diabetes inducida en laboratorio.

Puede disminuir la tensión arterial en pacientes diabéticos con HTA

Parece que pudiera ser de interés su uso para disminuir la presión arterial elevada en pacientes diabéticos con HTA (Hipertensión Arterial) concomitante. El Ginseng Americano mejoró en este caso, la rigidez arterial, reduciendo la presión arterial sistólica.

EFECTO ANTITUMORAL

El Ginseng Americano muestra el efecto anticancerígeno mediante la inducción de la apoptosis de las células cancerosas y la reducción de la inflamación local.

Debido a su disponiblidad, precio y la ausencia de los efectos secundarios tan terribles de los citostáticos quimioterápicos, el uso de los fitoquímicos en general y en concreto del Ginseng Americano en la prevención y tratamiento del cáncer, es y debería ser una cuestión de primer orden.

CÁNCER COLORRECTAL

Un amplio porcentaje de los estudios sobre la actividad anticancerosa del Ginseng Americano se centran en el cáncer colorrectal, por ser la segunda causa de muerte por cáncer en mujeres (detrás del mamario) y la tercera en hombres (detrás del pulmonar y prostático). Representa casi el 20 % del total de cáncer en todo el mundo (fundamentalmente en USA) y fue el responsable, por ejemplo, de casi 1.000.000 de fallecimientos en 2018.

Pues bien, el ginsenósido Rh2 mostró un potente efecto antitumoral en el cáncer colorrectal. Se informó que un extracto de raíz indujo la apoptosis (muerte) en las células cancerígenas colorrectales a través del daño mitocondrial.

OTROS TIPOS DE CÁNCER

El extracto de agua de Ginseng Americano modificó las propiedades morfológicas y mecánicas de células del carcinoma hepatocelular humano, mostrando una mayor susceptibilidad a apoptosis.

También se encontró que exhibía una actividad anticancerosa frente a las células MCF-7 del cáncer de mama humano.

QUIMIOTERAPIA

Los graves efectos secundarios de los quimioterápicos, como la genotoxicidad en el caso de la MMC (Mitomicina C) o la nefrotoxicidad en el caso del cisplatino, son limitados en gran medida por el uso de extracto de raíz y extracto de bayas.

RADIOTERAPIA

EFECTOS DE LA RADIOTERAPIA

La radiación ionizante de la radioterapia daña las células, tanto por un efecto directo como indirecto. En la acción directa, la radiación golpea directamente la molécula de DNA, interrumpiendo la estructura molecular. Tal cambio estructural conduce a un daño celular o incluso a la muerte de la célula. Las células dañadas que sobreviven pueden inducir posteriormente a la carcinogénesis u otras anomalías. 

En la acción indirecta, la radiación golpea las moléculas de H2O y otras moléculas orgánicas de la célula, por lo que se producen radicales libres. El resultado de la acción indirecta de la radiación sobre el DNA es el disfunción o la muerte celular. La mayor parte de los daños inducidos por la radiación se deben al mecanismo indirecto, porque el H2O constituye algo más del 70% de la composición celular).

Además de los daños causados por los productos de la radiolisis del agua (es decir, el efecto indirecto), los daños celulares también pueden afectar a las RNS (Especies de Nitrógeno Reactivo) y a otras especies. También pueden producirse como resultado de la ionización de los átomos, sobre todo en moléculas clave como el DNA.

BENEFICIOS DEL GINSENG AMERICANO EN LA RADIOTERAPIA

Lo más importante es que el resultado final de estos efectos directos e indirectos, es el desarrollo de alteraciones tanto biológicas como fisiológicas, que pueden manifestarse incluso décadas más tarde. Por eso la importancia de la actividad del extracto de Ginseng Americano, al proteger los linfocitos humanos irradiados, disminuir los niveles de ROS y aumentar la capacidad antioxidante total. Estos resultados son comparables a los del WR-1065, el estándar de oro de los radioprotectores químicos. 

Dichos efectos se observaron a la hora y media de la irradiación, por lo tanto se puede considerar al Ginseng Americano como sustancia preventiva en la protección radiológica y como tratamiento en los trastornos post-irradiación.

Rodajas secas de ginseng americano

Rebanadas secas de Ginseng Americano.

FATIGA RELACIONADA CON EL CÁNCER (CRF)

Uno de los síntomas más indeseables relacionados con el cáncer y la terapia del cáncer es la conocida como fatiga del cáncer, esa sensación subjetiva y demoledora de cansancio. Ocurre durante el tratamiento y hasta después de la quimioterapia.

No quedó del todo claro si el uso de Ginseng Americano podía mejorar esta sintomatología, pero un poco más de la mitad de los estudios, sugerían que podía disminuir la CRF, con un efecto más marcado durante el tratamiento. Es por esto que sería recomendable y de interés, seguir en la misma línea de estudio.

ACTIVIDAD ANTIMICROBIANA

Se ha comprobado que el extracto de Ginseng Americano tiene una amplia gama de actividad antimicrobiana y es potencialmente eficaz para combatir diferentes cepas de virus.

Ensayos clínicos indicaron una actividad antiestafilocócica, incluso en presencia de SARM (Staphylococcus Aureus Resistentes a Metacilina, antibiótico tipo en su tratamiento). Y dicho efecto apareció con el uso de hojas, raíces  y rizomas.

ACTIVIDAD ANTIMICÓTICA

La proteína quinqueginsina, aislada de la raíz del Ginseng Americano, ejerció varias actividades antimicóticas. En hongos como el Fusarium Oxysporum, Rhizoctonia Solani y Coprinus Comatus y levaduras patógenas como la Candida Albicans, Escherichia Coli o Pseudomonas Aeruginosa. 

CUIDADO DE LA PIEL

Otros estudios indicaron su actividad antimicrobiana frente al Propionibacterium Acnes y Staphylococcus Epidermidis, por lo que podría utilizarse para producir un nuevo modelo de tratamiento antimicrobiano frente al acné.

CUIDADO DE LA BOCA

El Ginseng Americano mostró un efecto inhibidor en el crecimiento del Fusobacterium, el Porphyromonas gingivalis, el Porphyromonas endodontalis y la Prevotella Intermedia, gérmenes involucrados en la halitosis

OTROS EFECTOS ANTIMICROBIANOS

Se demostró actividad antiviral frente al virus HIV-1 (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) por inhibición de la transcriptasa inversa del HIV-1, enzima necesaria para la replicación (multiplicación del virus dentro de las células invadidas). Por tanto, esta enzima es responsable de su existencia, ya que sin replicación, el virus se destruye y no puede infectar otras células.

INFECCIONES DEL TRACTO RESPIRATORIO

En un ensayo clínico realizado en Edmonton (Canadá) y publicado en 2005, se concluyó que la ingestión de un extracto rico en polifuranosil-piranosil-sacárido de las raíces del GInseng Americano en una dosis moderada, durante 4 meses, redujo el número medio de resfriados por persona. Pero no sólo eso, también se redujo la proporción de pacientes que experimentaron 2 o más resfriados, la gravedad de los síntomas y el número de días en que se registraron dichos síntomas de resfriado.

Se comparó con algunos medicamentos antivirales como los del grupo del zanamivir/oseltamivir (Tamiflu®) o la amantadina/rimantadina, que se usan para el tratamiento o la prevención de la gripe. Los resultados fueron comparables y aunque el estudio no se diseñó para distinguir la infección por el virus influenza de un resfriado común, un estudio anterior en el que participaron personas de edad avanzada, indicó que el extracto reducía en un 89% el riesgo relativo de infecciones por gripe (confirmadas en el laboratorio). 

Parece, por tanto, que se trata de un buen tratamiento profilático, incluso una atractiva alternativa al típico tratamiento sintomático de los catarros de vías respiratorias altas. Falta por evaluar la seguridad y eficacia en la población pediátrica y en la inmunodeprimida.

PRESENTACIONES DEL GINSENG AMERICANO

Existen multitud de presentaciones en el mercado con productos que contienen Ginseng Americano, desde polvos, gránulos, hasta el sempiterno té. Hay raíces de ginseng en forma de rebanadas secas desmenuzadas y también extractos o flores secas de esta magnífica planta.

Sus raíces y rizomas se utilizan como suplementos dietéticos, incluso como alimento. En USA hay hasta bebidas y caramelos que contienen extracto de Ginseng Americano.

Extracto seco (polvo) de Ginseng Americano.

Extracto seco (polvo) de Ginseng Americano.

CONCLUSIONES FINALES

Todos los estudios existentes, evidenciaron el alto potencial del Ginseng Americano para inducir efectos beneficiosos en la salud de los seres Humanos. Por ello, debería explorarse más a fondo y así, tener unas recomendaciones nutricionales más precisas, con el objeto de evaluar su valor en la prevención y tratamiento de diversos trastornos, incluyendo el cada vez más frecuente cáncer.

 

MÜLLER&P´REZ

Si le ha gustado el artículo “PANAX QUINQUEFOLIUS. EL GINSENG AMERICANO”, compártalo. También puede suscribirse al blog para recibir por correo las notificaciones de las nuevas entradas y noticias. ¡Ah! y recibirá gratuitamente el Compendio de Terapias Naturales” .

¿Le fue útil este artículo?

Pulse una estrella para calificar

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos 8

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *