PROPIEDADES DEL ROMERO, EL ADAPTÓGENO MEDITERRÁNO

Propiedades del romero
5
(11)

A la par que ha crecido el interés mundial por el uso de plantas medicinales, se ha incrementado el de la industria farmacéutica. Esta industria ha generado una ingente cantidad de estudios que nos revelan las aplicaciones directas de las plantas como agentes terapéuticos. Y las propiedades del romero (Rosmarinus officinalis L.) han sido de las más estudiadas en las últimas décadas. 

En los últimos 20 años ha habido un incremento muy notable en el número de artículos sobre Rosmarinus officinalis L. La seducción por esta planta se ha traducido en la extraordinaria cantidad de investigaciones realizadas desde 2010: una media de 120 cada año. Y es un número que tiende a aumentar.

En este artículo vamos a explorar las diferentes propiedades del romero con base en la evidencia científica disponible que, dicho sea de paso, avala o respalda sus usos tradicionales o aplicaciones etnofarmacológicas. Veremos por qué el romero se ha convertido a día de hoy en una de las fuentes más populares de compuestos bioactivos naturales.

EL ROMERO, LA MARAVILLA MEDITERRÁNEA

El romero (Rosmarinus officinalis L.) es un arbusto de hoja perenne, siempre verde, de flor blanco azulada y que alcanza una altura de aproximadamente 1 m. Aunque es nativa del sur de Europa (en especial, de la cuenca mediterránea) y Asia (regiones sub-Himalaya), hoy en día se cultiva en todo el mundo.

El romero ha sido usado como condimento en la cocina tradicional, junto con otras especies de la familia de las Lamiáceas (tomillo, orégano, etc.), por su elevado contenido en compuestos aromáticos. Además de la utilidad culinaria, esta planta también es muy empleada como remedio medicinal por las poblaciones de las regiones donde crece de forma silvestre.

En la medicina popular se ha empleado como antiespasmódico, analgésico/antiinflamatorio suave, para la neuralgia intercostal, dolor reumático, dolores de cabeza, migraña, insomnio, malestar emocional, agitación nerviosa, depresión, dismenorrea, dolor de estómago, digestiones pesadas, flatulencias, problemas de la memoria y para la fatiga física y mental.

Además, los aceites esenciales de romero, extraídos principalmente de las flores, se utilizan en medicina popular para tratar heridas menores, erupciones cutáneas, dolor de cabeza, dispepsia, problemas de circulación, pero también como estimulante del cuero cabelludo, expectorante, diurético y antiespasmódico en el cólico renal.

PRINCIPALES CONSTITUYENTES QUÍMICOS

La hoja de romero contiene aceite esencial (1,0-2,5%), cuya composición puede variar de forma notable según el quimiotipo de que se trate, así como de la etapa vegetativa de la planta en el momento de la recolección y las condiciones bioclimáticas. Los componentes más característicos de las esencias son: 1,8-cineol, α-pineno, alcanfor, canfeno, borneol, acetato de bornilo y α-terpineol.

Otros compuestos químicos del romero son: diterpenos fenólicos amargos (carnosol, hasta un 4,6%; ácido carnósico); derivados hidroxicinámicos (ácido rosmarínico, 2-3%), triterpenos (ácido ursólico) y flavonoides.

El análisis fitoquímico del extracto de romero ha revelado que los componentes activos más potentes son los triterpenos, los diterpenos fenólicos y los ácidos fenólicos. En concreto, el el ácido rosmarínico y el ácido carnósico poseen los efectos medicinales más amplios y potentes.

Propiedades y beneficios del romero

ACCIÓN FARMACOLÓGICA GENERAL

Diferentes investigaciones han revelado las interesantes propiedades del romero: colerética, colagoga, hepatoprotectora, antimicrobiana, antiinflamatoria, antioxidante, antiapoptótica, antitumoral, antiinflamatoria, antinociceptiva, neuroprotectora, inmunomoduladora, antidepresiva y antidiabética.

Los efectos citados junto con su capacidad de mejorar la resistencia física y mental, combatir la fatiga, fortalecer la memoria, el aprendizaje y el estado del ánimo le han valido al romero el título de adaptógeno mediterráneo. Recuerde que el concepto de plantas adaptógenas ha evolucionado y ya no solo se caracterizan por incrementar la resistencia física y mental frente a los agentes estresores, sino que incluyen propiedades como la neuroprotectora, antioxidante, anticancerígena, hipoglucemiante e hipolipemiante, entre otras.

Algunos constituyentes del romero, especialmente el ácido carnósico, carnosol, ácido rosmarínico y ácido ursólico, han sido objeto de estudio para aplicaciones en muy diversos campos: síndrome metabólico, depresión, Parkinson, trastornos cognitivos, cáncer e inflamación.

Profundicemos un poco en las más importantes propiedades del romero.

PROPIEDADES DEL ROMERO

APARATO DIGESTIVO

Las propiedades del romero sobre el aparato digestivo son las más reconocidas y populares. En experimentación animal, el extracto hidroalcohólico de romero ha demostrado tener actividad colerética y colagoga, mientras que el extracto acuoso reduce de forma significativa la hepatotoxicidad inducida por diferentes productos. En general, la hoja de romero posee, fundamentalmente, acción colerética y colagoga y hepatoprotectora.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la Cooperativa Científica Europea de Fitoterapia (ESCOP) aprueban el uso por vía oral de los preparados romero, incluyendo su aceite esencial, para el tratamiento sintomático de trastornos digestivos, particularmente los debidos a deficiencias hepatobiliares, así como en caso de espasmos leves del tracto gastrointestinal.

Beneficios del romero para la digestión

ACTIVIDAD ANTIOXIDANTE

Las especies reactivas de oxígeno, como el peróxido de hidrógeno, el anión superóxido y el radical hidroxilo, se producen inevitable y naturalmente en el organismo humano durante los procesos metabólicos. El exceso de estas especies reactivas, superior a la capacidad neutralizadora de los sistemas biológicos antioxidantes, genera un estrés oxidativo que puede causar daños funcionales y estructurales, envejecimiento y muerte celular.

De ahí el importante papel que los antioxidantes desempeñan en la prevención y el tratamiento de enfermedades asociadas con el daño oxidativo, como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas.

Los estudios in vitro sobre los principales compuestos del romero han demostrado su potencial antioxidante, estrechamente relacionado con otras actividades biológicas como la anticancerígena.

En otros estudios, llevados a cabo en modelo animal, se observó un incremento de la actividad de los antioxidantes endógenos, tales como la catalasa, el glutatión peroxidasa, la superóxido dismutasa y la óxido nítrico sintasa, en tejidos cerebrales y cardíacos después de la suplementación con aceite esencial de romero. Esta mejora antioxidante se tradujo en una disminución del estrés oxidativo.

ACTIVIDAD ANTITUMORAL

Dado que el romero es rico en compuestos fenólicos, muchos estudios se han centrado en su potencial actividad antitumoral. Se ha evidenciado que los polifenoles son potentes compuestos antioxidantes, capaces de modular el crecimiento y la diferenciación celular y, por lo tanto, interferir con el desarrollo y la progresión del tumor.

Concretamente, el ácido carnósico y el carnosol, diterpenos presentes en altas concentraciones en las hojas secas de romero, son los compuestos activos que poseen una mayor relevancia antitumoral.

Se cree que la actividad antioxidante del romero, que inhibe la genotoxicidad y protege a las células de carcinógenos o agentes tóxicos, es la responsable de la actividad antitumoral de esta maravillosa planta medicinal.

SISTEMA NERVIOSO

Algunas revisiones científicas concluyen que los componentes activos más importantes del romero, incluyendo el ácido rosmarínico, el ácido carnósico y el aceite esencial, constituyen herramientas naturales prometedoras en el tratamiento de patologías del sistema nervioso que incluyen la enfermedad de Alzheimer, epilepsia, enfermedad de Parkinson, síndrome de abstinencia, la ansiedad y la depresión. 

El ácido rosmarínico parece tener potencial contra las enfermedades neurodegenerativas. Se encontró que este compuesto tenía efectos colinérgicos y neuroprotectores e inhibía la acetilcolinesterasa.

Con respecto a la depresión, aunque la mayoría de estudios se han realizado en modelo animal, se ha informado de una regulación de varios neurotransmisores (dopamina, norepinefrina, serotonina y acetilcolina) y la expresión de genes en el cerebro de ratones como TH, PC y MAPK fosfatasa (MKP-1).

En nuestra opinión, la actividad antiinflamatoria del romero, que abordaremos más adelante, también podría estar involucrada en su potencial antidepresivo y contra los trastornos de ansiedad. Lea nuestro artículo sobre la inflamación como factor causal de la depresión y la ansiedad

Rosmarinus officinalis para la memoria

Rendimiento cognitivo

En 2012, un estudio cruzado, aleatorizado, controlado con placebo, doble ciego, trató de determinar los posibles efectos del polvo de hoja de romero en el rendimiento cognitivo de personas mayores. Se informó de una mejora significativa de la velocidad de la memoria y el tiempo necesario para recuperar información de manera efectiva tanto de la memoria episódica como de la memoria de trabajo. Pero, lo más interesante es que estos resultados positivos se obtuvieron con dosis muy bajas (750 mg), las que normalmente se utilizan en el consumo culinario.

En un estudio doble ciego aleatorizado de 2018 sobre estudiantes universitarios, la administración de 500 mg al día de polvo de sumidad florida de romero produjo una mejora significativa de la memoria prospectiva y retrospectiva. Además, se informó una reducción de la ansiedad, la depresión y una mejoría en la calidad del sueño.

Incluso la inhalación de los aromas de romero son eficaces herramientas terapéuticas. En un estudio, la inhalación de aceite de romero en 144 voluntarios sanos indujo efectos subjetivos en el estado de ánimo, así como efectos objetivos en el rendimiento cognitivo. En otro estudio, el aroma del aceite de romero mejoró el rendimiento de los estudiantes en época de exámenes, lo que se cree que fue debido a la mayor eliminación de radicales libres y disminución de los niveles de cortisol.

ACTIVIDAD ANTIINFECCIOSA

Hasta 2014, la mayor parte de los estudios se centraron en la actividad antiinfecciosa del romero. Se ha demostrado que el aceite esencial exhibe propiedades antibacterianas, antiparasitarias, antifúngicas e insecticidas. También se encontró que el ácido carnósico mostró actividad antiviral contra el virus sincitial respiratorio humano. Estas propiedades evidencian ponen de relieve que el romero constituye un remedio muy a tener en cuenta para el control de las enfermedades humanas de origen microbiano.

Los estudios experimentales in vitro han informado del efecto sinérgico entre los diferentes compuestos químicos del aceite esencial del romero sobre las bacterias y hongos. Estos estudios se realizaron con el aceite esencial frente a bacterias Gram positivas (Staphylococcus epidermidis, Staphylococcus aureus y Bacillus subtilis), tres bacterias Gram negativas (Proteus vulgaris, Pseudomonas aeruginosa y Escherichia coli) y dos hongos (Candida albicans y Aspergillus niger). En todos los casos se informó una pronunciada actividad antibacteriana y antifúngica del romero.

ACTIVIDAD ANALGÉSICA Y ANTIINFLAMATORIA

La medicina popular ha empleado las propiedades del romero para el tratamiento del dolor abdominal y las enfermedades inflamatorias respiratorias, como el asma bronquial. También, por vía externa ha sido utilizado para los dolores reumáticos y neurálgicos.

Algunos estudios experimentales han informado sobre las actividades antiinflamatorias y analgésicas del aceite esencial y otros componentes activos del romero como el ácido carnósico, el carnosol, el ácido ursólico, el ácido rosmarínico y el rosmanol. Se ha evidenciado que todos exhiben actividad antinociceptiva (reversión de la sensación subjetiva de dolor), hasta el punto de que algunos principios activos de forma individual muestran una potencia similar a la observada con el ketorolaco, un fármaco antiinflamatorio no esteroideo.

En otros estudios in vitro, se observaron reducciones de la expresión de citoquinas inflamatorias (IL-1β, IL-6, TNF-α, etc.), COX-1/COX-2, iNOS y de la producción de óxido nítrico en células de macrófagos RAW 264.7. Estos estudios revelan una aplicación potencial para la prevención de enfermedades inflamatorias.

Desde nuestro punto de vista, los preparados de romero podrían ser de utilidad para combatir la inflamación crónica de bajo grado, insidioso problema de salud que se encuentra en el origen de múltiples enfermedades crónicas y degenerativas. 

HIPOGLUCEMIANTE E HIPOLIPEMIANTE

Diferentes estudios in vivo han demostrado que el romero disminuye la glucosa en sangre.

Otros estudios in vivo e in vitro han revelado que la administración de romero, concretamente de uno de sus componentes, el ácido carnósico, inhibe la lipasa gástrica en el estómago animales. Esta intervención se tradujo en una mejora de los perfiles de triglicéridos.

Un estudio concluyó que los polifenoles del romero pueden inducir la excreción fecal de colesterol total y ácidos biliares. Por esta razón se observó una disminución de la absorción intestinal de colesterol, así como una disminución del nivel de colesterol en plasma. 

Por lo tanto, el romero demostró ser una potencial herramienta en el control glucémico y en la mejora del perfil lipídico.

APLICACIONES POR VÍA EXTERNA O TÓPICA

Por vía externa, los diferentes preparados galénicos de romero (baños, pomadas, alcoholes de romero -macerados- y de aceite esencial), se utilizan como coadyuvantes en el tratamiento de enfermedades reumáticas, neuralgias y alteraciones circulatorias periféricas. También, se emplean para favorecer la cicatrización de heridas y como antiséptico suave.

El aceite esencial posee actividad revulsiva y estimulante de la circulación. Además, constituye un remedio efectivo frente a un amplio número de microorganismos (bacterias y hongos).

Loción capilar de romero

La medicina popular ha usado los preparados alcohólicos de romero como loción para el tratamiento capilar.

MODO DE EMPLEO

La Farmacopea Europea prescribe la hoja de romero desecada para la preparación de los diferentes productos galénicos, así como los aceites esenciales obtenidos por destilación al vapor de la sumidad florida.

Por vía interna (oral), lo más común son las infusiones. Basta con echar de 1-2 g de romero en unos 200 ml de agua hirviendo (un vaso). Después se deja reposar durante 10 minutos, asegurándose de tapar el recipiente para evitar la pérdida de los aceites esenciales volátiles. Se puede consumir una infusión así preparada de 2 a 3 veces al día. Las infusiones también se utilizan tradicionalmente como loción capilar.

La preparación de tinturas o extractos son más complejas, por lo que evitaremos explicar el procedimiento aquí.

Por vía oral también puede usarle el aceite esencial en adultos. Basta con 2 gotas al día.

Por vía tópica, puede prepararse como antiséptico una solución de etanol con aceite esencial de romero al 2%. Para los baños se emplean las decocciones con 20 gramos de romero por litro de agua. Luego se vierte la decocción en un baño de agua caliente y ¡a disfrutar! La decocción consiste en hervir durante unos 5 minutos las hojas de romero y dejarlas reposar otros 10 antes de colar.

También pueden prepararse macerados en alcohol o aceite y emplearse como lociones para el cabello o linimentos para el tratamiento local de inflamaciones y dolores.

PRECAUCIONES

Se han descrito casos de dermatitis de contacto en aplicaciones tópicas de preparados de romero. En cuanto a interacciones medicamentosas, no se han descrito.

La Agencia Europea del Medicamento considera que no existe suficiente evidencia para recomendar el uso de los preparados de romero en niños menores de 12 años. La misma razón emplea para no recomendar el aceite esencial en niños y adolescentes menores de 18 años.

Los preparados de romero no deben utilizarse por vía oral en caso de obstrucción de vías biliares.

Los baños están contraindicados en pacientes con heridas abiertas, lesiones amplias en la piel, fiebre, infecciones graves, inflamación aguda, trastornos circulatorios graves o insuficiencia cardíaca.

Debe evitarse el contacto del aceite esencial con los ojos. El aceite esencial por vía interna puede ocasionar cefaleas, espasmos musculares, gastroenteritis e irritación del endotelio renal, y a dosis altas puede resultar neurotóxico y abortivo.

Si transcurridas 2 semanas persisten los síntomas por los que inició el consumo de un preparado de romero, debe consultar con un facultativo.

REFERENCIAS CIENTÍFICAS

Propiedades antioxidantes y antimicrobianas del romero

Antibacteriano, antioxidante, antiinflamatorio y analgésico

Efectos terapéuticos del romero en el sistema nervioso.

El aceite esencial de romero posee efectos antihiperglucémicos, antihiperlipidémicos y antioxidantes.

Evaluación in vivo de las actividades antidiabética y antioxidante del romero.

Potencial antivírico del ácido carnósico

Revisión de la actividad biológica del romero

El romero como agente terapéutico y preventivo

Efectos anticancerígenos del romero

Propiedades fitoquímicas, antioxidantes y antiproliferativas.

 

P´REZ&MÜLLER

Si le ha gustado el artículo “Propiedades del romero, el adaptógeno mediterráneo”, compártalo en redes sociales. También puede suscribirse al blog para recibir por correo notificación de las nuevas entradas y recibir el “Compendio de Terapias Naturales” gratuitamente. 

¿Le fue útil este artículo?

Pulse una estrella para calificar

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos 11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *