EL GRAN GENOCIDIO INFANTIL

El gran genocidio infantil
4.8
(28)

En estos fatídicos días para la Humanidad se está llevando a cabo un silencioso genocidio infantil y juvenil, tanto de carácter psicológico como psiquiátrico, del que muy pocos están alertando. Los contados psicólogos y psiquiatras que advierten al mundo son silenciados, poco escuchados u ocultados bajo las toneladas de fake news que los MASS MIERDA vierten cada día (información basura para alienar a las masas borreguiles). La gran estafa de la pandemia no es sino una gran cortina de humo para la imposición dictatorial de la esclavitud.

Salvo honrosas excepciones, pocos están alzando la voz para despertar a la Humanidad y menos aún los trabajadores de la salud (aunque deberíamos decir mercenarios). Éstos se han convertido en auténticos cómplices de la tribulación tecno-sanitaria y han contribuido a una auténtica masacre psicológica y lo más grave aún, psiquiátrica. 

Vamos a analizar los devastadores efectos psicológicos y/o psiquiátricos en los más pequeños, derivados de la mayor PSYOP de la historia. 

LA GRAN PSYOP MUNDIAL

El problema del exponencial aumento de trastornos psicológicos y psiquiátricos afecta al ser Humano por igual, es decir, a todos los rangos de edad. Un estudio publicado a finales de 2020 y realizado por un grupo de investigadores austríacos de la Donau-Uni Krems (Universidad de Krems an der Donau) ha revelado resultados alarmantes sobre el riesgo de la salud mental por el coronavirus.

Textualmente -… la mitad de los jóvenes adultos de entre 18 y 24 años padecen síntomas depresivos…– Sobre una muestra de unos 1500 sujetos, el estudio demostró que el 25% de la población tiene síntomas depresivos, el 23% síntomas de ansiedad y el 18% trastornos del sueño. Además, los parados o desempleados, las personas sin relaciones de pareja y las mujeres, están más afectadas psicológicamente.

Se ha producido un notable deterioro de la salud mental desde la encuesta de septiembre. Estos resultados son alarmantes - Christoph Pieh, jefe de psicoterapia y salud biopsicosocial de la Donau-Uni Krems Clic para tuitear

Los datos se pueden comparar con los recogidos en momentos anteriores a toda esta MISO (Military Information Support Operation) u operación de apoyo a la información militar, también denominada PSYOP (Psychological Operation) u operación psicológica, por supuesto de índole militar. En 2019 sólo un 5% de la población sufría depresión en Austria. Los investigadores austríacos exponen que la situación incluso ha empeorado desde la publicación de su estudio. Pero esto no sólo pasa en Austria, por desgracia es universal.

Genocidio infantil

El gran genocidio infantil de carácter psicológico apenas está asomando.

EL JURAMENTO HIPÓCRITA

Por cada paciente que muere del síndrome de inmunodeficiencia (que es de lo que se trata esta patología de moda), se están dejando de tratar a más de 10 pacientes que morirán por otras causas. La razón es que no están siendo bien diagnosticados (¿qué poca vergüenza es esa del telediagnóstico o diagnóstico por teléfono?). Además, las consultas de los especialistas se retrasan. Tampoco se están llevando a cabo las cirugías necesarias y no se tratan o se retrasa enormemente (incluso se suspende) el tratamiento de patologías tan graves como las oncológicas. 

El manido juramento hipocrático, que todo médico hace cuando se gradúa, se ha convertido en un juramento hipócrita (así lo llama nuestro seguidor y amigo George Gandalf) porque priman los intereses económicos por encima de cualquier otra consideración. La Big Pharma lo controla todo y ha terminado de imponer su cruel dictadura, gracias a los médicos cómplices que ejecutan sus dictados y/o callan. La medicina murió hace tiempo porque los pacientes se transformaron en clientes.

El gran genocidio infantil que se está perpetrando es comparable a la gran matanza de inocentes de Herodes I (74 a.C – 4 a.C.). Incluso a la del Faraón egipcio que amenazó la vida del neonato Moisés (s. XIV a.C.-s. XIII a.C.), cuando ordenó que todo hijo varón fuera echado al Nilo (Éxodo 1:16). Pero ellos no fueron hipócritas y no se escudaron en la salud pública, por el bien de todos.  

Se enfureció terriblemente y envió a matar a todos los niños de Belén y de toda su comarca, de dos años para abajo - Mt 2:16 Clic para tuitear

EL GENOCIDIO INFANTIL POR VENIR

Si tuviéramos que recomendar a algún profesional sanitario que escogiera especialidad, sin duda alguna le sugeriríamos cualquiera que tuviera que ver con la salud mental de los niños. Sería una de las mejores opciones desde el punto de vista económico y de las ofertas de trabajo.

Resulta alarmante la explosión de la incidencia de patologías psiquiátricas en la infancia y adolescencia. Los trastornos de ansiedad, depresión, ideas autolíticas (incluso con ideación suicida), TCA (trastornos de la conducta alimentaria), son las más llamativas. Pero se trata únicamente de la punta del iceberg.

Por supuesto, no van a sacrificar a la gallina de los huevos de oro. Pocos profesionales de la salud avisan de los tremendos y devastadores efectos que para el conjunto de la Humanidad está promoviendo la plan-demia. Tal vez, algún día, deban sufrir en sus propias carnes el mal que están favoreciendo y ocultando. La justicia divina ES perfecta.

Labilidad emocional de los niños

Los más lábiles emocionalmente son los que sufren este genocidio.

LA PSIQUIATRÍA INFANTIL A PUNTO DE REVENTAR

En las unidades de urgencias de los hospitales de los países que tomaron las medidas más drásticas, se están llevando a cabo clasificaciones (triaje) psiquiátricas para poder tratar con prioridad a los casos más graves debido al riesgo de suicidio. Los pacientes clasificados como leves (créannos, ninguno es leve cuando se trata de un niño) son dados de alta sobre la marcha o incluso rechazados. 

El aumento en la incidencia de trastornos psicológicos y patologías psiquiátricas infantiles ha sido del 1000 % y esto no es precisamente algo baladí. Por supuesto, el encierro carcelario llamado confinamiento (término militar y no epidemiológico), el aislamiento social, el uso de bozal y el cierre de centros educativos son los principales responsables. 

Cada vez llegan más niños a los servicios sanitarios y con síntomas clínicos más agudos y graves. Dada la gran avalancha, se está llevando a cabo un triaje de guerra, de modo que los pacientes de menor gravedad son rechazados, a pesar de que en otras circunstancias hubieran requerido ingreso hospitalario. Todo esto ya pasó con las decisiones médicas a la hora de intubar a un paciente (que se demostró una nefasta praxis médica) durante la llamada primera ola de la patología de moda.

Genocidio infantil durante la plan-demia

Juzgue usted mismo y piense si esto no es un gran genocidio infantil.

LAS EDADES INTERMEDIAS, CLAVES EN EL GENOCIDIO INFANTIL

A LOS NIÑOS SE LES PROHIBE TODO…

En toda esta gran operación militar psicológica a escala planetaria, los más afectados son los niños de entre 7 u 8 años y hasta los 12 o 13. Jamás se había observado un aumento tan significativo de signos y síntomas depresivos en los más pequeños.

Algunos presentan síntomas semejantes a los de un adulto depresivo. Niños abatidos, encerrados en sus cuartos y sin ganas de levantarse de la cama para ir al colegio, por ejemplo.

Si a esto le añadimos la evidente falta de ejercicio, con el consiguiente sobrepeso y la aparición de TCA, el genocidio infantil psicológico está servido. En las niñas (pero cada vez más también los niños), sobre todo de edad adolescente, con la creciente presión social, el miedo a engordar las empuja a los cada vez más frecuentes trastornos como la anorexia y/o bulimia. Hay más TCA que nunca; de hecho, las recientemente creadas unidades especializadas, sobre todo privadas, están poniéndose las botas. El negocio es el negocio.

Se les prohíbe ir a los parques públicos a jugar con sus amigos o simplemente practicar sus deportes favoritos. 

… Y MIENTRAS, EN LOS MASS MIERDA

Y eso, mientras usted se entera de que a una cena de aniversario de algún conocido periódico nacional (MASS MIERDA) acuden más de 150 celebridades públicas de todos los estamentos gubernamentales. Todos juntos y revueltos, una mayoría sin barbijo o mascarilla (a pesar de no estar comiendo). Lo puede encontrar fácilmente porque no se ocultan.

Usted no puede reunirse con un cierto número de personas, pero se encontrará en el metro o en el autobús con una interesante aglomeración de personas. Usted no podrá ir a tomarse unas cervezas con sus amigos, pero sí podrá entrar a un banco (cómo no). Le inculcarán que puede contagiarse o contagiar al coger un carro de la compra en el hipermercado y le obligarán a frotarse las manos con un hidrogel (cada vez que entre en un comercio o tienda) y después a ponerse guantes.

Sin embargo, en los cajeros automáticos bancarios, milagrosamente el bicho no contagia. El supuesto germen de moda parece que entiende de fronteras, edades (aunque los gobiernos han abierto una guerra total contra todas las edades), horarios y sobre todo, sitios y lugares. Tendrá que llevar siempre el bozal, pero verá como en la caja tonta, los Messi o CR7 de turno se abrazan y hasta se besan cuando marcan un gol (por supuesto la ligas de los deportes mayoritarios no se paralizan).

Les encanta reírse de nosotros: panem et circenses.

Trastornos de la conducta alimentaria

Parte de este genocidio infantil son los TCA en niñas cada vez más pequeñas, pero también en niños.

SUICIDIO INFANTOJUVENIL EN AUMENTO

La información del aumento de los suicidios provoca un aumento de los mismos. Es un máxima psicológica y se llama el efecto Werther. Con esta gran PSYOP el índice de suicidios ha aumentado. Negocios que se cierran y grandes deudas financieras, ahora impagables porque están reventando la economía a propósito. Sólo en España más de 1.500.000 de personas han perdido su trabajo durante esta estafa sanitaria, más de 130.000 negocios han cerrado sus puertas definitivamente, más de 800.000 autónomos se han tenido que rendir. A día de hoy siguen cerrados más de 300.000 negocios y debido a ello más de 3.500 personas se han suicidado (aunque probablemente las cifras reales haya que multiplicarlas por 3).

Estos datos suponen que más de 11.000.000 de personas se encuentran en el límite de la pobreza, de las cuales más de 2.000.000 son niños. Estos son los datos, juzgue usted mismo. El aumento de trastornos psicológico-psiquiátricos por el confinamiento y las demás restricciones sociales que ocasionan aislamiento físico y psicológico, están siendo las causas.

Pero también han aumentado los suicidios de adolescentes (impensable en otras épocas de la historia). No informar es la política correcta, ¿pero para quién cuando no se ponen los medios para prevenirlos? Piense sobre ello, querido lector.

INDEFENSIÓN ADQUIRIDA EN EL GENOCIDIO INFANTIL

Este artículo surgió tras una conversación con uno de nuestros grandes amigos, Tito B.C. Al hablar sobre lo que se avecinaba, Tito nos refrescó el concepto de indefensión aprendida o adquirida, tomando especial relevancia en la infancia. Había nacido este artículo.

Lo que viva un niño en su infancia y adolescencia marcará para siempre su débil psique aún por formar. Y eso los satánicos que nos gobiernan lo saben. Por eso se están cebando con lo más débiles. Están preparando y adoctrinando a las futuras generaciones.

Los gobiernos centrales delegan su responsabilidad sanitaria (deberíamos decir penal) en los gobiernos departamentales u autonómicos, es la municipalización del poder. Reyezuelos de tres al cuarto, pequeños Herodes campando a sus anchas, como aquellos gobernadores de las provincias romanas palestinas. Someten a su capricho a sus súbditos, de los que creen que merecen ser encerrados en campos de concentración, perdón, ¡ups! quisimos decir -… campos de confinamiento sanitario por su salud…

Y mientras, nosotros estamos delegando nuestra responsabilidad paternal y cognitiva en este poder político dictatorial que va a traer terribles consecuencias. Pensar que los gobiernos miran por los pequeños es de una tremenda inocencia, incluso nos atrevemos a decir que se trata de una gran irresponsabilidad. Los machacan con vacunas, con ideología de género, con subversión ideológica y desde ahora, al igual que a los adultos, con técnicas de indefensión adquirida, pero con un pronóstico más funesto si cabe.

INDEFENSIÓN ADQUIRIDA EN LA WW II

Para comprender el concepto de indefensión adquirida debemos remontarnos a la WW II (Segunda Guerra Mundial). La conducta de los prisioneros de los campos de concentración alemanes es un ejemplo y resulta extrapolable a cualquiera de los campos de prisioneros de la historia.

Unos pocos guardas o carceleros podían controlar a decenas e incluso centenas de prisioneros sin ningún problema. Si usted ha visto alguna película sobre esa época y esa temática, podrá recordar cómo se comportaban los prisioneros. Usted habrá sentido rabia e impotencia al pensar que los reclusos podrían haber acabado con los pocos guardias que los custodiaban, aunque estuvieran armados. Sin embargo, esperaban de forma pacífica, incluso de forma servil y sumisa, el tiro de gracia. Pocos intentaban escapar. 

Cuando una persona equilibrada psicológicamente se mantiene durante mucho tiempo en una relación asimétrica de violencia, dónde nada de lo que se hace tiene el efecto esperado, termina por rendirse porque no saber cómo actuar. Esto provoca pérdida de la autoestima y crea un estado anímico en el que aprende a creer que no tiene ningún control sobre la situación en que se encuentra y que cualquier cosa que haga es inútil. Como resultado de ese interminable proceso sistemático de violencia, la víctima se vuelve muy sumisa y no expresa enojo para evitar los conflictos.

Visto con objetividad y una perspectiva desde afuera, da la impresión de que la persona no quiere defenderse o remediar el problema. La realidad es que intenta adaptarse a los requerimientos de la persona violenta para no ser maltratada, asumiendo un papel de subordinación, con las falsas expectativas de que si se comporta bien no dará lugar a que se la maltrate.

Indefensión aprendida en campos de concentración

Dos guardas franceses controlan a un número muy superior de republicanos españoles en un campo de concentración en Francia.

REPERCUSIONES DE LA INDEFENSIÓN ADQUIRIDA SISTEMÁTICA

Usted, adulto, hasta cierto punto puede gestionar todos los afectos y efectos de la terrible encarcelación a la que estamos siendo sometidos.

En artículos previos, hablamos sobre cómo superar el confinamiento y salir fortalecido. Pero para ello debe estar equilibrado psicológicamente y tener una fortaleza espiritual que poca gente posee. Porque la educación de los últimos decenios, se ha encargado de borrarla. Han tratado de separarnos de nuestra espiritualidad y de Dios.

Lo que actualmente está ocurriendo a nuestra débil sociedad, hedónica, que busca la inmediatez en todo y que no sabe cómo combatir la frustración, resulta demoledor. En una Humanidad muy alejada de los cánones de Epícteto, el estoico de la libertad, es imposible que se encuentren los mecanismos necesarios para salir indemnes de un grave quebrantamiento social como el que nos ocupa.

Pues imagínese en los niños.

Indefensión adquirida como parte del genocidio infantil

El desconocimiento y el miedo, están creando autenticas aberraciones físicas y psicológicas.

INDEFENSIÓN ADQUIRIDA DESDE LAS AULAS

A los niños se les está inculcando que salir a la calle es peligroso para su vida. Estudian en aulas con las ventanas abiertas, aún con el frío reinante en este momento del invierno en el hemisferio norte. En muchos centros educativos incluso sin calefacción, porque es evidente que se despilfarra el dinero en otros menesteres, -… pero eso es otra historia y deberá ser contada en otra ocasión…-

No pueden hablar entre ellos en el recreo ni tocarse, porque están los kapos, perdón, quisimos decir maestros, que regañan y castigan. Aunque no sabemos qué enseñan los maestros, también cómplices de esta aberración. Están colaborando en la deshumanización, ya que el Humano es un ser social y la muerte del espíritu social es el fin de la Humanidad. Y éste es otro de los objetivos satánicos de la agenda 2030.

Se deben colocar en fila, separados en todo momento. No pueden hablar entre ellos para reducir la posibilidad de contagio (la prohibición ha llegado ya a transportes públicos y hospitales, por ejemplo). Pero recuerde a Messi abrazando a sus compañeros cuando mete un gol, todos ellos besándose o a las decenas de programas basura de las TV mundiales. 

Cuando entran en clase, en muchos centros son sometidos a la toma de temperatura infrarroja o, peor aún, láser. La temperatura que se mide en este caso es de superficie y podría ser tomada en cualquier punto de la piel. Sin embargo es tomada en la frente, apuntando con una pistola (claro ejemplo de indefensión adquirida futura) a la glándula pineal (sistema límbico) o deberíamos decir, 6º chakra o tercer ojo.

Termómetro infrarrojo apuntando a la cabeza

Al apuntarnos ahora con un arma simbólica, en el futuro esta indefensión adquirida nos hará ser sumisos.

LAS MASCARILLAS COMO PARTE DEL GENOCIDIO INFANTIL

Capítulo aparte merecen las mascarillas. Los niños deben llevar bozal casi a cualquier edad, a pesar de las evidencias negativas para evitar los contagios o efectos nefastos para nuestra salud (incluso saltándose las recomendaciones de la WHO). Para el ser Humano es básico respirar aire con una concentración de O2 del 21%. Para un niño, que está en pleno desarrollo neurocognitivo, respirar permanentemente durante más de 6 horas al día una concentración de O2 del 17 %, incluso realizando actividades deportivas, resulta devastador a nivel cognitivo a medio y largo plazo. ¿Causa hipoxia el uso de mascarillas? Hasta el más lego en la materia puede darse cuenta de los problemas de la mascarilla: simplemente debe intentar subir una cuesta o unas escaleras o ponerse a correr, a ver lo que aguanta.

Ya saldrán los médicos y científicos mercenarios y publicarán cientos de estudios sobre la aclimatación del ser Humano a las condiciones de hipoxia (como en las ciudades en altura como La Paz) e hipercapnia. Y los MASS MIERDA les darán publicidad. Publicarán artículos que demuestren que cambiándose las mascarillas cada cierto tiempo se contrarresta el aumento de la humedad y el acúmulo de gérmenes: bla, bla, bla. -… Justicia sí pero en mi casa no...- que diría el padre de Jaakob (QEPD). Les garantizamos que los hijos de la élite, no estudian en las mismas circunstancias.

El bozal forma parte del genocidio infantil porque induce sumisión adquirida (representaciones de esclavos en los USA del s. XIX).

El bozal forma parte del genocidio infantil porque induce sumisión adquirida (representaciones de esclavos en los USA del s. XIX).

MASCARILLAS O DEBERÍAMOS DECIR SUMISIÓN ADQUIRIDA

Está más que demostrado que el uso del tapabocas tiene efectos psicológicos, afectando al equilibrio emocional y mental de cualquier persona. Pero es especialmente grave en menores de edad y crítico en el caso de menores de 10-12 años. 

La psique sana se engendra en la relación con los demás y los niños están siendo condicionados a ver en el otro una potencial amenaza. Se les está inculcando el miedo. El uso permanente de barbijos impide el desarrollo normal del proceso educativo y dificulta el desarrollo emocional y cognitivo infantil.

Especialmente grave es la forma de relacionarse, ya que se generan sentimientos de miedo e inseguridad, altamente dañinos para el desarrollo normal y natural de los niños. El hogar se convierte así en el único lugar seguro.

Que un bebe no pueda ver la expresión facial completa es nefasto puesto que no aprenderá la comunicación no-verbal que es tan importante para relacionarse socialmente. 

https://superocho.org/watch/Y5B2HmvdFZnliiP

CONCLUSIONES FINALES 

Indefensión, miedo, frialdad y enroque social (nos va a permitir usar este término ajedrecístico). Deshumanización (adoctrinan sobre el transhumanismo), sumisión y el sesgo cognitivo con un deterioro del desarrollo psicológico normal llegando a lo patológico. Esto es lo que estamos inculcando a los niños y grabando a fuego en los más pequeños. Y esto no es nada gracioso.

Debería aprender cómo sobrevivir el Apocalipsis, porque la Humanidad está abocada a su extinción. Suerte querido lector.

 

MÜLLER&P´REZ

Si le ha gustado el artículo “EL GRAN GENOCIDIO INFANTIL”, compártalo. También puede suscribirse al blog para recibir por correo las notificaciones de las nuevas entradas y noticias. ¡Ah! y recibirá gratuitamente el “Compendio de Terapias Naturales”.

¿Le fue útil este artículo?

Pulse una estrella para calificar

Puntuación media 4.8 / 5. Recuento de votos 28

2 Comments on “EL GRAN GENOCIDIO INFANTIL”

  1. Excelente Publicación. Todo lo que describe es la triste, cruel y deplorable realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *